Si uno de los motivos por los que descartas viajar a Japón es su presupuesto porque crees que es caro, he de negarlo totalmente. Japón no es nada caro, o al menos, a mí no me ha parecido tan caro como imaginaba. Pero como todo, pues depende con qué lo compares. En este post detallaremos el presupuesto de nuestras dos semanas de viaje por Japón con un bebé.

Japón no es caro si lo comparamos con, por ejemplo, Estados Unidos. En nuestro reciente roadtrip por la costa oeste hemos gastado bastante más, y no porque allí hayamos pasado el doble de tiempo, sino porque desde alojarse hasta los vuelos son mucho más caros. También nos resultó mucho más caro alojarnos y comer en Puerto Rico.

Tampoco Japón es caro si lo comparas con algunos países europeos como Francia o Inglaterra… o incluso Noruega (que aunque no lo conocemos, todo el mundo comenta lo desorbitado que son los precios allí). En París o en Londres, nos hemos gastado mucho más en alojamiento o en comer, sin ir más lejos.

Tokio - Japón

Palacio Imperial de Tokio

En cambio, si miras a otros países asiáticos del entorno, ahí si que Japón sale perdiendo en la comparativa. Japón es más caro en general que Tailandia o Vietnam. Así que todo depende con la lente con que mires al país del Sol Naciente.

Presupuesto para dos semanas para dos adultos y un bebé (precios  y cambio de 2014)

  • Vuelos: 1.335,89 €
  • Alojamiento: 1.008 €
  • Japan Rail Pass de 1 semana: 414 €
  • Transportes: 159,91 €
  • Comida: 567,41 €
  • Entradas: 144,29 €
  • Otros gastos:
    • Seguro de viaje: 212,29 €
    • Envío de maletas: 44,82 €

presupuesto-para-japon

Presupuesto desglosado:

Vuelo

Una parte importante del presupuesto se irá en el vuelo. Pero afortunadamente, en los últimos años, volar a Japón es mucho más barato que antes y a menudo salen ofertas. Son muchas las compañías que ofrecen el vuelo. Hasta hace unos meses, no había conexión directa. En el momento de nuestro viaje, en octubre de 2014, solo había vuelos con escala. Nuestros billetes eran con Air France, aunque a la ida volamos con KFL y la vuelta con la propia compañía.

Los vuelos los compramos con solo tres semanas de antelación y el precio fue de 1.335,89 euros para dos adultos y una bebé (en el momento del viaje Iris tenía solo 21 meses) para entrar por Osaka y salir por Tokio. Lo hicimos así para no perder tiempo al tener que regresar al aeropuerto inicial. Además, apenas había diferencia de precio.

Esperando a embarcar hacia Japón

Esperando a embarcar hacia Japón

Alojamiento

Salvo en determinados lugares como Miyajima o Koyasan, el alojamiento en Japón no es demasido caro. En Osaka y Kioto nos alojamos por unos 75 euros de media la noche. En el caso de Osaka, estaba incluido el desayuno pero es de estilo oriental (noodles básicamente). En Tokio, el precio fue un poco mas elevado y de media nos gastamos 90 euros la noche.

En Miyajima y Koyasan resulta más caro alojarse porque no hay demasiada oferta, y como es evidente, lo barato es lo primero que se completa. El precio en Miyajima fue de 100 euros y en Koyasan 129 euros.

Transportes

Para movernos por Japón compramos unas Japan Rail Pass de 7 días para los adultos. La bebé, evidentemente, no necesita ningún tipo de pase, y viaja gratis (hasta los 5 años incluidos, no pagan este tipo de billetes). El precio por adulto fue de 207 euros con gastos de envío de la documentación a casa incluidos.

En Osaka, utilizamos unos pases que nos sirvieron para ir del aeropuerto al centro de la ciudad y para movernos ese primer día. Es el Yokoso Osaka Ticket que se compra vía web y que cuesta 1.500 ¥ -unos 13 euros- por persona.

Nara - Japón

Nara

En Kioto utilizamos los bonos de 24 horas para los autobuses que cuestan 500 ¥ y en Tokio, usamos unos pases diarios para las líneas de Tokyo Metro que se llaman Open Ticket y que cuesta 980 ¥ -unos 8,68 euros) por persona.

Para ir a Koyasan, sacamos un billete de tren que se llama Koyasan World Heritage Ticket, versión regular (que en octubre de 2014 costaba 2.860 ¥ -unos 25 €-).

Comida

Comer en Japón es relativamente barato si comes platos tradicionales japoneses. Dos adultos pueden comer bien por unos 15-20 euros al cambio, o incluso menos. Para los que odien el pescado, han de saber que no solo de sushi viven los japoneses y que hay una variedad enorme de deliciosos platos.

El menú más habitual estará formado seguramente por noodles, ramen, udon, tempuras… Una opción muy barata para comer es hacerlo en los supermercados Family Mart, que venden platos preparados y te los pueden calentar allí mismo. Los japoneses no suelen comer en la calle…, pero a menudo estos Family Mart tienen unas mesitas y sillas para sentarse a comer.

Japón: Fushimi Inari

Japón 2014

En cuanto a la comida internacional, nosotros solo probamos a comer en los fast food Burguer King y McDonald’s, y de precio, son similares a los que puede haber en España.

Entradas

Las entradas más caras fueron las de la Sky Tower en Tokio que fueron 2.060 ¥ por adulto. En general entrar en los templos no es tan caro y cuesta entre 400 y 500 ¥. Y no en todas partes se paga, porque por ejemplo, en los templos sintoistas es gratuita la entrada.

Seguro de viaje

En este viaje, como en todos los que hacemos saliendo de Europa, contratamos un seguro de viajes con Mapfre que costó 212,29 euros, porque entonces no conocíamos Intermundial, que te hace un 20% de descuento si pones el código LOCOSXLOSVIAJES a la hora de contratar tu seguro de viajes.

Envío de maletas

Es la primera vez que hemos utilizado este servicio que es muy habitual en Japón. Lo usamos en dos ocasiones: para enviar las maletas de Osaka a Kioto y de Kioto a Tokio. Es un servicio muy cómodo y muy recomendable, del que ya hablaremos en otro post. Se paga por maleta que se envía y el precio varía también del trayecto a hacer. El precio total de las dos veces que usamos este servicio fue de 44,82 euros al cambio.

Templo Dorado o Kinkaku-ji de Kioto

Ruta de dos semanas por Japón

Conclusiones

En total, dos semanas de viaje por Japón de dos adultos y una bebé de 21 meses fue de 3.886,61 euros. Es incluso posible gastarse menos, sobre todo en el concepto de comidas y entrada. En comida es posible abaratar un poco porque nosotros cuando salimos de vacaciones no solemos contenernos mucho en ese aspecto y comemos lo que nos apetece. Y en el tema entradas, si prescindes de los sitios más caros, también se puede abaratar el viaje.

Además, en tema vuelos, también es posible encontrar billetes más económicos que los nuestros si los compras con mayor antelación que nosotros, porque nosotros al comprar siempre tan a última hora, solemos palmar bastante dinero.

 

Pin It on Pinterest