Cuando uno piensa en Ibiza, lo primero que viene a la cabeza es que es que es la isla de la fiesta por excelencia, con sus grandes discotecas, y donde cada año se dejan caer los famosos, pero sin embargo, la mayor de las dos Islas Pituisas es un destino fabuloso también para ir con niños, como bien pudimos ver en nuestro viaje con la peque.

Ibiza tiene muchas playas y calas con agua azul turquesa que nada tienen que envidiar a las que se pueden ver en el Caribe. Además, tiene una gran oferta de ocio para todos, incluidos los más pequeños de la casa, una rica gastronomía y un gran patrimonio cultural.

Cómo llegar a Ibiza

Sin duda, la forma más rápida y cómoda es con avión. Hay vuelos en compañías de bajo coste como Ryanair, que es como fuimos nosotros. Aunque si vas en verano, en plena temporada alta, o coges los vuelos con mucha antelación, o incluso en aerolíneas low cost, el billete será bastante caro. Otra opción es ir en ferry desde Valencia, Denia o Barcelona. Hay varias compañías que hacen el trayecto como Balearia o Transmediterránea.

Cómo moverse en Ibiza

Salvo que viajes en ferry y te lleves tu propio coche, lo mejor es alquilar un vehículo para moverse por la isla porque es una isla que merece la pena recorrer entera. No es muy grande y tiene muchas cosas qué ver. Nosotros alquilamos con Sixt, aunque hay muchas otras compañías.

Cala Portimax

Cala Portimax

Dónde alojarse en Ibiza

Nosotros nos alojamos en Sant Antonio de Portmany, en un hostal que estaba muy bien, aunque algo alejado de la playa, pero fuimos en temporada baja, y no íbamos en plan turismo de sol y playa. Al recorrer la isla, vimos otras zonas que nos gustaron mucho más por si volvemos en verano con la niña, como Santa Eulària des Riu o Portinatx que nos parecieron mucho más tranquilas y con ambiente más familiar.

Qué ver y hacer en Ibiza con niños

¿A qué niño no le gusta la playa? Pues Ibiza tiene muchas y muy bonitas en las que los más pequeños se lo pasarán en grande. Como la isla es pequeña, en un mismo día podrás disfrutar de varias de sus calas. Las que más nos gustaron fueron:

Cala Salada

Cala Salada

  • Playa S’Arenal Gros y Playa S’Arenal Petit: dos playas que están en el término municipal de Portinatx. S’Arenal Gros es la que tiene la playa más grande. A través de un paseo lleno de tiendas, bares y restaurantes, está conectada a S’Arenal Petit. Ambas tienen fina arena blanca y aguas cristalina de un azul turquesa muy intenso. Están perfectamente acondicionadas y cuentan con servicios como alquiler de hamacas y sombrillas, duchas, servicio de salvamento y es accesible para personas con movilidad reducida. Son dos playas que cubren poco, lo que las hacen ideales para los niños.
  • Santa Eulària des Riu: es el segundo municipio más grande de la isla, solo por detrás de Eivissa, la capital. Al ser tan grande, cuenta con todo tipo de servicios. Tiene varias calas -Nova, Llenya, Llonga, Boix, Sa Caleta, Es Canar… – y playas -des Figueral, Santa Eulària…, la mayoría con vigilancia y algunas de ellas, incluso cuentan con bandera azul.
  • Cala Comte: es una zona preciosa para ver el atardecer, aunque también es estupenda para pasar el día bañándose en sus tranquilas aguas. Por ponerle una pega, se llena enseguida y que en los alrededores tan solo hay un bar y una tienda de recuerdos.
Cala Comte

Cala Comte

  • Ses Salines: es una de las playas más bonitas de la isla. Por algo es la playa donde el famoseo se deja ver cuando visita Ibiza. Está muy cerca de las Salinas. De hecho, se sitúa sobre el Parque Natural de Ses Salines.

Aunque estas fueron las calas y playas que más nos gustaron, Ibiza tiene muchísimas más. Lo mejor es intentar recorrer la isla para dar con la que más os guste.

Pero además de pasar el día en la playa, que a todos los niños les gustará, Ibiza tiene también pueblos con mucho encanto y otras muchas actividades que se pueden hacer:

  • Dalt Vila: el casco histórico de Eivissa es precioso, y desde lo alto, se puede ver el puerto principal de Ibiza, y al que llegan los ferries.

ibiza_con_sixt4

  • Santa Eulària des Riu: es un pueblo muy bonito, con un agradable paseo y en el que destaca sobre todo el Puig de Missa.
  • Yacimientos arqueológicos: en Ibiza hay varios yacimientos fenicios interesantes que se pueden visitar como el de Sa Caleta o el Puig de Molins.
  • Cueva de Can Marçà: aunque a nosotros nos decepcionó, tal vez a los niños les puede llamar la atención visitar esta pequeña cueva dentro de una enorme roca.
  • Mercadillo hippy de Las Dalias: Se puede visitar todos los sábados del año de 10.00 a 20.00 horas, aunque no es el único, porque durante el verano se instalan más. Sin embargo, el de Las Dalias es el primero que se puso en marcha y es uno de los más míticos y donde saborear el verdadero ambiente hippy de la isla, y donde se puede aprovechar a comprar ropa de estilo ibicenco.
Mercado de Las Dalias

Mercado de Las Dalias

  • Aquarium Cap Blanc: ubicado dentro de una cueva, situada cerca de la playa de Cala Gració, junto a la Bahía de Sant Antoni. Al parecer, no es un acuario grande, pero es bastante curioso. Nosotros no tuvimos tiempo de visitarlo, pero es que solo estuvimos 2 días y medio en la isla.
  • Parque Acuático Sirenis Aquagames. A este tampoco pudimos ir, pero por lo que hemos visto en su web, tiene zonas para niños a partir de 2 años. A los que les gusten los parques acuáticos, en este seguro que disfrutarán.

En definitiva, Ibiza es una isla perfecta tanto para mayores como para niños, y no solo es sinónimo de fiesta.

Playa de Ses Salines

Playa de Ses Salines

Pin It on Pinterest