Cuando viajamos a Fráncfort en diciembre para ver su Mercado de Navidad no teníamos muy claro cuál sería la mejor zona dónde alojarnos durante las tres noches que pasaríamos en la ciudad. Finalmente nos decantamos por el Hotel Concorde, que está junto a la Estación Central de Fráncfort (Hauptbahnhof Frankfurt), por sus buenas críticas en páginas como Tripadvisor y por su ubicación.


Después de estar barajando si alojarnos en los alrededores del Römer, el espacio donde principalmente se instala el Mercado de Navidad, o hacerlo en los alrededores de la estación de tren, finalmente optamos por esta zona por varias razones: uno, el día que llegábamos a Fráncfort llegaríamos pasadas las 23.00 horas, y hay tren directo del aeropuerto a esa estación; dos, es una zona bien comunicada para moverse por la ciudad incluso andando, y tres, como queríamos hacer una excursión a Heidelberg, también necesitaríamos usar esa estación de trenes. La elección, como comentábamos, fue el Hotel Concorde, para el que encontramos en la propia web una oferta de 48 euros la noche con desayuno incluido.

¿Cómo es el Hotel Concorde?

Es un hotel de cuatro estrellas con un diseño moderno y minimalista en su interior y con una fachada de estilo Art Nouveau en su exterior restaurada. Cuenta con un pequeño salón con varias mesas donde sirven cada mañana el desayuno que es de tipo buffet y muy variado que se sirve de 7.00 a 10.00 horas. Hay bastante variedad tanto en dulce como en salado: hay crepes recién hechos, embutido, huevos revueltos, salchichas, miniensaldas de tomate y mozzarela, croissants y otros bolos típicos alemanes, cereales, fruta, yogures casero, hay zumos naturales y te preparan café al estilo que quieras: expresso, capuccino, suizo…

En recepción te facilitan mapas e información de la ciudad. E incluso nos facilitaron un paraguas para el primer que nos llovizneó y no llevábamos. La verdad es que fueron muy agradables y el último día, al marcharnos le regalaron a la peque un papa noel de chocolate que devoró en un santiamén de camino al aeropuerto.

¿Cómo son las habitaciones del Concorde?

Pues son de habitaciones de diseño con todas las comodidades necesarias, entre ellas, la deseada conexión wifi gratuita por todos los viajeros. Otro detalle importante es que cuenta con una amplísima y cómoda cáma. (¡Nada que ver con las estrecheces que pasamos en algunos hoteles de Japón!).

Habitación Hotel Concorde

Habitación Hotel Concorde

Dispone también de un gran sofá, de escritorio con televisión por cable, aire acondicionado, cosas para prepararte de manera gratuita un té o un café, minibar y un baño de original diseño. Y digo original porque las duchas están rodeadas de cristal, por lo que podrías ducharte mientras ves la habitación. Pero si eres celoso de tu intimidad, no te preocupes: hay una cortina para evitar miradas indiscretas mientras te duchas. Además, al igual que en el hotel de Berlín, el WC está separado del resto del baño en un pequeño habitáculo que cuando entras se enciende un sonido como de motor de moto de fondo (supongo que para camuflar otro de tipos de ruidos).

Todos los días reponen las amenities que incluye jabón, champú, bodymilk, gorro de ducha y un pequeño set de costura. También hay a disposición de los huéspedes zapatillas para andar por la habitación. A nosotros, al ir con la peque, nos pusieron cuna de viaje sin coste añadido.

Otra cosa que llama la atención al entrar en la habitación es la iluminación, pues tiene un sistema de luces de diferentes colores, por lo que podrías iluminar el cuarto en rojo, verde, azul o blanco.

Por cierto, los números de las habitaciones no están como suele ser habitual en la puerta o al lado de esta. En este hotel aparecen en la alfombra delante de la puerta.

Ubicación

Como decíamos está al lado de la estación central de trenes de Fráncfort. En concreto, a unos 200 metros. De hecho, hay incluso una salida que da al inicio de la calle donde se encuentra el hotel. En los alrededores hay comercios y restaurantes, aunque al tener incluído el desayuno, no hicimos uso de ninguno.

Desde el hotel se puede ir andando perfectamente a Römer. Se tarda unos 10-15 minutos. También es posible ir andando a la zona financiera y el famoso símbolo del euro del Banco Central Europeo se encuentra a unos cinco minutos del hotel.

Para llegar desde el aeropuerto es muy sencillo y rápido, incluso haciéndolo en transporte público. Hay conexión directa desde el aeropuerto hasta la estación Hauptbahnhof Frankfurt mediante las líneas S8 y S9 de los trenes S-Bahn. El viaje dura unos 11-12 minutos.

El único punto negativo, por sacarle algo malo porque el hotel nos encantó, es que se encuentra al lado del barrio rojo de Fráncfort. Pero tampoco se siente inseguridad por ello. Pero hay que reconocer que en la zona hay muchos sexshops y se ve bastante inmigración, y tal vez, sea algo que no es del gusto de todos.

Valoración

¿Recomendaríamos el hotel? ¡Por supuesto! Su buena ubicación, así como la calidad de las instalaciones y la atención recibida por el personal hace que si volviéramos a Fráncfort nos alojáramos sin dudarlo de nuevo en el Hotel Concorde.

Más información
Hotel Concorde en Fránfort

GPS: 50.1090538, 8.663595600000008

Dirección: Karlstrasse 9 – 60329 – Fráncfort del Meno

Teléfono:+49 (0) 69 24 24 22-0 – Fax: +49 (0) 69 24 24 22-88

Correo electrónico: info@hotelconcorde.de

Web: http://www.hotelconcorde.de/es/

Pin It on Pinterest