Hace unos días os daba unas ideas de regalos para niños viajeros. Y hoy quiero hablar de lo que me parece que es la maleta perfecta como equipaje de mano para niños pequeños. Hasta ahora siempre hemos llevado una maleta de las de toda la vida, pero en el próximo viaje nos acompañará una maleta Trunki, que es mucho más que un equipaje porque también sirve de juguete.

La maleta Trunki no es una maleta cualquiera. Cuando digo que es perfecta para niños viajeros como Iris es que en verdad es ideal para ellos. Está pensada especialmente para peques de entre 3 y 7 años. El día que las descubrí, siendo mi hija aún bebé, pensé: «Quiero una para mi peque (ojalá las hubiera también para mayores, jejeje)» porque me parecieron que tenían un diseño increíble y porque podía ser una buena motivación para los niños cuando se sale de viaje en familia.

Desde que la hemos recibido Iris solo quiere jugar con ella y no hace más que preguntar qué cuándo será la  próxima escapada. Ese es su #Trunkideseo para ella: hacer algún viaje en familia todos juntos para poder estrenar su maleta nueva y vivir aventuras todos juntos.

¿Por qué es perfecta la maleta perfecta para niños viajeros?

Porque es una maleta que sirve además de juguete. Por eso, Iris quiere constamente jugar con ella. Ya me la estoy imaginando en un aeropuerto montada en ella. Y es que sirve como correpasillos. Aguanta un peso de hasta 50 kg. Así si el peque se cansa de caminar por los largos pasillos de algunos aeropuertos, puede subirse encima y los mayores podemos llevarles ahí sentados.

No hay que tener miedo a que se pueda romper porque está fabricada en plástico rígido, por lo que es muy resistente, como las maletas de adultos.

Es ligera y fácil de llevar. Apenas pesa 1,7 kg. Se puede llevar colgada en bandolera, o tirando de ella por el suelo gracias a la cinta que tiene. Tiene cuatro ruedas anchas, lo que facilita su transporte. E incluso los niños la podrán llevar sin ningún problema, sin temor a que pueda volcar.

Tiene el tamaño justo para utilizarla como equipaje de mano. Mide 32x20x46 cm y tiene una capacidad de 18 litros. Con estas medidas puedes llevarla con cualquier aerolínea, incluso las low cost. Aunque puede parecer pequeña a priori, no lo es porque por dentro todo el espacio es aprovechable. Tiene también un pequeño bolsillo interior. ¡Es perfecta para una escapada de fin de semana!

En los cierres, tiene protectores de goma para evitar que los niños se puedan hacer daño cuando traten de preparar su equipaje. Y tiene una pequeña ‘llave’ para poder cerrarla.

Son divertidas y con un diseño muy original y atractivo para los niños. Iris cuando vio el catálogo -estas maletas se pueden adquirir a través de su distribuidor oficial en España que es El Bebé Aventurero- tuvo claro cuál quería. Aunque es fan de Peppa Pig -de momento, no hay ninguna que tenga a la cerdita-, también adora a Hello Kitty.

Pero tiene diseños muy variados: de dinosaurio, de autobús londinense, de gato, de vaca, de mariquita, de taxi neoyorkino, de camión de bomberos, de princesa, de jirafa… La verdad es que ¡son todas monísimas y resulta difícil elegir!

En cuanto al precio, no salen más caras que una buena maleta de equipaje de manos para adultos. Tienes modelos básicos a partir de 40 euros, aunque el precio se incrementa y puede ascender hasta los 59,95 € de los modelos más originales.

A nosotros nos parece el regalo perfecto para estas Navidades: es original, útil y muy bonito. ¿A ti qué te parece?

¿Cuál es tu #TrukiDeseo?

Con motivo de estas fiestas se ha puesto en marcha el hashtag #TrunkiDeseo. Iris ha escrito su carta con el suyo. ¿Cuál es el tuyo?

Nota: Agradecer a El Bebé Aventurero por contar con nosotros para ser Embajadores de Trunki estas Navidades.

Pin It on Pinterest