Recorrer la Costa Oeste de Estados Unidos es un sueño para muchos. Pero si eres un padre viajero, seguro que la duda que te asalta es si es un viaje para hacer con niños pequeños. Y después de pasar 23 días en la zona con nuestra hija de 3 años, podemos decir que es un viaje que podrá disfrutar la familia al completo, independientemente de la edad.

Consejos para un roadtrip por la Costa Oeste con niños

  • Intenta cuadrar la ruta para no pasar demasiado tiempo en el coche. Es un viaje en el que inevitablemente pasaremos mucho tiempo en carretera, pero nuestro consejo es que si viajas con niños, trates de no pegarte palizones de kilómetros cada día porque es un viaje en el que prácticamente estarás todos los días de un lado para otro en coche y los pequeños se pueden cansar y aburrir mucho.
  • Incorpora actividades a lo largo de la ruta para que los niños se sientan motivados… Y deja para el final, si es posible, algo como broche final que deseen mucho, tipo la visita a algún parque de atracciones.

Si viajas con niños pequeños, aconsejamos una vez más no usar la silla, sino utilizar portabebés. En la mayoría de zonas que recorrerás, no es demasiado práctico el carrito infantil. Solo se me ocurre que puede ser útil en lugares como Disneyland.

Planes en la Costa Oeste con niños

1. Disneyland

No es el mítico parque Disney de Orlando, pero es el primer parque que se construyó y el único que conoció en vida el propio Walt Disney. Son dos parques en uno y seguro que lo disfrutarán.

Disneyland California

2. Universal Studios de Los Ángeles

Si viajas con niños pequeños, será el único lugar donde podréis ver la magia del cine y conocer platós cinematográficos. Una visita mítica suele ser los Warner Studios, pero no pueden entrar menores de 8 años. En Universal, no hay ese problema. Además, seguro que las atracciones les gustará. Aunque hay limitación de altura e Iris no podía montar en gran parte de ellas.

3. Espectáculo en Las Vegas

Aunque parezca mentira, la ‘sin city’ también es apta para niños. Ya os contamos un montón de cosas que se pueden hacer con los más menudos en Las Vegas. Pero si he de destacar algo, sin duda, el show del Cirque du Soleil que vimos, fue lo mejor de esta ciudad. Es posible ver un espectáculo de esta compañía con niños de a partir de un año… Aunque no todos los shows son aptos para todos los públicos. Mystère es el único que de verdad es para todos. Luego hay algún otro más pero a partir de los cinco años.

Espectáculo del Cirque du Soleil en Las Vegas

Espectáculo del Cirque du Soleil en Las Vegas

4. Calico Ghost Town

Durante el viaje vimos dos Ghost Town, o ciudades fantasmas del Oeste americano: Bodie y Calico… Y aunque Bodie es más auténtica y nos gustó mucho más a los adultos, he de reconocer que Calico mola más para los niños porque tiene cosillas que hará que les guste más, como un trenecito…

5. Volar en helicóptero por el Gran Cañón

Poder ver el Gran Cañón desde las alturas no tiene precio, y seguro que los más pequeños, incluso aunque estén habituados a volar en avión, alucinarán. Iris solo quería hacer fotos y más fotos, porque además, tuvo la suerte de que le tocó uno de los dos asientos con mejores vistas del helicóptero.

6. Acuario de la Bahía en San Francisco

La visita de un acuario con los niños siempre suele ser éxito asegurado. Es verdad que en principio no teníamos previsto visitar el acuario de San Francisco, que está junto a Fisherman Wharf y el famoso Pier 39, pero al ver que nuestras CityPASS incluían la entrada gratuita, decidimos entrar y fue un gran plan que la peque disfrutó porque trató de encontrar a Nemo.

7. Yosemite: sequoias gigantes y fauna

Yosemite es uno de los parques fundamentales a visitar en la Costa Oeste de Estados Unidos. Y en él, además, de unas vistas alucinantes y de que los peques puedan corretear al aire libre, es un lugar para ver determinadas cosas a las que no estarán habituados. Para empezar, las sequoias gigantes les dejarán sin habla al ver lo enormes que son.

Sequoias

Y con un poco de suerte, podrán ver de cerca a muchos de los animalitos que viven en Yosemite. Los más frecuentes son las ardillas, que caminan entre la gente con total tranquilidad. Pero también, con un poco de suerte podrán ver alces y osos y alguna que otra especie.

8. Ver elefantes marinos en el Big Sur o leones marinos en el Pier 39 de San Francisco

Uno de los platos fuertes de la costa californiana son los elefantes marinos del Big Sur. Aunque no los puedes tocar porque la zona está acotada con una valla, podrás ver a estos animales bastante cerca. Y en San Francisco, en el Pier 39, otro reclamo turístico junto con las tiendas y el Acuario son los leones marinos del Pier 39.

Elefantes marinos en el Big Sur

9. Dar de comer a los burros de Oatman

Oatman es uno de los pueblos de la Ruta 66. Es pequeño y comparado con otros de la misma ruta, tal vez no sea tan bonito como los demás… Pero tiene algo distinto que son los burritos que pululan a su aire por sus calles. Además, es posible darles de comer y en algún que otro comercio de la localidad te venden por 1$ un poco de comida para ellos que estarán siempre dispuestos a comer.

10. Las playas de Malibú y Santa Mónica

La playa es también uno de esos sitios que seguro que es un éxito asegurado. Y la de Santa Mónica es inmensa y tiene además, varias cosas que harán las delicias de los pequeños: columpios y un pequeño parque de atracciones en su Pier. Para los mayores, lo interesante será poder ver las típicas casetas de la mítica serie de televisión Los Vigilantes de la Playa.

Playa de Santa Mónica

Bonus track. La comida

Aunque no es un plan en sí mismo, en Estados Unidos, seguro que los niños comen de «maravilla» en Estados Unidos. Por qué ¿a qué peque no le gusta una hamburguesa o unos nuggets o cualquier otra «delicia» de la comida basura? Y es que estamos en el lugar donde la hamburguesa -y la comida ‘fast food’- es la reina de la mesa.

Hamburguesa

Pin It on Pinterest