El presupuesto de un viaje siempre depende de varios factores, como el tipo de alojamiento que uno utilice, lo que se coma, las entradas a monumentos o espectáculos a los que se asista o incluso la antelación con la que se reserve. Aún así, como orientación sobre cuánto cuesta un viaje tipo ‘roadtrip’ por la Costa Oeste de Estados Unidos, como el que hicimos nosotros el verano pasado, en este post detallaremos cada gasto.

Aunque el presupuesto que te puedas gastar en Estados Unidos dependerá de muchas cosas, hay algo cierto: no es un viaje barato. De hecho, incluso si lo comparas con Japón, el gasto será bastante mayor en todos los conceptos: empezando por el vuelo, continuando por los alojamientos y terminando por la comida.

Si quieres hacer este viaje, el mejor consejo que podemos dar es que empieces a planificarlo con mucha antelación, o con toda la que te sea posible. Nosotros empezamos a prepararlo solo dos meses antes de la salida del viaje, de ahí que nos haya resultado bastante caro. Dicen que lo ideal es organizarlo con entre 6 y 8 meses de antelación, porque así podrás conseguir vuelos a mejor precio y también los alojamientos más baratos. Tampoco el cambio euro-dólar nos ha beneficiado en esta ocasión.

Presupuesto para tres semanas para dos adultos y una niña de 3 años (precios y cambio 2016)

  • Vuelos: 3.079 €
  • Alojamiento: 2.218,39 €
  • Coche de alquiler: 778,28 €
  • Gasolina: 283,84 €
  • Comida: 1.672,61 €
  • Entradas: 2.035,46 €
  • Otros gastos:
    • Seguro de viaje: 541,30 €

Presupuesto desglosado

Vuelos

A dos meses de la salida, miramos los precios de los vuelos en Skyscanner y no eran nada baratos. Miramos varias opciones: entrar y salir por Los Ángeles, por San Francisco o incluso Las Vegas. También entrar por Los Ángeles y salir por San Francisco y viceversa. Al final la opción más económica y con diferencia era entrar y salir por Los Ángeles, pero con paso por México. Pero hay mucha gente que entra por una ciudad y sale por otra y le sale más o menos igual de precio. Si vas a estar dos semanas nada más por la zona, es quizá la opción que más te interese.

Nuestro vuelos eran con Air France y con escala. A la ida era Madrid-París-Los Ángeles. Y la vuelta, como ya os contamos en el post de preparativos, volvimos pasando por Cancún, donde estuvimos seis días de vacaciones. Así que la vuelta era: Los Ángeles – Guadalajara – Cancún, por un lado y por otro Cancún – Atlanta – Madrid.

Sorprendentemente esta opción con parada en Cancún nos salía unos 400 euros más baratos que si regresábamos directamente desde Los Ángeles a Madrid.

Alojamiento

En la costa oeste de Estados Unidos el alojamiento no es precisamente barato. De media hemos gastado unos 100 euros por noche. En la mayoría de los casos han sido moteles en régimen de solo alojamiento u hoteles sencillos. Solo en cinco sitios, tuvimos el desayuno incluido, pero es muy básico: leche, café, cereales, zumo y algunos bollos o tostadas.

En Los Ángeles y San Francisco hay opciones que no están mal, pero tendrás que reservar con bastante antelación… También lo que hay que reservar cuanto antes es el alojamiento en los parques nacionales porque es de lo primero que se agota.

El alojamiento más caro fue el de Monument Valley, pero fue un capricho. Queríamos alojarnos en el único hotel que hay dentro y eso se paga. Fueron 237 $ la noche, pero el poder disfrutar del amanecer desde la habitación del hotel no tiene precio.

Dónde resulta barato alojarse es Las Vegas, siempre y cuando la estancia no coincida con el fin de semana, que entonces los precios se encarecen bastante. De lunes a jueves te puedes alojar en hotelazos por muy poco dinero.

Alquiler de coche

Nos hemos movido en coche de alquiler con Avis, salvo en San Francisco y Las Vegas que lo dejamos en el hotel aparcado.  Cogimos un coche con maletero grande porque íbamos a tener que hacer muchos kilómetros con las maletas dentro. El carburante es bastante más barato que en España.

Nos costó a todo riesgo 778,28 €. Si se coge con franquicia, el precio se abarata bastante, pero nosotros siempre preferimos cogerlo a todo riesgo para no llevarnos sustos. En esta ocasión no cogimos sillita de retención infantil porque llevamos la nuestra propia: la bootspack de Trunki que nos trajeron los Reyes el año pasado.

Comida

Para desayunar en los hoteles en los que no teníamos esta comida incluida, comprábamos en supermercados. Además, también la mayoría de los días, comprábamos en el super o en áreas de servicio comida para mediodía, platos preparados, bocadillos o ensaladas. Resultaba barato y más rápido.

Comer en Estados Unidos no resulta demasiado caro si comes hamburguesas y comida basura del mismo estilo. Si quieres algo más sano, tocará rascarse el bolsillo. Aunque a menudo a mediodía, comprábamos ensaladas y no salen mal de precio. Pero en los restaurantes, comer por ejemplo un filete es bastante caro. En este post, te recomendamos algunos de los restaurantes que probamos y nos gustaron.

También en el supermercado comprábamos fruta y la verdad es que es un producto caro.

Hamburguesa

Entradas

Junto con el alojamiento y los vuelos, otra parte importante del presupuesto son las entradas. Las más caras son para entrar en los parques temáticos, para montar en helicóptero sobre el Gran Cañón, y para ver el espectáculo del Circo de Sol en Las Vegas.

Ejemplos de precios de algunas de las entradas que cogimos nosotros para dos adultos y una niña:

  • Helicóptero: 464, 95 $
  • Circo del Sol: 241, 59 $
  • Disneyland: 563 $ (para dos días)
  • Universal: 291,85 $
  • Antelope Canyon: 116 $
Roadtrip por la Costa Oeste: Disneyland

California Adventure

Seguro de viaje

En esta ocasión contratamos un seguro de cancelación más médico con Mapfre porque era el único que encontramos que te cubría gastos de cancelación una vez comenzado el viaje. Temíamos que al ser un viaje tan largo, en el que tuvimos que pagar muchas cosas previamente al viaje (muchos hoteles eran de pago antes, o las entradas de muchas atracciones), si ocurriera algo durante las vacaciones, y tuviéramos que cancelar, perdiéramos mucho dinero.

Además, subimos las coberturas médicas porque bien es sabido que la sanidad en Estados Unidos es bastante cara. Así que no cogimos la cobertura básica, sino que ampliamos a 100.000 euros de gastos médicos.

Si no amplías las cobertura y coges un seguro más básico, el precio puede ser bastante inferior al nuestro que fue de 541,30 € para los tres y para que nos cubriera tanto en Estados Unidos, como en México.

Conclusiones

En definitiva, es el viaje más caro que hemos hecho hasta la fecha. Pero es un viaje que hay que hacer al menos una vez en la vida como ya dijimos en nuestro post de impresiones.

También es verdad que si lo organizas con antelación, en los vuelos y alojamiento podrás ahorrar. También si prescinde de entradas caras como montar en helicóptero -aunque nosotros lo recomendamos porque es algo que uno no tiene oportunidad de hacer todos los días-, o de ir a Disneyland o Universal.

Luego es posible ahorrar si en vez de coger coche con seguro a todo riesgo, lo coges con franquicia. O si en el seguro médico, coges una menor cobertura.

Pin It on Pinterest