Ámsterdam es conocida principalmente por tres cosas: sus canales (por ellos se la llama «La Venecia del Norte» y en 2011 fueron declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO), el Barrio Rojo (con sus prostitutas en escaparates a cualquier hora del día) y sus coffeeshop (donde es legal la venta y el consumo de marihuana, aunque si no fuera por la crisis, a partir de enero de este año habría dejado de serlo para los turistas extranjeros).

Pero la capital holandesa es mucho más y tiene importantes museos que visitar y es además, la ciudad de las bicicletas (no he visto otra ciudad donde haya tantas bicicletas y donde sea el principal medio de transportes).

Nosotros hacía tiempo que teníamos ganas de ir a la capital de Holanda y en junio de 2011 tuvimos la oportunidad de conocerla. Disponíamos de tres días y tras encontrar un vuelo low-cost, nos pusimos a mirar hoteles en Ámsterdam a buen precio y a preparar las visitas qué haríamos. Nosotros nos alojamos en el NH Musica
y en el NH Barbizon Palace
.

¿Qué ver en Ámsterdam tres días?

Nosotros en realidad dedicamos dos días a conocer la ciudad y el tercer día optamos por recorrer algunos pueblos cercanos a Ámsterdam que son muy pintorescos.

Gente en bici en Ámsterdam

Gente en bici en Ámsterdam

DÍA 1

Nuestro vuelo llegó a buena hora de la mañana, por lo que a mediodía, tras dejar las maletas en el hotel, ya estábamos listos para descubrir la ciudad. Una buena forma para tomar contacto con la ciudad por primera vez es hacer un tour guiado andando. Hay una empresa que los ofrece gratis… Bueno, gratis a priori, porque al finalizar el recorrido el guía te pide que si te ha gustado la visita, le deis la voluntad. Como a nosotros nos gustó mucho, le dimos 20 euros por los dos. Ahora no recuerdo el nombre de la empresa, pero si pones tour gratis en Ámsterdam se localiza sin problemas. Además de en esta ciudad, los hacen en más ciudades europeas.

El tour de Ámsterdam comienza en la Plaza Dam a las 11.00 y a las 13.00 horas y en unas tres horas recorres los puntos principales de la ciudad, a la vez que te van contando un poco de su historia. Con el tour se visita:
Plaza Dam de noche

Plaza Dam de noche

  • La plaza Dam: plaza principal de la ciudad y en la que se ubica el Palacio Real (se puede visitar de martes a domingo de 12.00 a 17.00 horas), el obelisco o monumento dedicado a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, el Museo de Madame Tussaud y la Iglesia Nueva o Nieuwekerk (se utiliza sobre todo para exposiciones y es donde se celebran las bodas reales y la coronación de los reyes y su entrada tenía un precio de 3 euros en 2011).
Plaza Dam con Palacio Real al fondo

Plaza Dam con Palacio Real al fondo

  • El Barrio Rojo: zona donde se encuentran las prostitutas en escaparates tanto de día como de noche. Está totalmente prohibido hacer fotos a las chicas, y si te pilla alguno de los que trabajan con las meretrices, puedes tener serios problemas. Aunque me gusta el deporte de riesgo y suelo hacer fotos donde está prohibido, no quise arriesgarme en esta ocasión. También en el Barrio Rojo se concentran la mayoría de coffee-shops de la ciudad.
Barrio Rojo de Ámsterdam

Barrio Rojo de Ámsterdam

  • Oude Kerk: es la iglesia más antigua de la ciudad, del siglo XIII. Nosotros las veces que pasamos por delante estaba cerrada y no pudimos visitarla. En la puerta de la iglesia se encuentra una baldosa con una figura de una mano tocando un pecho. Al parecer su significado es una burla a la iglesia. Según cuentan, la Iglesia incentivaba a los marineros a desfogarse con las chicas del Barrio Rojo. Luego al salir les vendía un documento que los purgaba del pecado. Lo más curioso de esta iglesia es que está rodeada de escaparates con prostitutas.
Oude Kerk

Oude Kerk

Escultura de mano que toca un pecho

Escultura de mano que toca un pecho

  • Neuiwemark: en el centro de la plaza se encuentra De Waag o Casa del Pesaje, un castillo que en sus orígenes fue también la puerta de entrada a la ciudad. Actualmente alberga un restaurante. A un lado de la plaza se encuentra el Chinatown de Ámsterdam. También en esta plaza se celebra un mercado de lunes a sábado.
De Waag

De Waag

  • Begijnhof: un gran patio en el que hay casas antiguas muy bien cuidadas. Precisamente en este patio está una de las viviendas más antiguas de la ciudad. En estas casas viven monjas seglares que se dedican al cuidado de enfermos. También en este patio se encuentran unas iglesias clandestinas de entre los siglos XVI y XIX, cuando el culto católico estaba prohibido o estaba mal visto.
Begijnhof

