Hace tiempo que teníamos ganas de ir a la Laponia finlandesa para conocer al auténtico de Papá Noel. Y finalmente este mes de noviembre decidimos cumplir con este sueño viajero. Viajar a conocer a Papá Noel no es un viaje barato precisamente, pero como pasa con un viaje a Disneyland París, es posible conseguir que no sea demasiado caro si lo organizas todo por tu cuenta. En este post, vamos a mostrar cómo organizamos nosotros nuestro viaje ‘low cost’ en familia a Rovaniemi para conocer a Papá Noel.

Laponia es una región que se extiende en realidad por tres países: Finlandia, Suecia y Noruega. Nosotros viajamos a Finlandia, que es donde vive Papá Noel.

En concreto, viajamos a Rovaniemi, que es la ciudad de Laponia que está considerada de manera oficial como la ciudad donde reside Santa Claus. Y es que conocer en persona al propio Papá Noel era el objetivo principal del viaje.

Decidimos organizarlo nosotros mismos porque los precios que habíamos visto siempre por agencia nos asustaban. Eran realmente prohibitivos y no aptos para todos los bolsillos. Además, que por agencia, había que ceñirse a unas fechas concretas, que a nosotros no nos venían bien.

En este post puedes ver el presupuesto, pero en resumen, puedo decir que por libre es muchísimo más barato, con bastante diferencia. Aunque hay que tener claro que aún así, no es un viaje tan barato como otros que os hemos mostrado en el blog.

Laponia en familia: Preparación del viaje

¿Cuándo empezar a organizar el viaje a Laponia?

La idea de viajar a Laponia surgió en septiembre de este mismo año. Bien es cierto que hacía tiempo que nos rondaba por la cabeza. Incluso nos habíamos planteado ir este pasado verano porque Papá Noel está allí todo el año, pero además de verle, también queríamos tener la oportunidad de ver auroras y la nieve, así que por eso descartamos ir en verano.

En septiembre, en una conversación con nuestra hija sobre los personajes que veía en los parques temáticos, nos hizo ver que tal vez no podíamos dejarlo mucho porque ya tiene 5 años, a falta de poco más de un mes para los seis. Queríamos ir a Laponia mientras todavía creyera en Papá Noel.

Nosotros empezamos a organizar el viaje a últimos de septiembre. En concreto, compramos los vuelos el 26 de septiembre para volar del 15 al 19 de noviembre.

En Rovaniemi

Durante días, e incluso semanas, los precios de los vuelos se mantuvieron estables, sin variaciones, pues mi hermano y su novia se unieron a la expedición dos semanas después y consiguieron volar con nosotros en los mismos vuelos al mismo precio.

Si quieres viajar en diciembre o la semana de Reyes, y quieres conseguir un precio aceptable, deberás empezar a organizar el viaje con entre 6 y 9 meses de antelación, según hemos leído. De hecho, miramos fechas en septiembre para ir en diciembre y el precio se triplicaba con respecto a noviembre.

Así que si quieres ir en diciembre la única manera de conseguir un buen precio de los vuelos y del alojamiento es hacerlo con mucha antelación. El período navideño es la época más cara del año, es temporada altísima. Así que los vuelos y alojamientos «baratos» se agotan antes, y a medida que se aproxima la fecha, solo queda lo más caro.

Si vas a viajar a Laponia en otro mes que no sea diciembre, creemos que no se necesita tanta antelación, a juzgar por el «poco» tiempo antes que hemos empezado a organizar nuestro viaje, que ha sido con menos de 2 meses, y no hemos conseguido un mal precio.

Laponia con niños

Trineo con renos en Santa Claus Village

¿Cuándo viajar a Laponia?

Si tu objetivo es conocer a Papá Noel, podrás viajar en cualquier momento del año, porque él está allí siempre y podrás verle en cualquier momento del año. Aunque bien es cierto que en Laponia hay varios Santa Claus, y no todos están disponibles todo el año.  En este post te explico quiénes están, según qué época del año.

