En nuestro reciente viaje por Grecia, alquilamos un coche en Goldcar tanto en Atenas para recorrer el Peloponeso, como en Creta, porque es la mejor forma de recorrerse el país. En el caso de Atenas, lo alquilamos desde que aterrizamos en el país, y durante cinco días visitamos la parte continental del país.

Para el ‘roadtrip‘ por el Peloponeso alquilamos un Toyota Auris 1.3 gasolina con la compañía Goldcar, en Atenas, porque es la compañía que mejor precio ofrece con diferencia, y además, ya la habíamos probado en Tenerife y allí quedamos muy contentos con la experiencia. En Grecia, también la experiencia fue buena. La atención fue excelente, y el coche que nos dejaron era prácticamente nuevo; tan sólo tenía 5.000 kms.

La oficina de Goldcar no se encuentra físicamente en el aeropuerto de Atenas, pero tiene un servicio de transporte, gratuito («shuttle», así lo llaman), que te lleva del aeropuerto a la oficina y al revés. El hecho de que no esté la oficina dentro del aeropuerto tiene su ventaja en el precio, que es bastante más barato que el de las otras compañías internacionales que sí se encuentran en el aeródromo; las cuales, cuando te dan presupuesto, provocan que te den ganas de salir corriendo, con las manos arriba, claro.

Guía de Grecia con niños: Nuestro coche de Goldcar

Nuestro coche de Goldcar en Atenas

Al volante del Toyota Auris nos pusimos en marcha para recorrernos el Peloponeso y durante nuestra ruta hubo muchas cosas que nos llamaron la atención de cómo se conduce en Grecia y eso que ya habíamos leído algo en otros blogs. Encontramos muchas cosas sorprendentes, como por ejemplo las siguientes:

  • Usan el arcén como un carril más. No dudan en cruzar la línea continua para realizar adelantamientos, cerciorándose antes, eso sí, de que no se pone en peligro la circulación de vehículos. Intuyo que esto es una norma no escrita, porque siempre sucedía así, salvo cuando estaba la policía cerca. Suponemos que usan el arcén, principalmente, para no entorpecer a los demás vehículos.  Por ejemplo, cuando un conductor veía por el retrovisor que se le acercaba otro coche por detrás, para facilitarle que le adelantase, se apartaba al arcén; o si un vehículo se incorporaba a una vía, para no entorpecer a los que iban por dicha vía, empezaba a circular por el arcén. O también vimos que si un coche circulaba despacio, lo hacía por el arcén. Esto ocurría en las vías secundarias de un carril por sentido principalmente, aunque también en las autopistas. Muy ocasionalmente utilizaban el arcén para adelantar por él. Cuando hacían esto era porque los que circulaban por los carriles iban despacio y no se apartaban ellos al arcén para ser adelantados.
Coche de alquiler Grecia

Usan los arcenes como un carril más…

  • La mayoría de las carreteras son vías secundarias, de un carril por sentido, pero nada tienen que ver con nuestras vías secundarias porque el pavimento en Grecia está en peor estado.
  • Por contra, estas vías secundarias están plagadas de radares de velocidad, bien indicados, por supuesto. Como hay muchos tramos en mal estado y con muchas curvas, es muy frecuente ver señales que modifican los límites de velocidad.
Coche de alquiler Grecia

Hay un montón de radares

  • Hay muy pocas autopistas, y las pocas que hay es de peaje, el cual tienes lo tienes cada pocos kilómetros. En las autopistas hay menos radares que en las vías secundarías. Y en algunos tramos de las autopistas el límite máximo de velocidad es de 130 km/h.
  • Hay muchísimas gasolineras cada muy pocos kilómetros, especialmente en las vías secundarias; muchas más que en España. Sin embargo, apenas venden productos en las gasolineras; sólo tienen algo para los coches (aceites, líquidos refrigerantes, bombillas…) y alguna bebida, pero poco más.
  • El combustible es más caro que en España. En Grecia, en la parte peninsular, el litro de gasolina 95 cuesta entre 1,42 – 1,55 €/l. Y se puede decir que es barato, porque en las islas, como en Santorini, se dispara hasta los 1,95 €/l.
Coche de alquiler Grecia

Hay áreas de servicio con servicios

  • A pesar de que hay muy poca autovía y la mayoría es de peaje, llama la atención que hay muchísimas áreas de descanso, muchas más que en España. Y en todas ellas hay baños.
  • En todas las carreteras, pero especialmente en las vías secundarias, nos podemos encontrar cada pocos kilómetros, o incluso metros, altares, más o menos suntuosos. Por lo visto, éstos se ponen en puntos donde una persona ha tenido un accidente. Hay dos teorías: por lo que hemos podido averiguar se suelen poner porque del accidente alguien sobrevivió y se construyen para dar gracias de que la persona siga viva. Otra teoría es que se ponen para recordar que hubo un accidente en ese punto donde alguien murió.
Coche de alquiler Grecia

Hay altares cada pocos pasos

  • Hay dos hábitos que también nos han llamado poderosamente la atención: uno es el hecho de que allí la gente no pita como en España, cuando tiene prisa y el que va delante va despacio o tarda en salir en un semáforo, por ejemplo. Allí sólo pitan si hay riesgo de atropello o accidente.
  • También nos ha sorprendido que, en ciudad, los motoristas no suelen llevar casco; ello nos hace deducir que, quizá, las leyes allí sean mucho más laxas que en España.
Coche de alquiler Grecia

Conduciendo en Grecia

NOTA: Este post que detalla nuestra propia experiencia alquilando un coche con Goldcar en Grecia, ha sido posible gracias a una colaboración con esta empresa. 

Pin It on Pinterest