Begijnhof

  • La casa más estrecha: se ubica en la calle Singel, 7. Es tan ancha como la puerta de entrada. Pero hay otras también igualmente estrechas como la Casa de los Trippen en la calle Kloveniersburgwai y la casa de la calle Oude Hoogstraat, 22.
La casa más estrecha

La casa más estrecha

  • También se visita por fuera uno de los coffee-shops más legendarios: de Dampkring.
Coffee shop

Coffee shop

  • Casa Okupa de la calle Spuistraat, 250 y 270. Y es que la okupación al parecer es legal en Holanda.
casa okupa

casa okupa

  • Y se termina junto a la Casa de Anna Frank: niña judía que vivió escondida en esta casa con su familia durante la Segunda Guerra Mundial hasta que finalmente fueron encontrados y llevados a un campo de concentración. Fue aquí donde escribió su diario que se ha hecho tan famoso. El precio de la entrada por persona era de 8,50€ en 2011. En su interior no se pueden hacer fotografías. Y hay que dejar los bultos que se lleven en una consigna gratuita a la entrada de la Casa. Suele haber bastante cola, pero no se tarda demasiado en entrar.
Casa de Anna Frank

Casa de Anna Frank

  • Tras el recorrido, dimos una vuelta por el Barrio Jordaan: que fue el barrio obrero del siglo XVII con edificios de aquella época. Actualmente es un barrio bohemio, con estudiantes y artistas.
Barrio Jordaam

Barrio Jordaam

  • Nuestra siguiente parada fue Museumplein, la zona donde se encuentran algunos de los museos más importantes de Ámsterdam: el Rijkmuseum (el mayor museo de Holanda con una importante colección de pintura), el Museo de Van Gogh, el Museo del Diamante y el Stedelijk Museum. Es también una bonita plaza con espacios verdes donde relajarse.
Museumplein

Museumplein

DÍA 2
Empezamos el día con un buen madrugón porque teníamos intención de visitar a algunos pueblecitos cercanos a Ámsterdam: Edam, Volendam, Marken y Zaanse Schans. Nosotros no somos muy de visitar museos, salvo excepciones como el British Museum en Londres o el Museo Egipcio en El Cairo. Pero a los que les gusten los museos, este segundo día se puede dedicar a perderse entre los muchos museos que hay en Ámsterdam. Nosotros, en cambio, optamos por ir de excursión.
Estación Central

Estación Central

Junto a la Estación Central salen autobuses hacia Edam, Volendam y Marken: los números 110 ó 116 de la empresa «Arriva». Hay un billete especial , el Waterlandticket, que en 2011 costaba nueve euros por persona y que se compra en el propio autobús, con el que se puede viajar durante todo el día en estos autobuses.
Edam

Edam

En cambio, para ir a Zaanse Schans utilizamos el tren desde Ámsterdam. En este caso, en 2011, el billete ida y vuelta costaba 6,10 por persona.
  • Edam: Es el pueblo de los quesos de bola del mismo nombre. En él se pueden visitar los almacenes de queso que datan del siglo XVIII. Las mañanas de los miércoles de julio y agosto se celebra un popular mercado de queso.
  • Volendam: es un pueblo depescadores que se fundó en el siglo XIV. Lo que más merece la pena de este municipio es pasear por su paseo marítimo. En la zona del puerto hay muchos cafés y tiendas de souvenirs. Este pueblo es también conocido por los trajes tradicionales holandeses. De hecho, hay tiendas de fotografía que alquilan los trajes para que uno se pueda vestir a la holandesa. Desde el puerto salen barcos que van a Marken. Nosotros optamos por ir a este otro pueblo en autobús para no gastar más, ya que el ticket del barco se paga aparte.
Paseo marítimo de Volendan

Paseo marítimo de Volendan

  • Marken: En realidad es una pequeña isla que quedó separada del continente por una serie de tormentas en el siglo XIII. A mediados del siglo XX se construyó un dique, lo que hizo que volviera a estar unido este pueblo al continente. Lo más característico son sus casas verdes del puerto. En este pueblo se puede visitar un taller de zuecos. Es el más pequeño de los pueblecitos que visitamos ese día.
Marken