Si vas buscando nieve, normalmente desde noviembre hasta abril, suele haber nieve. Las primeras nevadas suelen caer en octubre, y partir de noviembre, suele haber nieve permanentemente. Y la nieve suele permanecer hasta bien entrado abril.

En Laponia

Y digo suele, porque en 2018, cuando viajamos nosotros, no nevó copiosamente hasta el 24 de noviembre. Antes de volar nosotros, tan solo nevó un día, pero se derritió la nieve porque las temperaturas han sido más altas allí de lo habitual. Al parecer, pasó parecido hace unos 6 o 7 años. La nieve se retrasó entonces hasta el puente de la Constitución.

Sin embargo, en 2019, la primera gran nevada que dejó ya nieve permanente cayó a finales de octubre. Ya en el puente de los Santos, se han podido disfrutar de las típicas actividades de nieve.

Si vas buscando nieve en noviembre, otra opción es viajar a Saariselka, que está más al norte , y es donde antes hay nieve permanente.  También dicen que en la zona de Kuusamo y Ruka, e incluso en Muonio y Levi, suele haber nieve antes que en Rovaniemi. Aunque en los días que fuimos nosotros, no había nieve suficiente en ninguno de esos sitios, y cuando compramos los vuelos, no imaginábamos que no habría nieve.

Si vas buscando auroras boreales, es posible verlas entre octubre y marzo, aunque no siempre se ven y dependerá de las condiciones meteorológicas que haya.

Por precio, según nos contaron allí, marzo es un buen mes para viajar a Laponia porque hay nieve, las temperaturas no son tan bajas como entre diciembre y febrero, y los días empiezan a ser más largos, todavía es posible ver auroras boreales y no es tan caro como en diciembre.

También en la segunda quincena de noviembre es un buen momento porque es bastante más barato que en diciembre y año nuevo, pero por contra puede o no haber nieve.

Por otro lado, en noviembre, hacia las 14.30 horas empezaba ya a oscurecer y a las 15.00 horas era noche cerrada. Y no amanecía hasta las 9.30 -10.00 horas. Y en diciembre y enero aún hay menos horas de luz.

Verano puede ser otra buena opción, pero el paisaje es totalmente distinto. En el verano de 2019, nosotros volvimos y luce espectacular y es sensiblemente más barato. Podrás ver el sol de medianoche, que es cuando hay luz solar prácticamente las 24 horas del día.

¿Con qué edad visitar Laponia?

Cualquiera edad es buena para viajar a Laponia. Allí se siente la magia de la Navidad todo el año. Nosotros hemos ido con toda la familia al completo, con abuelos y tíos, y todos lo hemos disfrutado un montón. En Instagram mucha gente me ha preguntado por la edad…

Creo que con lo caro que cuesta viajar a Rovaniemi (porque aunque consigamos un precio aceptable, hay que reconocer que no es barato), hay que intentar ir en un momento en el que sepamos que nuestros hijos puedan disfrutar de la experiencia.

Creo que con menos de 3 años no van a disfrutar igual, porque no son plenamente conscientes de donde están, y sobre todo, no van a recordar. A mi parecer, entre los 4 y los 6 años puede ser la edad perfecta porque aún creen en la magia de la Navidad y en Papá Noel. E incluso con 7 y 8 años puede ser un buen momento, pero a medida que son más mayores, se pierde esa inocencia y tal vez no sea tan «mágico» todo.

Selfie con Papá Noel en Joulukka

¿Cuántos días pasar en Laponia?

Todo dependerá del tiempo disponible que tengas. Pero después de nuestra experiencia, lo mínimo es estar 3 días enteros, sin contar los vuelos. Aunque lo ideal creo que serían 4 o incluso, si puedes, 5 días, porque a nosotros nos faltó tiempo para hacer algunas cosas, aunque las actividades básicas: Papá Noel, renos y huskies pudimos hacerlas.

