Tras dejar atrás Bermeo, llegamos a Mundaka, municipio también costero conocido por sus olas entre los surfistas, especialmente por la llamada ola izquierda. Y es que Mundaka acoge cada año importantes competiciones internacionales de surf. Pero si este deporte no es lo tuyo, también es recomendable por ser el lugar desde donde se pueden disfrutar una de las mejores vistas del estuario Urdabai, que está declarado Reserva de la Biofera. Se trata del humedal más importante del País Vasco, formado por amplias marismas y 12 kilómetros de extensos arenales que sirven de cobijo a muchas aves migratorias.

Los principales puntos de interés a visitar están en el entorno del puerto, donde se encuentran las antiguas casas de los pescadores. Una de estas antiguas casas es lo que se ha convertido en la actual biblioteca y que fue también un hospital para peregrinos que realizaban el camino de Santiago. Muy próximo nos encontramos con el edificio del ayuntamiento.

Casi en frente de la oficina de información turística, y junto al mar, se encuentra la iglesia de Santa María, de estilo renacentista. Lo más destacable es el mirador, desde el que observar el estuario, y que se encuentra junto a la iglesia.

Otro punto de interés es la llamada La Cruz, que es un crucifijo que está en la calle de mismo nombre, de estilo tardo-renacentista. Otro mirador interesante que ver es el que se encuentra junto a la ermita de Santa Catalina, construida en 1885, y que se encuentra sobre un pequeño promontorio.

Puerto de Mundaka

Puerto de Mundaka

 

Galería de fotos

Después de recorrer las calles de Mundaka, pusimos rumbo hacia Gernika.

 

Pin It on Pinterest