En plena Serranía de Cuenca y formando parte de un Parque Natural, se encuentran uno de los espacios que nos parecen más bonitos de la provincia, aunque no es tan conocido y turístico como las Casas Colgadas o la Ciudad Encantada. Cuando estuve viviendo en Cuenca aproveché mi estancia para hacer excursiones por los alrededores y en una de estas excursiones llegué hasta el Nacimiento del Río Cuervo.

A unos 80 km de Cuenca (si se va desde Madrid son unos 250 km), se halla el Nacimiento del Río Cuervo, un paraje natural en el que nos encontraremos numerosas cascadas y manantiales en medio del bosque. Para llegar hasta este lugar, hay que atravesar varios pueblecitos de la Serranía que también pueden resultar interesantes para una visita rápida: Huélamo, Uña o Tragacete. Este último está a tan solo 12 km del acceso al Nacimiento del Río Cuervo.

Nosotros hicimos esta excursión una tarde después del trabajo y de comer. De camino paramos en el Ventano del Diablo, en la Laguna de Uña y en el embalse de la Toba.

El Ventano del Diablo es un mirador natural que se ha formado entre dos rocas y desde el que se pueden ver unas magníficas vistas del hoz del Júcar y de la Serranía de Cuenca. Se encuentra dentro del término municipal de Villalba de la Sierra, muy cerca de la Ciudad Encantada. Además, para los amantes del rafting, es posible descender las aguas gélidas del río. Nosotros vimos a mucha gente practicar esta actividad en esta zona.

El río Júcar desde el Ventano del Diablo

El río Júcar desde el Ventano del Diablo

Continuamos la ruta hasta llegar a nuestra siguiente parada en el municipio de Uña para ver la Laguna de Uña. Es una laguna formada por un afluente del río Júcar, el Arroyo del Rincón, y donde predomina la trucha común de la serranía y las carpas. Junto a la Laguna de Uña hay un Centro de Interpretación del Medio Acuático, pero nosotros lo pillamos cerrado cuando estuvimos.

Laguna de Uña

Laguna de Uña

Muy cerca, y también perteneciente al municipio de Uña, nos encontramos con el Embalse de la Toba, que también se forma a partir del río Júcar. Es una área recreativa donde es posible el baño, la pesca y los deportes acuáticos. Nosotros solo hicimos una paradita breve para hacer algunas fotos porque la finalidad de la excursión era llegar al Nacimiento del Río Cuervo, pero es el Embalse de la Toba es una zona que está muy bien para pasar el día si se va tanto con niños como sin ellos.

Embalse de la Toba

Embalse de la Toba

Seguimos avanzando y por fin llegamos al Nacimiento del Río Cuervo. El acceso es libre y gratuito. El recorrido por los senderos que llevan hasta el mismo nacimiento no es muy largo y es de fácil acceso por lo que puede ser una ruta ideal para hacerla con niños.

Nacimiento del Río Cuervo

Nacimiento del Río Cuervo

 

Información práctica
Nosotros hicimos esta excursión en una tarde de verano. Aunque la mejor época para visitar el Nacimiento del Río Cuervo es en primavera, cuando se produce el deshielo y puede haber más agua, o en otoño, para poder disfrutar de las diferentes tonalidades de ocres de las hojas. Sin embargo, el verano es también una buena opción para evadirse de las altas temperaturas porque en este paraje se está bastante fresquito.

Se puede combinar la excursión a la Serranía de Cuenca con una visita a la Ciudad Encantada, que queda muy cerca del Ventano del Diablo si se dispone del día completo.

Para llegar: Desde Cuenca, está perfectamente indicado. Tomamos la carretera que va a Villalba de la Sierra  y la Ciudad Encantada. Seguimos por Uña hasta llegar a Tragacete, y allí cogemos la CM-2106. Pasados 12 kilómetros nos encontramos el acceso al Nacimiento del Río Cuervo.

Pin It on Pinterest