Si vas entre noviembre y febrero, los días son muy cortos, y apenas hay horas de luz. A eso se suma, que todo los sitios turísticos cierran bastante pronto y tampoco abren muy pronto que digamos. A las 17.00 horas estaba todo cerrado en noviembre (creo que en diciembre, cierran a las 18.00 horas) y antes de las 10.00 horas, también es difícil encontrar los sitios abiertos.

 Vuelos

Desde España no hay vuelos directos a la Laponia finlandesa, por lo que habrá que hacer una escala. Lo más habitual es hacerla en Helsinki.  Solo hay vuelos directos chárter en los paquetes organizados por agencias de viajes.

En Laponia, hay varios aeropuertos, aunque el principal es el de Rovaniemi. Los otros son: Oulu, Ivalo, Kuusamo, Enontekiö y Kittilä. Es conveniente revisarlos por si tuvieran mejores precios que a Rovaniemi, que suele ser la puerta de entrada más habitual.

Para ir a Saariselka, el aeropuerto más próximo es el de Ivalo. Para ir a Ruka, el más próximo es el de Kuusamo, y para ir a Levi o Muonio, el más cercano es el de Kittilä.

Laponia con niños

Volando con Finnair

Nosotros volamos a Rovaniemi, ya que sólo íbamos a estar tres días y como queríamos conocer el Papá Noel de Joulukka (como os decía, hay varios Santa Claus en Laponia y en otro post os contaré con detalle todos los que hay), no podíamos estar perdiendo tiempo desplazándonos a lugares más lejanos.

Buscamos en Skyscanner los vuelos para encontrar la mejor opción para nosotros. Volamos con la TAP a Helsinki, con Finnair entre Helsinki y Rovaniemi (ida y vuelta) y con Norwegian de Helsinki a Madrid.

Fuimos con la TAP en la ida porque era la única compañía que salía de Madrid por la tarde, pero eso nos obligó a hacer una escala en Lisboa. Pero la verdad es que no nos gustó mucho el avión, que nos pareció incomodísimo.

De Madrid a Helsinki hay vuelos directos, pero salen todos en horario de mañana, y el día de salida, nosotros trabajábamos. Si lo dejábamos para el día siguiente, ya perdíamos el día completo volando, porque al tener que hacer escala, llegábamos a Rovaniemi pasadas las 18.00 horas.

En cambio, al volar con la TAP, salimos por la tarde, nos pasamos la noche volando, y aterrizamos en Rovaniemi a las 9.00 horas, con lo que teníamos todo el día por delante disponible. Bien es cierto que fue un poco cansado, tener que dormir en el avión… Pero mereció la pena porque pudimos aprovechar mejor el escaso tiempo que teníamos en Laponia.

Alojamiento

Como éramos un grupo de 8 personas, necesitábamos un sitio grande para todos y que no fuera muy caro. Nos alojamos en una cabaña que tenía tres habitaciones, con tres camas de matrimonio y dos individuales, que estaba a unos 20 minutos del aeropuerto de Rovaniemi.

Laponia con niños

Nuestra cabaña y nuestra furgoneta en Laponia

La casa era esta: Ahosen Lamamkit, ubicada en Vikajärvi, junto a un lago. Era preciosa, amplia, muy bonita decorada, muy limpia y estaba perfectamente equipada con cocina, comedor, baño, aseo y sauna finladesa. Se podía aparcar perfectamente en la entrada. También disponía de una barbacoa, que supongo que será ideal si vas en verano. Nosotros al ir en otoño-invierno, ni la encendimos.

Al estar alejada de la ciudad y de contaminación lumínica, tenía la ubicación perfecta para ver auroras boreales, algo que pudimos contemplar la última noche del viaje.

Y lo mejor de todo era su precio, porque solo fueron 435 euros para tres noches para todos los que éramos. En realidad, el precio era más barato, 395 €, pero si querías toallas y sábanas, subía 5€ por persona (niños a partir de 4 años incluido), que al ser 8, son 40 € más. Nosotros al ser un viaje en el que solo viajábamos con equipaje de mano, no podíamos llevarnos nuestras propias sábanas ni toallas, porque con la ropa, de invierno, que abulta, no nos cabía.