Marken

Marken

Marken

  • Zaanse Schans: si estáis buscando los famosos molinos holandeses, éste es sin duda vuestro pueblo porque en él hay numerosos molinos. Para llegar a este pueblecito hay que coger el tren en la Estación Central de Ámsterdam. Tras visitar los anteriores pueblos, regresamos a Ámsterdam para coger el tren que nos llevaría hasta Zaanse Schans. Son los trenes de las líneas que tienen como destino final Alkmaar y la parada es Koog Zaandijk. Una vez que se sale de la estación solo hay que seguir las indicaciones hacia los molinos. Se tarda unos diez minutos en llegar. Alguno de estos molinos se pueden visitar por dentro porque son pequeños museos, aunque nosotros no lo pudimos hacer porque ya llegamos tarde. Además de los molinos, lo que más recuerdo de este pueblo era lo mucho que olía a chocolate y es que muy cerca de la estación de tren se encuentra una fábrica de chocolate.
molinos holandeses

molinos holandeses

molinos holandeses

molinos holandeses

Si no se quiere o no se tiene tiempo de ir a Zaanse Schans pero se quiere ver un molino holandés en la propia ciudad de Ámsterdam sin salir también queda uno. Es el conocido Molino de Gooyer, que está un poco alejado del centro de capital. En la actualidad es una vivienda privada por lo que solo se puede visitar por fuera.

DÍA 3
Este tercer y último día lo dedicamos a visitar lo que nos quedaba por ver en Ámsterdam. Un día más madrugamos para recorrer la ciudad. Por cierto, fuimos andando a prácticamente todos los sitios porque es una ciudad no demasiado grande y muy llana, por lo que resulta fácil hacerlo de esta manera.
  • Empezamos nuestro recorrido un día más por el Barrio Rojo. Es muy llamativo el ambiente que hay en esta zona sea la hora del día que sea. Seguimos por el Chinatown de Ámsterdam y pasamos por Nieuwemarkt, donde estaban montando el mercado diario. Seguimos nuestro paseo para dirigirnos a la Casa de Rembrandt, residencia en la que habitó el pintor holandés y en la que se puede contemplar sus grabados y cómo era una vivienda del siglo XVII. Nosotros no entramos. El precio actualmente es de 12,50 € por persona.
Casa de Rembrandt

Casa de Rembrandt

  • De allí nos dirigimos a la Sinagoga Portuguesa, aunque antes pasamos por , donde se monta de lunes a sábado otro mercadillo. En un primer momento, este mercado era un mercado judío, pero con la persecución de éstos durante la Segunda Guerra Mundial cambió su cáracter. Ahora se pueden encontrar antigüedades y ropa de segunda mano.
Waterlooplein

Waterlooplein

  • La Sinagoga Portuguesa  fue construida en el siglo XVII por los judíos sefarditas que vivían en la zona. Dicen que es una de las sinagogas más grandes del mundo. Está inspirada en el Templo de Salomón. Continúa en uso en la actualidad.
Sinagoga Portuguesa

Sinagoga Portuguesa

  • Nuestra siguiente parada fue el Mercado de las Flores, en Singel, que también está abierto de lunes a sábado como otros muchos mercadillos de Ámsterdam. Es uno de los lugares más vistosos.
Mercado de las Flores

Mercado de las Flores

  • Y como el día iba de mercados, seguimos andando hasta llegar a Albert Cuyp, que es el mercado más grande y concurrido de Ámsterdam. Y es que tiene una longitud de unos tres kilómetros. Está en el Barrio de Pijp.
Mercado de Alber Cuyp Market

Mercado de Alber Cuyp Market

  • Muy cerca está la Heineken Experience, antigua fábrica de la cerveza Heineken hasta 1988 y en la actualidad museo dedicado a dicha bebida. Nosotros no entramos porque a Gus no le gusta esta cerveza en particular, y a mí en general, no me gusta la cerveza. Creo que la entrada es algo cara, unos 15 euros por persona.
Fábrica y Museo de Heineken

Fábrica y Museo de Heineken

  • Volvimos a pasar el Museumplein antes de dirigirnos a Vondelpark, el mayor parque público de Ámsterdam. Para los que vayan con niños es un buen sitio donde pasar un rato con ellos porque hay varias zonas infantiles. También hay atracciones para los mayores que podrán montar en bici o patinar.
Entrada a Vondelpark

Entrada a Vondelpark

  • Nuestra siguiente parada fue Max Euweplein, una plaza donde nos encontramos un ajedrez gigante. En aquel momento unos holandeses estaban disfrutando de una partida con las enormes fichas.
Ajedrez gigante en Max Euweplein

Ajedrez gigante en Max Euweplein

  • Para terminar el día, dimos un paseo en barco por los canales. Hay multitud de empresas que ofrecen los paseos. Junto a la Estación Central puedes coger uno de estos barquitos.

 

Más fotos de éste y otros viajes en Flickr y vídeos en Youtube
¿Aún no eres fan de nuestra página en Facebook? ¿A qué esperas?

Pin It on Pinterest