En diciembre del año pasado, aprovechamos un fin de semana para ir a visitar Mercados de Navidad en Alemania, una experiencia inolvidable que recomendamos a todos los que les guste vivir el ambiente navideño. Nosotros elegimos la capital financiera de la Unión Europea, Fráncfort, para instalar nuestra base y desde allí hicimos una excursión de un día a la ciudad de Heidelberg, ubicada en el valle del río Neckar.

Qué ver en Heildeberg en un día

Heildeberg es una ciudad ya preciosa por sí misma, pero si la visitas en época navideña, seguro que te gustará más porque en estas fechas está incluso más bonita. Es famosa por tener la universidad más antigua de Alemania, construida en 1386.

En todo el casco antiguo de Heildeberg se puede vivir el ambiente navideño porque en varias plazas encontramos Mercados de Navidad: en la plaza de Bismarck, en la plaza de la Universidad, así como en la plaza del Mercado, en la de Kornmarkt y junto al castillo.

Mercado-de-Navidad-de-Heidelberg-69

Nosotros visitamos la ciudad un domingo, pero si vas un sábado de Adviento, podrás hacer una visita guiada con guías de la ciudad, que al parecer, es muy interesante.

¿Qué podemos encontrar en los mercados de esta ciudad? Pues más o menos lo mismo que en otros mercados alemanes: Puestos con comida, con vino caliente (Glühwein) y chocolate caliente, artesanía, adornos y diferentes elementos decorativo, gorros de lana, bufandas y guantes, y bolas. También para los niños hay actividades: como un tiovivo en la plaza del Mercado y un trenecito en la de Kornmarkt.

Los Mercados de Navidad de Heildeberg estarán abiertos desde el 23 de noviembre al 22 de diciembre. Su horario de domingo a viernes de 10.00 a 21.00 horas y los sábados de 11.00 a 22.00 horas.

Palacio de Heildeberg

Palacio de Heildeberg

Nosotros teníamos intención de madrugar para coger el tren a las 9.00 horas, pero tuvimos un pequeño problema con el despertador y no sonó, y justo a la hora que tendríamos que coger el tren, estábamos despertándonos de manera natural por los pocos rayos de luz que entraban por la ventana del hotel que no tenía persianas (estaba nublado y no empezó a molestarnos antes la luz).

Rápidamente nos preparamos y desayunamos y a las 10.30 horas estábamos cogiendo el tren hacia Heildeberg. Como se nos ha hecho tarde, preferimos coger un tren rápido y directo, un IC, que aunque es más caro, en 50 minutos nos deja en nuestro destino.

La estación queda algo retirada de la zona a visitar. Hay autobuses que te llevan desde la propia estación hasta la plaza Bismarck, que es el centro neurálgico donde paran todas las líneas de autobuses, pero nosotros preferimos ir andando. Hasta la plaza Bismarck, el inicio del casco viejo, hay un paseo de unos 20 minutos (tal vez menos si no vas con peques como nosotros).

Mercado de Navidad de Heidelberg

Mercado de Navidad de Heidelberg

Ya en esta plaza te encuentras algunos puestos navideños, pero nosotros seguimos caminando y nos adentramos al casco viejo por la calle peatonal que sale de la Bismarck, la Haupstrasse -una de las calles peatonales más largas de Alemania-, y donde nos encontramos muchos edificios barrocos y tiendecitas, aunque al ser domingo, muchas estaban cerradas.

Vamos caminando hasta llegar a la Kornmarkt Platz, donde cogemos el funicular que hay para llegar hasta el Palacio de Heildeberg. También en esta plaza hay puestos navideños. No nos paramos porque vamos a coger el funicular. Ya cuando bajemos veremos con calma este mercado.

De vuelta a la parte baja de la ciudad, nos dirigimos en primer lugar a ver la Plaza del Mercado, donde se encuentra la iglesia del Espíritu Santo, la más antigua de Heildeberg, el Ayuntamiento, y la bonita Casa Zum Ritter, uno de los edificios más antiguos que quedan aún en pie tras la destrucción de la ciudad en 1622.

Trenecito en el mercado de Navidad de Heildeberg

Trenecito en el mercado de Navidad de Heildeberg

Cómo llegar hasta Heildeberg

Desde Fráncfort es muy fácil llegar en transporte público a Heildeberg. Hay trenes directos (los IC o EC) entre la estación de Hauptbannhof y la de Heidelberg Hbf (que es la estación principal de la ciudad).

En los IC o EC es algo más caro viajar y solo suele haber uno a la hora. Otra opción más económica y con más amplitud de horarios es coger algún otro tren regional pero que no van directos: hay que hacer uno o dos trasbordos y tarda casi el doble que la primera opción.

Para consultar los horarios de estos trenes, se puede hacer en la web de trenes alemanes, dónde además podrás comprar el billete más barato que en la propia estación, si tienes claro a qué hora vas a viajar. También lo puedes comprar sobre la marcha en la estación como hicimos nosotros.

Mercado de Navidad de Heidelberg

Mercado de Navidad de Heidelberg

Si prefieres visitar la zona a tu aire, otra posibilidad es alquilar un coche, como por ejemplo con Sixt, compañía que hemos utilizado en nuestro viaje por Inglaterra y de la que hemos quedado muy contentos.

Información práctica
 En Heildeberg hay muchas cosas qué hacer. Así que si dispones de más tiempo, no dejes de pasar por la web de Turismo de Alemania en España para recopilar más información.

Gastos del día

  • Billetes de tren Fráncfort-Heildeberg ida y vuelta:. 44 € x 2 = 88 €
  • Funicular al Palacio más entrada al Palacio: 6€ entrada general y 4€ entrada para estudiantes
  • 4 bocadillos de cerdo asado: 5€ x 4 = 20 €
  • 2 wühglein: 2,5 € x 2 + 2€ de depósito por vaso:  9 €
  • Irish coffee + chocolate caliente en el mercado: 7 €
  • 2 billetes de metro trayecto corto: 1,60 x 2 = 3,20 €
  • 2 bocadillos de salchichas+ champiñones + patatas fritas + 2 wühgleins + coca cola: 26€
  • Crêpe de chocolate: 2,80 €
  • Dulce típico alemán: 0,60€ x 2 = 1,20 €

NOTA: Este post ha sido posible con la colaboración a la Oficina de Turismo de Alemania.

Pin It on Pinterest