Coche de alquiler en Laponia

Para llegar a la casa, precisábamos vehículo porque no hay transporte público hasta allí. Si te alojas en Rovaniemi, tal vez no necesites coche porque hay buses que conectan el aeropuerto con la ciudad, y la ciudad con los principales sitios turísticos como Santa Claus Village y Santa Park. Además, si haces excursiones con alguna de las muchas agencias que hay, en la mayoría está incluida la recogida en tu alojamiento y los traslados al lugar de la excursión.

Nosotros alquilamos en Budget a través de AutoEurope una furgoneta de 9 plazas y para tres días nos salió muy bien de precio: 294 € + 87 € del seguro a todo riesgo.

Sobre conducir en Laponia, pues se conduce bastante bien, aunque nosotros no teníamos nieve. Pero sí dos de tres días, las carreteras estaban heladas, y no hubo ningún problema. Los coches están preparados durante el invierno con ruedas específicas. En vez de echar sal en las carreteras como en España, vimos que suelen echar gravilla. El precio del gasoil es bastante más caro que en España. En noviembre de 2018, el precio del litro era de 1,56 €.

Laponia con niños

Círculo Polar Ártico

Seguro de viaje

Como en Finlandia es parte de la Unión Europea, con la tarjeta sanitaria europea pensamos que sería suficiente.

Actividades realizadas en Laponia

Ya escribiremos un post completo sobre todo lo que se puede hacer en Rovaniemi en otoño si no hay nieve, pero os contaré en resumen qué hicimos nosotros.

Antes de viajar, contratamos la visita privada Dream of Joulukka, que es una de las posibilidades que existen en Laponia para conocer a Papá Noel. Es una visita de unas 3 horas y altamente recomendable. La hicimos por privado porque tan solo del 23 de noviembre al 6 de enero están disponibles las visitas habituales. Fuera de esas fechas, hay que hacerlo por privado. Ya os contaremos en otro post más sobre esta actividad que es la que más nos ha gustado del viaje.

Luego contratamos tres excursiones con una agencia local, Nordic Unique Travels, que no recomiendo en absoluto. En concreto las excursiones que contratamos fueron:

  • Visita a granja sami de renos
  • Visita a granja de huskies y montar en coche tirado por huskies durante 500 metros
  • Caza de auroras boreales con barbacoa lapona

Por qué no contratar con Nordic Unique Travels 

  • Excursiones que duran bastante menos de lo que publicitan en su web
  • Transportes viejos, sucios y con cinturones rotos en varios asientos
  • No ponen sistema de retenciones infantil adecuado a la edad y tamaño del peque. Nosotros contratamos plaza para una niña de 5 años, e inicialmente no pusieron el asiento. Cuando nos quejamos, nos pusieron uno que le quedaba pequeño.
  • Contratamos con guía en español, pero parte del grupo, como los asientos de la furgoneta que llevaba nuestro guía tenia los cinturones rotos, tuvo que ir en otras furgonetas con guía en ¡chino!
  • Contratamos visitar una granja sami de renos, y de sami no tenía nada.
  • Reservamos para ir a una granja sami de huskies, y nos llevaron a Husky Park, que tampoco es sami, y que para colmo, el día de la excursión, era gratis entrar.
Laponia con niños

Visita a granja de renos

Pero una vez de vuelta, podemos decir que para hacer estas actividades no se precisa contratar ninguna excursión. Se puede ir perfectamente por libre, y el coste bastante inferior.

