Nuremberg es la segunda ciudad más importante del estado de Baviera (la primera es Múnich, y hace unos años ya tuvimos ocasión de conocerla) y una de las más grandes de la región de Franconia. En una escapada de tres días junto a nuestra hija, pudimos enamorarnos de esta ciudad, disfrutar del divertido parque de Playmobil e incluso hacer una excursión para conocer la bella Rothenburg ob der Tauber y visitar brevemente Bamberg. En este post, vamos a mostrar cómo organizar una escapada por la zona.

Nuremberg ciudad tiene un casco histórico, de gran atractivo, rodeado por una muralla medieval del siglo XIV.  Durante la Segunda Guerra Mundial y en los años posteriores, la ciudad tuvo una notable importancia. Fue el lugar que acogió los juicios contra los dirigentes nazis tras la contienda. Y antes, fue elegida por los nazis como lugar donde celebrar sus congresos y convenciones.

Guía para organizar un viaje a Nuremberg y alrededores

Vuelos

Nuestro viaje, al igual que otros, comenzó mirando vuelos en Skyscanner, donde descubrimos que había unos vuelos muy económicos con Ryanair para volar directamente a Nuremberg y el horario era muy bueno para aprovechar bien el tiempo. Salíamos un miércoles por la tarde, después de los trabajos, y volvíamos el domingo por la tarde. Así contaríamos con tres días y medio para visitar la zona…

Pero Ryanair hizo de las suyas, y nos fue adelantando la vuelta varias veces… La última, a menos de 48 horas, nos quitaba la posibilidad de seguir disfrutando el último día de Alemania, porque teníamos que regresar por la mañana.

Cómo llegar desde el aeropuerto

El aeropuerto de Núremberg está a unos cinco kilómetros del centro de la ciudad. Es fácil llegar en transporte público. La línea 2 del U-Bahn (línea roja) comunica el aeropuerto con el centro. Si se va al casco viejo o se precisa cambiar de línea a la 1 del U-Bahn (la azul), hay que bajarse en la estación Hauptbanhnhof, como era nuestro caso para ir a nuestro hote.

El trayecto desde el aeropuerto a esa estación central es de unos 15 minutos. El Metro funciona entre las 5.00 y las 0.00 horas. El precio del billete es de 3,10 € por persona (los menores de 6 años no pagan billete).

Alojamientos

En este hotel pasamos tres noches. Se trata de un hotel de la cadena Accor, lo que suele ser garantía de calidad. Es un hotel de 4 estrellas, a unos 15 minutos del centro en metro y que tiene aparcamiento. Nuestra habitación era doble, bastante amplia. Ponen amenities, y tiene secador de pelo, televisión, calentador de agua para prepararte un café o una infusión, y minibar de pago.

En la tarifa, teníamos incluido el desayuno buffet que es espectacular: con gran variedad de productos salados y dulces. Ya haremos post sobre el hotel, pero es muy recomendable.

Es un hotel muy «family friendly», pues cuenta con un pequeño rincón con juguetes para que los niños alojados en el hotel jueguen. Tiene también piscina, centro de fitness y un pequeño parque con columpios. Y en el restaurante donde dan los desayunos, tienen tronas para los niños pequeños. Precio: 372,90 € con desayuno y parking incluido.

Para la última noche, cambiamos de hotel, porque íbamos a pasar el último día y medio de ruta fuera de Nuremberg. Buscamos un sitio que estuviera a medio camino entre Rothemburgo ob der Tauber, Bamberg y el aeropuerto de Nuremberg.

Este hotel está muy bien también. Es de cuatro estrellas, de características similares al Novotel, pero solo es aconsejable si utilizas coche porque está alejado de todo, en medio de un barrio que está en construcción actualmente.

La habitación es amplia y con amenities, secador de pelo, cafetera, televisión… El aparcamiento es gratuito. Y tiene un desayuno buffet también muy completo y todo muy rico. Un punto a su favor es que tiene restaurante buffet y a la carta que está abierto hasta las 23.00 horas, algo que está muy bien si llegas tarde, pues no hay nada en los alrededores. Cenar a la carta no es caro.

Precio: 88,20 la habitación doble con desayuno incluido. Los menores de 6 años se alojan gratis si usan las camas disponibles.

Coche de alquiler

No cogimos coche nada más aterrizar, porque en Nuremberg nos moveríamos en transporte público, porque en el centro de la ciudad es bastante complicado aparcar y porque íbamos a aterrizar muy justos de tiempo. Las oficinas cierran a las 23.00 horas.

Alquilamos el coche Europcar a través de AutoEurope. Lo cogimos en una oficina de la ciudad y lo devolvimos en el aeropuerto. Europcar nos cobró una tasa de 18 euros por devolverlo en una oficina distinta.

Habíamos reservado sin seguro a todo riesgo y el coche salía por tres días (aunque la reserva era por dos días y medio) por 56 euros para un solo conductor. Tenía una limitación de 300 km por día y tomaban un depósito de 300 euros a devolver a la devolución del vehículo.

