Nuestra hija es toda una «loca por los viajes». ¡Adora viajar! Y continuamente nos pregunta cuándo vamos a realizar el siguiente viaje. Desde que solo tenía tres meses, nuestra hija ha venido de viaje con nosotros. Siempre hemos querido transmitirle la pasión que sentimos nosotros por descubrir destinos nuevos, pues a nosotros nos encanta viajar, y sobre todo, viajar en familia. En este post, te vamos a contar algunos trucos para fomentar esta pasión.

Hay familias a los que el momento de viajar con niños les produce escalofríos porque lo ven como una misión imposible, sobre todo cuando son pequeños. Pero con un poco de paciencia y organización, los viajes con niños son ¡fantásticos para toda la familia!

Cómo fomentar el amor por viajar en los niños

  • ¡Empieza a viajar ya!

Es fundamental empezar a viajar lo antes posible. Algo que hemos constatado que cuanto antes se empieza a viajar con ellos, antes empiezan a acostumbrarse y resultará más sencillo, a medida que crezcan, salir de viaje con los peques de la casa, pues sabrán cómo comportarse cuando se está de viaje. Por poner un ejemplo, nuestra peque tiene interiorizado desde hace ya muchísimo tiempo que cuando se monta en el avión hay que abrocharse el cinturón y quedarse sentadita en el asiento mientras el avión despega o aterriza.

  • Una maleta para ellos solos

En otro post ya os hablamos de las maletas trunki, que es la que tiene nuestra pequeña viajera como equipaje de mano. Son ideales como equipaje de mano y desde que la tenemos nos acompañan en viajes y escapadas. Su diseño es atractivo para la peque y permite incluso cuando está cansada sentarse en ella. Pero hay otras muchas maletas que son divertidas para los niños, como unas que hemos visto con patinete incorporado u otras que incluso tienen decoración de sus dibujos favoritos.

  • Que preparen su equipaje

Dependiendo de la edad del peque, podemos animarles a elegir qué se llevan y qué no, porque tienen que aprender que todo no lo pueden llevar de viaje. Yo todavía no dejo que Iris prepare sola su equipaje, pero sí es cierto que ella me ayuda cuando lo hacemos. Hace une tiempo preparamos un imprimible para tener todo controlado sobre lo que llevar, pero es para los mayores… Para los más peques, cuando no saben leer, he visto en esta web un imprimible para que los tachen las cosas de la lista.

  • Prepara el viaje con ellos

Cuando son pequeños, no hace falta tanto tener en cuenta sus gustos personales a la hora de organizar el viaje, porque con estar con sus padres, para ellos es suficiente, pero a medida que crecen, seguro que ellos mismos pedirán incluir sitios a visitar en la ruta. El año pasado en nuestro roadtrip por la costa oeste de Estados Unidos decidimos meter en la ruta un par de días de visita a Disneyland California, no porque lo pidiera ella, sino porque imaginábamos que le gustaría visitar este parque dado que le encantan Frozen.

Este verano, además de viajar a Israel y Grecia, viajaremos a Disneyland París porque a ella le hace ilusión y nos lo viene pidiendo desde hace meses… ¡No todo va a ser visitar lugares que nos interesen a nosotros!

  • Una guía o libro sobre el destino o un atlas infantil

Existen en el mercado guías de viaje específicas para niños pequeños. Son como las llamo yo las Lonely Planet para niños, aunque no hay tanta variedad como en el caso de los mayores. Por el momento hay de Nueva York, de Berlín, de Barcelona, de Londres, de Roma, de París, de Estados Unidos, y de China.

Otra buena opción es el libro que os recomendamos hace unas semanas, el de Viajar por el mundo, que de manera esquemática muestra algunas de las cosas que se pueden ver en los destinos. O unos libros de Lonely Planet, de los que ya hablamos, que son como cuentos sobre Nueva York, París y Londres.

También un atlas infantil, o algún puzzle del mundo puede ser una buena opción para que se vayan interesando por lo que hay en el mundo. Nosotros tenemos este atlas de Maeva, del que os hablamos en este post, y este otro pop up de SM.

Otra opción si no existe guía infantil publicada en el mercado es crearles su propia guía, como hace por ejemplo la familia del blog Overseas. Nosotros hemos seguido su ejemplo, y para las vacaciones de este verano, hemos creado nuestra propia guía para la pequeña viajera de Israel y Grecia.

  • Pasaporte lúdico

A falta de un libro o guía infantil sobre el destino a visitar, otra opción para incentivar la pasión por el lugar al que viajaremos con los pequeños es el pasaporte lúdico, del que os hablamos en este post. En el mercado no hemos visto que exista algo similar, pero es muy fácil de crear uno. En nuestro viaje por Emiratos y el Sudeste Asiático del verano de 2018, ha sido todo un éxito.

  • Dáles un mapa

Una vez en destino, aunque no sepan leer, probad a darles un mapa del lugar que visitéis. Cuando entréis en una oficina de turismo, pedid también un plano para los peques. En algunos lugares, incluso os podrían sorprender con que tienen un plano para los niños. En el caso de que no tengan, vale el mismo plano que llevéis vosotros. No es preciso que sepan leer, pero es muy curioso cómo interpretan el mapa… Incluso les sirve para inventarse sus propias historias y como juego.

  • Déjales una cámara de fotos o que tengan la suya propia

A los niños, les gusta imitar lo que hacen los mayores. Y si nos ven que no paramos de hacer fotos, también ellos querrán hacerlas. Déjales (si es posible) tu cámara o prueba a regalarles una. Iris tiene una que le regalamos por Reyes que es del Imaginarium, aunque a menudo prefiere la compacta que tenemos. ¡Menos mal que es antigolpes -y acuática-! Es curioso descubrir cómo ven ellos el mundo y qué es lo que les llama la atención de los viajes.

  • Diario de viaje

Cuando son un poco más mayores, se les puede invitar a hacer un diario del viaje en el que puedan escribir lo que han visto o si no saben escribir, y les gusta dibujar, podrían hacer sus dibujos a modo de diario. También una opción es prepararles un cuaderno para que se lo lleven al viaje y lo vayan rellenando en el camino, del estilo de lo que hacen en este blog.

En nuestro caso, este año, las guías que hemos preparado para ella, las hemos recortado y pegado en un cuaderno, donde además de tener la información, podrá pintar lo que ha hecho cada día.

Disneyland California

  • Incluye en el viaje una actividad o visita que les pueda gustar

En nuestras vacaciones de 2017, el viaje terminaba en Disneyland París, y en las vacaciones de 2016, también incluimos un par de visitas a parques de atracciones: Disneyland California y Universal.

En las escapadas, tratamos también de incluir actividades que le puedan gustar o momentos de esparcimientos, como acudir a un parque en Sofía, o ir a ver cetáceos en Tenerife.

  • Disfruta del viaje

Pero lo más importante es que todos, adultos y niños, disfruten del viaje. Si ellos ven que los mayores están disfrutando, los pequeños también disfrutarán.

¿Todo listo ya para las vacaciones del verano?

Pin It on Pinterest