Y luego allí, fuimos también a:

  • Santa Park: visitamos este sitio que es una especie de parque temático dedicado a los elfos y la Navidad y en el que hay muchos talleres y actividades a realizar, y donde incluso se puede conocer a Papá Noel.
  • Santa Claus Village: aquí hay varios sitios que ver: la Oficina Postal de Santa Claus, la Oficina de Santa Claus (otros sitio más donde poder verle), ver la línea del Círculo Polar Ártico, adquirir un certificado de haber atravesado el Círculo Polar Ártico…
  • Montar en trineo tirado con renos en Santa Claus Reindeer, que está en Santa Claus Village. Esta empresa tiene un camino de 400 metros acondicionado con hielo para que se pueda deslizar el trineo, en caso de que no haya nieve.
Laponia con niños

Montando en coche tirado por huskies

  • Ver auroras boreales: para el último día contratamos un servicio de alerta de auroras, puesto que ninguna de las dos noches anteriores, incluida la de la excursión, habíamos podido verlas. Los dos primeros días utilizamos una app gratuita, Aurora Forecast, pero no nos había avisado de que hubiera las «luces del norte», como las llaman allí. Así que el último día, contratamos el servicio de alerta por SMS de https://auroraalert.fi/ que cuesta 6,95 € para un día. Y funcionó a la perfección, porque a las 2.30 horas, nos despertó avisándonos de que había auroras.

Cómo vestir en Laponia en otoño e invierno

Una de las dudas que más me han preguntado es cómo vestir para viajar a Laponia cuando hace frío. Nosotros no tuvimos temperaturas demasiado extremas. El primer día la temperatura máxima fue de 5ºC y la mínima de 2ºC. El segundo día, la máxima fue de 2ºC y la mínima de -2ºC. Y el último día, la máxima fue de -1ºC y la mínima de -8ºC.

En nuestra maleta llevamos ropa de Decathlon, y también del Lidl. Hay tiendas especializadas que venden ropa de mejor calidad para ir a lugares con temperaturas muy frías y con nieve, pero para tres días que íbamos a estar, consideramos que no nos merecía la pena gastarnos mucho dinero.

Laponia con niños

En Santa Park

En concreto, íbamos vestidos por capas:

  • Primera capa: camiseta y mallas térmicas pegadas al cuerpo.
  • Segunda capa: forro polar y pantalón para senderismo en la nieve (no es el típico pantalón de para ir a esquiar o hacer snowboard, sino uno que es perlante -que resbala el agua-, y que tiene un forrito polar en su interior).
  • Tercera capa: abrigo que aguanta temperaturas de hasta -10ºC (también lo hay que aguanta hasta -30ºC).

Además, para los pies llevábamos:

  • Calcetines de lana
  • Botas para trekking en la nieve, que aguantan temperaturas de hasta -18ºC.

View this post on Instagram

No es la mejor foto de auroras, pero al final la conseguí 😍😍😍 . De madrugada, cuando dormíamos, recibí un SMS de que había auroras en ese momento y parte del grupo saltamos de nuestras camas y salimos corriendo de casa a verlas… . Esta noche había – 4°C, aunque la sensación térmica era de – 8°C… Y aunque hoy teníamos que madrugar para coger el avión de vuelta y apenas he dormido, mereció la pena 😍😍😍 . . . #northernlights #VisitRovaniemi #visitlapland #Laponia #Finlandia #Finland #lapland #aurorasboreales #viajarenfamilia #wearetravelmamas #travelmadfam #travelmum #TravelingMom #travelinspiration #familytravel #familiasviajeras #familywanderlust

A post shared by MCarmen ✈️Viajes con niños 👪 (@locosxlosviajes) on

También llevábamos gorro con forro polar en su interior y braga polar o bufanda al cuello. La verdad es que con toda esa ropa, no hemos sentido frío. Si vas en época de nieve, puede que en lugar del pantalón de senderismo necesites uno propiamente de ski, que son impermeables por completo.

De todas formas, la mayoría de empresas que organizan excursiones, facilitan ropa de abrigo y calzado especial para las bajas temperaturas, que deberás llevar encima de tu propia ropa. Así que siendo así, no te hará falta una ropa demasiado especializada y cara. Únicamente puedes pasar un poco más de frío haciendo actividades tipo trineo con renos, huskies o motonieves, porque en realidad es poco tiempo el que probablemente pasarás a la interperie.

¿Tienes alguna duda más sobre preparar un viaje por libre a Laponia?

Pin It on Pinterest