Luego vimos que eran un poco especialitos con pequeños golpes, porque cuando nos dieron el coche, nos tenían señalados en el parte de entrega, pequeños rasguños que ni se apreciaban, por lo que decidimos coger el seguro a todo riesgo. Así que el coche, nos terminó saliendo al final con la tasa de devolución en otra oficina por 146 euros.

La pena es que no pudimos disfrutarlo los días que lo teníamos reservado por culpa de Ryanair, pues lo devolvimos antes de la hora acordada. De haber sabido lo de Ryanair antes de volar, ni habríamos cogido coche y nos habríamos alojado todas las noches en Nuremberg, porque desde la ciudad se puede ir a Rothemburgo en tren.

Ruta

DÍA 0. Llegada a Nuremberg a las 23.00 horas

Fuimos directos al hotel a dormir.

Día 1. Nuremberg

Madrugamos y antes de las 8.30 horas estamos ya en calle camino de nuestro primer destino: el Memorium Nürnberger Prozesse, el lugar donde se celebraron los famosos Juicios de Nuremberg contra los dirigentes nazis. Aquí se puede visitar la Sala 600, donde tuvieron lugar los juicios en sí, así como una fantástica exposición explicando con detalle cómo se desarrollaron los juicios.

De allí, ya nos vamos al casco viejo de Nurember. Primera parada: Casa de Alberto Durero, pintor y vecino ilustre de la ciudad. Segunda parada: el Castillo Imperial de Nuremberg, un impresionante castillo con muchas armaduras y desde donde hay unas vistas preciosas de la ciudad. La mañana nos ha cundido y paramos a comer.

Por la tarde, nuestra intención es visitar las cuevas subterráneas de la ciudad, el Felsengänge, pero solo se puede hacer con visita guiada. Al salir de comer, son pasadas las 15.00 horas. Y justo en ese momento hay una visita guiada. La siguiente es las 17.00 horas. Como queda tiempo, vamos a ver el Museo del Juguete, un museo fundamental si se viaja a Nuremberg con niños. Poco antes de las 5, nos dirigimos a las cuevas, pero con tal mala suerte que cuando fuimos a por las entradas, un grupo se las había llevado delante de nuestras narices.

En Nuremberg, los monumentos y museos cierran pronto, entre las 17.00 y las 18.00 horas. Después del intento fallido de visitar las cuevas, fuimos a ver las tres principales iglesias de la ciudad:

  • Frauenkirche, que se encuentra en la plaza Hauptmarkt, la plaza del mercado. A las 12.00 horas, cada día, hay un pequeño carillón que se pone en marcha.
  • St. Sebald (iglesia de San Sebaldo). Tiene dos grandes torres. Para entrar, piden un donativo «voluntario» de 2 euros en el caso de adultos y de 1 euro en el caso de menores. 
  • St. Lorenz (iglesia de San Lorenzo, con altas torres y un gran rosetón.

Paseamos tranquilamente por la plaza del Mercado, Hauptmarkt, donde vemos la Fuente Bonita. Hacemos fotos al Heilig-Geist-Spital, el Hospital del Espíritu Santo, que en la actualidad es una residencia de ancianos.

Y para terminar el día, recorremos Handwerkerhof, una callecita de estilo medieval, junto a la estación central, lleno de tiendecitas de artesanos para comprar cosas y de restaurantes, donde degustar unas ricas salchichas típicas alemanas.

Día 2. Nuremberg

Comenzamos el día yendo a por nuestro coche de alquiler. Con él, nos dirigimos primero al Centro de Documentación, a visitar el lugar donde celebraban sus congresos y convenciones el Partido Nazi en la ciudad. En el edificio, en la actualidad hay una buena exposición sobre el tema. Los carteles están casi todos en alemán. Hay muy poco en inglés. ¡Menos mal que con la entrada te dan una audioguía!

De allí, llega el momento de disfrute de la pequeña viajera. Nos dirigimos al Playmobil FunPark, que está a unos 20 minutos en coche de Nuremberg. En este divertidísimo parque, del que ya escribiremos, pasamos todo el día hasta que cierran a las 18.00 horas. Es temporada baja, en alta cierran a las 19.00 horas.

Al salir del parque volvemos a Nuremberg a ver algunos de los iconos fotográficos que nos quedaron pendientes por ver el día anterior:

  • Straße der Menschenrechte, que es la Calle de los Derechos Humanos, una zona peatonal, con 27 pilares que contienen de manera abreviada en alemán y otro idioma, los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  • Henkersteg o Puente del Verdugo es el más famoso puente de la ciudad. En su torre vivía el verdugo de la ciudad. De ahí que tenga ese nombre.
  • Weinstadel o el Antiguo Almacén de Vino que está al lado del Puente del Verdugo. Es un bonito edificio con balcones de madera sobre el río. Fue un almacén de vino, pero en la actualidad es una residencia de estudiantes.
  • Trodelmarkt. Es una isla pequeña en medio del río, cerca del Puente del Verdugo y el Almacén de Vino. 

