Organizar nuestro viaje en familia a Croacia no fue tarea fácil. Cuando empezamos a investigar este país de los Balcanes, vimos que había multitud de sitios interesantes qué visitar y muchas islas preciosas que merecían la pena conocer. Además, por la forma alargada que tiene resultaba complicado tener pocas sedes para descubrir el país, para no tener que estar todos los días con la maleta a cuesta. Tan solo una cosa teníamos claro: al viajar con una niña pequeña, no entraba en nuestros planes pegarnos una gran paliza haciendo un montón de kilómetros cada día.

Ruta de dos semanas por Croacia, Venecia, Mostar y Kotor

DÍA 1. Venecia

Nuestro vuelo salió temprano de Madrid Barajas rumbo a Venecia con escala en Roma. Tras dejar las maletas en nuestro B&B y comer, comenzamos a recorrer Venecia. Nuestros primeros pasos nos llevaron a la mítica Plaza San Marcos, previo paseo de media hora en Góndola por el barrio de Dorsoudoro, y pasando por uno de los pocos puentes que atraviesan el Gran Canal: el de la Accademia. También aprovechamos para subir al Campanile para tener una visión desde las alturas de la ciudad. Noche en Venecia.

DÍA 2. Excursión a Murano, Burano y Torcello

Ese día nos hicimos con un pase de 24 horas para montar en vaporetto -el transporte por excelencia en Venecia- para poder ir a las islas de Murano, Burano y Torcello. Murano es conocida por sus fábricas de cristal; Burano, por sus coloridas casitas, y Torcello, por ser la isla donde empezaron a vivir habitantes en la zona. Paseamos por la tarde tranquilamente por las cercanías del Puente de Rialto. Noche en Venecia.

DÍA 3. Venecia y rumbo a Croacia

Nos quedaban muchas cosas pendientes como descubrir un poco más el barrio de Dorsoudoro, donde nos alojábamos, entrar en la Basílica de San Marcos (a la que no pudimos entrar por la inmensa cola que había), dar un paseo por los alrededores de Rialto y ver el Mercado de Rialto… A las 16.00 horas teníamos que estar en el muelle de San Basilio para embarcar en el ferry que saldría hacia Rovinj a las 17.00 horas. Llegamos a Croacia a las 21.00 horas, por lo que tras cenar, nos fuimos a dormir. Noche en Rovinj.

Atardecer en Rovinj, Croacia

Atardecer en Rovinj, Croacia

DÍA 4. Visita de Pula y Rovinj

Cogemos un autobús para dirigirnos a Pula donde recogeremos nuestro coche de alquiler. Pero antes, visitamos la ciudad de Pula, y visitamos sus restos arqueológicos que datan de época romana. Con el coche ya en nuestro poder, ponemos rumbo a Rovinj donde pasaremos el resto de la tarde descubriendo esta bonita ciudad de la península de Istria. Noche en Rovinj.

DÍA 5. Visita de Porec y Rijeka

Dejamos Rovinj y vamos a Porec que tiene un precioso casco viejo donde encontramos la Basílica de San Eufrasio que es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Tras la visita, cogemos el coche y paramos a comer en Pazin, un pequeño pueblo de interior de Istria y que tiene un castillo medieval, que es uno de los más grandes y mejor conservados de la península. De allí, seguimos a Rijeka, que no es que sea especialmente bonita, pero hicimos una parada para ver su casco histórico y así, no hacer el trayecto del tirón hasta donde dormiríamos esa noche: Rakovika, a unos 8 km de los Lagos Plitvice, que visitaríamos al día siguiente. Queríamos visitar también Slunj Rastoke antes de ir a Rakovika pero al llegar estaba cayendo el diluvio universal y descartamos la visita.

