Entre todos los restaurantes que hay en Disneyland París, el Auberge de Cendrillon (Albergue de Cenicienta, si lo traducimos) destaca sobre el resto por dos cosas: es el restaurante donde se pueden comer con las princesas Disney y es el más caro del parque (bueno, eso sin contar uno que está en Disney Village que tiene cena espectáculo: el Buffalo Bill’s Wild West Show). ¿Merece la pena comer aquí?

El Auberge de Cendrillon por dentro

Antes de contar si merece o no la pena, vamos a explicar cómo es este restaurante y qué puedes encontrar en él.

Se ubica en la zona de Fantasy land de Disneyland Park, a pocos pasos del Castillo de la Bella Durmiente. Tiene aspecto por fuera de pequeño palacete y en su patio está la mismísima carroza de Cenicienta. Salvo que tengas contratado el plan de comidas Premium, con cualquier otro paquete tendrás que pagar suplemento… O si no llevas plan de comidas contratado, como era nuestro caso, tendrás que pagar su alto precio (aunque si tienes un pase anual Magic Plus o Infinty te pueden hacer un 10% de descuento).

Mi ensalada de langostinos de Auberge de Cendrillon

Para adultos, el menú cuesta 77 euros (cuando estuvimos nosotros en julio de 2017 era de 75 €) y en el caso de los niños custa 45 €. El menú de los adultos incluye un aperitivo, un primer plato, un segundo y el postre. La bebida no está incluida. En el caso de los niños, también tiene también un aperitivo, un primer plato, un segundo y el postre, pero en este caso, sí que está incluida una bebida.

¿Cómo es la comida?

Son platos bien presentados y están ricos, en plan fino, aunque si esperas hartarte a comer por el precio que tiene, hemos de decir que en absoluto es así. Las cantidades son más bien justas, por no decir que son más bien pequeñas, y lo digo yo que soy una persona que no come grandes cantidades. Por ejemplo, yo me pedí de primero una ensalada de langostinos… Y ¡¡¡solo tenía 3 langostinos!!! Y en cuanto a la ensalada en sí, tampoco esperes una gran cantidad de verdura.

En el caso del menú de niños, lo veo bastante bien de tamaño, pero supongo que dependerá de cómo sea de comilón el peque. Pero me pareció que la cantidad estaba bastante bien, en comparación con los platos para adultos.

Crema de primer plato del Auberge de Cendrillon

Lo que no me gustó es que para alérgicos no hay muchas alternativas. Yo por ejemplo soy alérgica a las nueces y al melocotón. A la hora del postre, que era lo que más me gusta a mí que soy golosa, no me ofrecieron una solución acorde al precio que se paga.

No supieron decirme si dos de los postres que ofrecen -solo son tres opciones: el postre de Cenicienta, ensalada de fruta o queso- contenían nueces o melocotón, pues no lo sabían a ciencia cierta. Me dijeron que la única opción que con seguridad no tenía nada que me diera alergia era el queso, pero a mí no me entusiasma mucho el queso. Así que la única opción que me facilitaron era ponerme el zapatito de chocolate del postre de Cenicienta sin el relleno interior ni el trocito de tarta que lo acompaña. Es decir que me tomé un triste zapatito de chocolate sin más. ¡Muy pobre la solución! Creo que para el precio que tiene el restaurante deberían tener más y mejor alternativas para alérgicos.

Segundo plato del menú de adulto

¿Y por qué es tan caro?

Pues es así de caro porque en realidad lo que pagas es el «espectáculo». Es decir, durante el tiempo que estás comiendo, las princesas de turno (en cada comida son unas distintas) van pasando por las mesas, hablan con los niños (las que nos tocaron a nosotros hablaban también un poquito de español, aunque no siempre lo hacen por lo que he leído), les firman en el libro de firmas, se hacen fotos con los comensales…

Segundo plato del menú de adulto

Teniendo en cuenta que el ‘Pavillion’, que es la atracción de Disneyland París donde habitualmente se puede ver a una princesa Disney después de esperar una larga cola de una hora o más en muchas ocasiones, el poder hacer fotos no con una, sino con cuatro personajes, pues «no tiene precio».

Normalmente en el Auberge de Cendrillon puedes conocer a cuatro princesas de una misma tacada y a las amigas de Cenicienta, las ratoncitas Suzy y Perla, que también suelen ser fijas.

El día que comimos nosotros pudimos ver a Cenicienta -que suele ser la princesa que casi siempre está- y sus amigas Suzy y Perla, así como también a Rapunzel y a Bella, y a Mickey Mouse vestido de príncipe.

Leí que antes las princesas solían hacer un baile en el Auberge de Cendrillon con sus respectivos príncipes. En julio de 2017 no lo hicieron. No sé si es que ya no lo hacen o es que entonces cómo había un show junto al castillo que se llamaba el Vals de las Princesas, justo dejaron de hacerlo en el restaurante.

Segundo plato del menú de niños del Auberge de Cendrillon

¿Cómo es el servicio?

A decir verdad el servicio es lento, aunque el personal es majo y ha camareros que hablan español. Al llegar, enseguida nos sentaron y nos pusieron el aperitivo. Pero el resto de platos tardaron mucho en traerlos. Casi que hacíamos la digestión entre plato y plato. Supongo que también es una forma de dar tiempo para que interactúes con los personajes. Tardamos unas dos horas en salir desde que nos sentamos en la mesa.

Postre de Cenicienta para adulto en el Auberge de Cendrillon

¿Merece la pena comer en el Auberge de Cendrillon?

A pesar de mi queja sobre el tamaño de los platos, sobre el tema de alergias y lo lento que es el servicio, a nosotros en concreto sí que nos mereció la pena el desembolso y lo recomiendo siempre y cuando te gusten las princesas Disney.

Con Cenicienta en el Auberge de Cendrillon

Es importante recalcar que entre los comensales haya fans de las princesas, porque sé de familias que fueron con críos a los que les daba igual y salieron muy disconformes de este restaurante.

Nosotros íbamos con nuestra hija de cuatro años y medio que adora a las princesas Disney y solo por ver su carita emocionada, que casi no comía de lo pendiente que estaba de los personajes, nos mereció la pena y no descartamos regresar en otra ocasión a este restaurante si volvemos a Disneyland París.

Pero eso sí, hay que tener claro que lo que pagas en este restaurante no es tanto la comida sino el poder estar cerca de las princesas sin esperar largas colas.

Postre de Cenicienta infantil en el Auberge de Cendrillon… A mí de postre me pusieron este zapato sin nada más.

Reserva con antelación

El Auberge de Cendrillon es muy popular, por lo que es recomendable realizar las reservas con antelación. Se puede reservar hasta 2 meses antes de la fecha del viaje. Para hacer la reserva solo se puede hacer por teléfono en el Servicio de reservas: +33 1 60 30 40 50. Se aplican las tarifas de las llamadas internacionales. O si contratas el paquete para viajar a Disneyland París, también podrás hacerlo en la web en ese momento.

También se puede reservar a la llegada dentro del parque en el City Hall en Disneyland Park, pero al ser un restaurante muy concurrido, es difícil encontrar disponibilidad con tan poca antelación. De hecho, he llamado para una próxima visita para repetir ya que a la peque le encantó, y ya no había disponibilidad para nuestras fechas.

Con Bella en el Auberge de Cendrillon

Pin It on Pinterest