Día 3. Rothenburg ob der Tauber y Bamberg

Dejamos con pena Nuremberg y nos dirigimos a Rothenburg ob der Tauber, que está a poco más de una hora. Está considerado como uno de los pueblos más bonitos de Alemania… No hemos visto todos los pueblos de Alemania, pero sin duda es un pueblecito encantador y de los que más nos han gustado en este país.

Es un pueblo amurallado. Su principal atractivo está en el interior de la muralla. Nada más llegar, pasamos por la Oficina de Turismo que nos da un mapa en español. En el mapa, hay dos rutas para hacer en la localidad y ver todo lo que ofrece. Nosotros combinamos ambas rutas, aunque el punto de mayor interés fotográfico es la plaza Plönlein, donde se tiene la vista sobre dos de las torres de Rothenburg más populares: Siesbersturm y Kobolzeller Tor, del siglo XIV.

Tras la visita a Rothenburg nos vamos a Bamberg. Llegamos cuando todos los monumentos principales están cerrados. Pero como aún es de día, aprovechamos para pasear y ver algunos de los lugares más fotografiados de esta ciudad, que junto a Rothenburg, forman parte de la llamada Ruta Romántica de Alemania, una ruta que en un futuro queremos hacer al completo.

Día 4. Vuelta a Madrid

Nuestro vuelo sale por la mañana, así que no tenemos tiempo de nada salvo ir al aeropuerto.

Entradas

En Nuremberg, nos hicimos con unas Nuremberg Card. Cuestan 28 euros para adultos (aunque en la web pone que son 25€); 6 €, para niños entre 6 y 11 años, y gratis para menores de hasta 5 años.

La Nuremberg Card se puede adquirir en las Oficinas de Turismo. Hay dos en la ciudad: junto a la estación Hauptbanhnhof  y en la plaza del mercado, en la Hauptmark.

La tarjeta es válida para dos días y permite utilizar el transporte público de Nuremberg, Fürth y Stein y entrar en todos los museos de Nuremberg y Fürth y el zoo.

Entrar en temporada baja en el parque de Playmobil cuesta 9,90 € tanto adultos, como niños. También tuvimos que pagar entrada para visitar la Catedral de Santiago en Rothemburg ob der Tauber, 2,5 € por adulto.

Dónde comer

  • Hutt´n: Bergstraße 20. Comimos aquí por recomendación de Fran de Myguiadeviajes y fue todo un acierto. Ricos platos típicos de la gastronomía de la zona abundantes y a buen precio.
  • Bratwursthausle: Hay varios por la ciudad. Nosotros comimos en el que está en Handwerkerhof y en el de Hauptmarkt, cerca de la iglesia de St. Sebald. Tienen unas exquisitas salchichas de Nuremberg a la parilla deliciosas con chucrut. 

Presupuesto para dos adultos y una niña de 5 años

  • Vuelos: 131 €
  • Alojamiento: 461,10 €
  • Coche de alquiler: 146 €
  • Gasolina y parking: 33,30 €
  • Entradas: 95,70 €
  • Comida: 223,05 €

Nuremberg con niños

En nuestro post sobre Nuremberg con niños, puedes ver qué hacer en esta ciudad, pero podemos avanzar que nos ha parecido una ciudad con muchísimos atractivos para los pequeños viajeros, y no solo está el parque de Playmobil. Hay muchos museos muy interesantes y en ocasiones interactivos para ellos.

Nos ha parecido una ciudad muy «kid friendly». En Turismo, hay mapas específicos para niños. Existe una gran oferta turística y cultural para ellos.

Es cómoda para recorrer andando con niños, porque no es muy grande y se puede abarcar bien con los menores. Eso sí, si viajas con bebés, recomendamos una vez portear porque resultará mucho más cómodo, sobre todo para visitar sitios como el castillo.

Consejos para visitar Nuremberg y alrededores

  • Nosotros hemos dedicado día y medio a visitar Nuremberg, pero creemos que el tiempo mínimo óptimo para disfrutar de la ciudad debería ser de dos días completos o incluso tres.
  • Desde Nuremberg se pueden hacer muchas excursiones:
  • Desde finales de noviembre a Navidad, se celebra en Nuremberg su tradicional Mercado Navideño. Tiene una pinta estupenda, así que una buena opción es hacer coincidir el viaje a la ciudad con esa época.
  • En cambio, en los meses de primavera y verano, se puede disfrutar de la City Beach. A nosotros nos faltó tiempo.
CONSEJO: No te olvides de contratar tu seguro de viaje para viajar a Alemania. Nosotros viajamos con Intermundial y ahora por ser lector de Loc@s x los viajes, Intermundial te hace un 10% de descuento. Tan solo tienes que poner el código LOCOSXVIAJES a la hora de contratar tu seguro.

Nota: En este viaje hemos contado con la colaboración de la Oficina de Turismo de Nuremberg, a la que les agradecemos enormemente su ayuda para organizar las visitas.

Pin It on Pinterest