DÍA 6. Visita a los Lagos Plitvice y Zadar

Uno de los días más esperados. De buena mañana vimos el Parque Nacional de los Lagos Plitvice, uno de los lugares más bonitos de toda Croacia y que están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Hicimos la ruta H y nos llevó 6 horas, parando a comer en el parque. De allí, pusimos rumbo a Zadar, donde recorreríamos su casco histórico. Para finalizar la tarde, vimos uno de los atardeceres más bonitos de nuestro viaje: desde el Saludo al Sol y el Órgano del Mar de Zadar. Noche en Zadar.

Lagos Plitvice

Lagos Plitvice

DÍA 7. Sibenik y Trogir

Dejamos Zadar dirección Split, donde dormiríamos esa noche. Pero antes hacemos una parada por la mañana para visitar Sibenik y su catedral de Santiago, una de las más grandes e importantes de Croacia. La tarde la pasamos visitando Trogir. Noche en Split.

DÍA 8. Split

En un primer momento, este día teníamos pensado ir al Parque Nacional de Krka por la mañana y disfrutar de Split por la tarde. El Parque de Krka es parecido a Plitvice con la diferencia de que en Krka, al contrario que en el otro, uno se puede bañar. Pero el día amaneció algo fresco, unido a que no estábamos al 100% ya que estábamis acatarrados, decidimos tomarnos con calma el día y lo dedicamos por completo a Split. Por la tarde, descansamos un poco en una pequeña cala a pocos kilómetros de Split. Noche en Split.

DÍA 9. Isla de Brac

Cogemos a primera hora de la mañana un ferry (aunque vamos sin coche) de Split a Supetar, en la isla de Brac, aunque el destino final es una de las playas más famosas de Croacia, la playa de Zlatni Rat (el Cuerno de Oro) en Bol, donde pasamos parte del día. La otra parte del día la dedicamos a recorrer Supetar y Bol. Noche en Split

DÍA 10: Isla de Hvar (Stari Grad y Hvar)

Volvemos a coger un ferry, aunque esta vez el coche viene con nosotros, para trasladarnos a otra de las islas más populares de Croacia: la isla de Hvar o la isla de la lavanda, porque es donde más se cultiva esta planta. El ferry llega hasta Stari Grad, pequeña localidad que visitamos primero y donde comemos. La tarde la pasamos en Hvar, la ciudad principal de la isla. Noche en Sucuraj.

Islas Pakleni vistas desde la Fortaleza de Spanjol en la Isla de hvar

Islas Pakleni vistas desde la Fortaleza de Spanjol en la Isla de hvar

DÍA 11: Excursión a Mostar (Bosnia)

Otro ferry nos lleva de vuelta al continente (Sucuraj – Drvernik) y cruzamos la frontera para ir a Mostar por autovía de peaje. Llegamos a la hora de comer a la ciudad bosnia. Visitamos el casco viejo de Mostar, su famoso Puente Viejo y sus mezquitas. Noche en Mostar.

DÍA 12: La muralla de Ston

Abandonamos Bosnia y continuamos nuestro viaje por Croacia. De camino a nuestro destino final ese día que es otra de las islas importantes, Korcula, paramos a visitar Ston y su famosa «muralla china», que es la muralla más larga conservada en Europa. También aprovechamos para probar las ostras, uno de los platos típicos de la zona. Para llegar a donde dormiremos, cogemos un nuevo ferry (Orebic – Dominice). Noche en Korkula.

DÍA 13: Visita a Korcula

Korcula se disputa con Venecia ser el lugar donde nació el famoso viajero y mercader Marco Polo en el siglo XIII. Korcula tiene un pequeño casco histórico rodeado de murallas que se asemeja a Dubrovnik pero a pequeña escala. Tras la visita, nos vamos a dar un baño a la playa de Lumbarda, a siete kilómetros de Korcula. Finalizamos el día visitando Cavtat, donde además, haríamos noche.

