Un año más llega a su fin… y como es habitual, toca hacer balance. En este caso, balance viajero del año que acaba, que ha sido un poco atípico para nosotros porque solo hemos hecho un gran viaje… pero ¡qué gran viaje! Este año tengo la sensación de que ha pasado en un suspiro, casi sin enterarme. ¿Cómo es posible que ya hayan pasado 12 meses?

Parece que fue ayer cuando viajábamos a Dublín, pero en realidad fue a finales de enero. Yo ya conocía esta ciudad, pero Gustavo e Iris, no. Fue una escapada de cuatro días en las que pudimos disfrutar incluso del Trad Fest, un festival muy popular allí… Aunque la verdad es que no sabíamos que existía y no fue la razón por la que fuimos hasta la capital de Irlanda. Aprovechamos nuestra estancia en Dublín para visitar Glendelough y Powerscout.

El siguiente viaje no fue hasta principios de abril cuando aprovechando que encontramos unos vuelos baratísimos a Ibiza decidimos hacer una pequeña escapada de tres días a la isla para conocerla. Aunque sea un destino típicamente de verano y de fiesta, nos sorprendió muy gratamente descubrir esta isla Pitiusa en coche de alquiler. Nos dejó tan buen sabor de boca sus calitas que estamos deseando conocerlas en verano.

Luego hicimos una escapada familiar a Londres en mayo. Es el segundo viaje con los abuelos tras la escapada a Roma de 2014 y esta vez incluso se unió el tío de Iris. Hicimos un tour básico porque era la primera vez para el resto de familia y alguna visita nueva como un tour para descubrir el Londres más macabro.

Por primera vez este año contamos con todo un mes para las vacaciones de verano, que aprovechamos para pasarlo por completo en uno de los mejores viajes que hemos hecho hasta la fecha. Durante tres semanas del mes de julio hicimos uno de los roadtrips más míticos que se pueden hacer: la Costa Oeste de Estados Unidos, mientras que la última semana la dedicamos a descansar en la Riviera Maya, en México.

Roadtrip Costa Oeste: Lombard Street en San Francisco

Durante el resto del verano hicimos un par de escapadas de fin de semana a Cullera, como suele ser habitual en nosotros.

Después de años queriendo conocer Girona y la Costa Brava, por fin en octubre se pudo hacer realidad. Durante cinco días nos escapamos con nuestro coche a aquella tierra que nos ha encantado. Lo bueno de ir con nuestro coche es que nos permitió recorrer bastante de esa provincia, aunque todavía nos han quedado cosas para otro viaje en el futuro.

Costa Brava: Casas de Onyar

Nuestro año viajero concluyó en el puente de diciembre en el que nos escapamos a tierras francesas a conocer el llamado País de los Cátaros. Con base en la preciosa Carcassonne, recorrimos en nuestro propio coche varios pueblecitos y ciudades de la zona como Toulouse, Mirepoix, Lagrasse y Foix.

Aunque este año no hemos hecho celebración como se debe, en octubre nuestro querido blog cumplió 7 años. La verdad es que en el último trimestre del año nos está costando publicar con regularidad por falta de tiempo. Precisamente dicha falta de tiempo por motivos laborales y familiares es la que nos impidió celebrar como en otras ocasiones el séptimo cumpleaños bloguero.

Para el año que viene esperamos poder retomar el ritmo habitual de publicación y seguir viajando, al menos, tanto como este.

Para 2017, nuestra lista de destinos soñados es:

A nivel internacional, estamos deseando volver a Asia y entre os países que más nos llaman la atención son Malasia y Singapur, Indonesia, Sri Lanka o Maldivas. También tenemos ganas de visitar Cuba o Argentina… En Europa, nos encantaría recorrer Noruega para ver el sol de medianoche o auroras boreales. También cada vez más nos atrae Islandia.

Y nivel nacional, queremos conocer Navarra, A Coruña, Málaga y las Islas Canarias.

¡Felices fiestas y feliz año nuevo!
¡Que en 2017 se cumplan vuestros sueños viajeros!

Pin It on Pinterest