Cuando uno visita una ciudad, una duda recurrente es si merecerá la pena o no adquirir una tarjeta turística que incluya entrada a diversas atracciones. Cuando visitamos San Francisco, durante nuestro viaje por la costa oeste de Estados Unidos, estuvimos planteándonos si usar o no la CityPASS de la ciudad, pero no encontramos apenas información sobre si es útil o no. En este post, desgranaremos cómo es la San Francisco CityPASS.

¿Qué es la CityPASS?

Si has estado en Nueva York, es probable que conozca este pase, aunque en cada ciudad ofrece unas ventajas diferentes. Lo que sí tienen en común todas las CityPASS es que son una especie de talonario con varios cheques, uno por atracción turística que está incluida.

En el caso de San Francisco, la CityPASS incluye cheques para cuatro atracciones y un pase para tres días para el transporte público de la ciudad. Tiene validez para 9 días a contar desde el primer día de uso.

¿Qué incluye y cuánto cuesta?

La San Francisco CityPASS cuesta 89$ para los adultos y 66$ para los niños de entre 5 y 11 años. Los menores de 4 años montan gratis en el transporte y no pagan entrada en los lugares que incluye la CityPASS, así que no necesitan este pase.

Lo que nos gustó de la San Francisco CityPASS es que incluye el Cable Car and Muni Bus Passport para tres días, un «pasaporte» para poder usar el Cable Car -los tranvías históricos-, así como los autobuses, el metro y los tranvías de la ciudad.

 

Pero también está incluida la entrada a:

  • Aquarium of the Bay -que está en el Pier 39. A nuestra hija le encantó. Es un acuario muy completo y que está muy bien, nos pareció de los mejorcitos que hemos visto hasta el momento.
  • California Academy of Sciences: si se viaja con niños es otro ‘must see’ porque además de ser un museo de historia natural, con esqueletos de dinosaurios, que tanto gustan a los peques, también tiene acuario, planetario y una selva tropical bajo techo.
  • Un crucero por la bahía en la compañía Bay Cruise Adventure. Hay dos cruceros para elegir, uno de una hora y que navega por debajo del puente Golden Gate, pasa alrededor de la isla de Alcatraz y también de la isla Angel, u otro que es una lancha rápida.
  • Y a elegir entre el Exploratorium o el Young Museum. Nosotros estos dos no tuvimos tiempo de visitarlo. Pero el Exploratorium pinta bien, sobre todo para niños porque es un museo muy interactivo. Y el Young Museum es un museo de arte.

Cuando nosotros visitamos San Francisco en julio de 2016 no existía la posibilidad que vamos a comentar a continuación. Y es que ahora el pase puede incluir también la visita a la isla de Alcatraz,en horario de día (no el nocturno), en sustitución del crucero por la Bahía. Pero para ello, hay que comprar los tickets para Alcatraz en www.alcatrazcruises.com, y a después pasar por las taquillas de Alcatraz Cruises, en el muelle 33, a comprar la San Francisco CityPASS.

 

¿Merece la pena comprar la San Francisco CityPASS?

Pues no tenemos la respuesta correcta. Es cuestión de echar números, ver qué sitios se quieren visitar y comprobar si merece la pena o no. Lo cierto es que si quieres hacer todo lo que proponer la CityPASS, el ahorro es considerable. Supone ahorrar hasta 63,85 $ en el caso de los adultos y de 46,85 $ en el caso de los niños.

Otra ventaja adicional del uso de la CityPASS es que permite ahorrarse las colas en los sitios. Pues presentando el pase, no hace falta hacer cola. También a los poseedores de la tarjeta, les hacen descuentos en algunos servicios y compras de los sitios que se visitan, Por ejemplo, en Academia de Ciencias, hacen un 15% en la tienda. También si te interesa otro tipo de cruceros como el Crucero Escape from the Rock, hay precio especial de 5$.

¿Dónde comprar la San Francisco CityPASS?

  • Internet:


  • In situ: se puede comprar en la primera atracción que visites

NOTA: Este post has sido posible gracias a la empresa CityPASS que nos facilitó dos pases de adultos para poder probarlos y escribir esta reseña.

Pin It on Pinterest