DÍA 14: Excursión en el día a Kotor (Montenegro)

Un día más madrugamos. Esta vez para ir a visitar Kotor, una pequeña ciudad de Montenegro, a poco más de una hora de Cavtat (aunque por culpa del paso fronterizo echamos casi dos). Por su belleza está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Kotor se encuentra en medio de una pequeña bahía que es conocida como el «fiordo más meriodional de Europa». Noche en Cavtat.

DÍA 15: Visitamos Dubrovnik

Nuestro último día en el país lo dedicamos a visitar la conocida como la «Perla del Adriático»: Dubrovnik. Es, sin duda, una de las ciudades más bonitas de Craocia. A primera hora de la mañana nos dedicamos a recorrer sus murallas, para luego recorrer su casco histórico que es por completo peatonal. Noche en Cavtat.

Dubrovnik

Dubrovnik

DÍA 16: Vuelta a Madrid temprano

Regreso a Madrid temprano.

Conclusiones

Aunque en dos semanas por Croacia hemos visto muchas cosas, nos hemos dejado muchas otras, también muy interesantes por ver. ¿Qué hubiéramos añadido en caso de tener más días? ¿O si se viaja sin niños pequeños?

  • En Istria solo pasamos dos días, y creo que bien se merecería uno o dos días más para ver ciudades como Piran (aunque es de Eslovenia), Motovun o disfrutar de sus playas.
  • Nos ha faltado tiempo para visitar Zagreb. La capital del país pilla muy a desmano del resto de lugares de interés turístico del país. Al ir con la niña, la descartamos para no hacer tantos kilómetros con el coche ya que íbamos a hacer ya bastantes. Tal vez, en un recorrido de quince días yendo sin niños sería posible incluir una visita a la ciudad.
  • Islas: nosotros hemos visitado Brac, Hvar y Korcula, pero Croacia tiene cientos de islas y había que seleccionar porque era imposible ver todas. Otras que también resultan interesantes y que nos habría gustado visitar de haber tenido más tiempo son las de Rab, Krk, Cres, Pag, Mljet o Elafiti. Nosotros pasamos un día en cada una de las islas que visitamos, pero por ejemplo, en Hvar, nos gustó tanto que de buena gana habríamos prolongado nuestra estancia un día más. Si quieres disfrutar de alguna isla con calma mejor dedícale al menos un par de días.
  • El tiempo dedicado a cada ciudad fue suficiente en todos los casos para ver los lugares importantes.
  • Por la forma que tiene el país, es difícil tener solo uno o dos alojamientos en 15 días. Salvo que no viajes a islas o que vayas y vuelvas en el día, si no quieres cambiar mucho de alojamiento, las bases podrían ser: alguna ciudad de Istria, Zadar, Split y Dubrovnik (o como en nuestro caso, que resulta más barato: Cavtat).
Playa en Lumbarda, isla de Korcula

Playa en Lumbarda, isla de Korcula

  • Todas las ciudades que hemos visitado tienen cascos históricos peatonales, por lo que el coche hay que aparcarlo a las afueras. En todas, hay parquímetros o parkings. A medida que te acercas al centro, el parquímetro suele costar más caro, aunque la ciudad más cara donde dejar el coche con diferencia fue Dubrovnik (vimos que los parquímetros junto a las murallas costaban 40 kn/hora, aunque nosotros conseguimos (aún no sabemos cómo lo hicimos) aparcar gratis casi pegados al casco viejo (ya os contaremos el secreto). En las demás ciudades, los precios solían oscilar entre las 2 kn/hora y las 10 kn/hora.
  • ¿Cuál es la mejor época para visitar el país? Sin duda, en verano, a pesar de que haya más turistas, porque podrás disfrutar de unas playas con agua azul turquesa que nada tiene que envidiar al Caribe. Tal vez para evitar aglomeraciones, los mejores meses pueden ser junio y septiembre, que aunque hay turismo, creo que es soportable.

¿Tienes alguna duda sobre nuestra ruta a Croacia? No dudes en escribirnos y trataremos de resolverla.

Pin It on Pinterest