En Kuala Lumpur, al igual que en toda Malasia, alojarse puede ser muy asequible. Cuando organizamos nuestro viaje al Sudeste Asiático, teníamos claro que nuestro alojamiento en Kuala Lumpur debía tener piscina infinita con vistas a las Torres Petronas. Finalmente nos alojamos en el edificio Platinum, el mismo en el que está el famoso hotel The Face Suites, a unos 15 minutos andando de las Torres Petronas.

Cuando estuvimos en Kuala Lumpur el verano pasado, nuestro alojamiento con piscina infinita con vistas a las Torres Petronas causó sensación en Instagram, que es donde os lo mostramos primero (si aún no nos sigues, ¿a qué esperas? Allí te podrás enterar antes de nuestras aventuras). Fueron muchos los mensajes que recibimos preguntando por el sitio.

Nuestro apartamento en Kuala Lumpur

Nosotros nos alojamos en un apartamento amplísimo en el edificio Platinum. Este edificio tiene como peculiaridad que una parte corresponde al hotel The Face Suites, y la otra parte son apartamentos que alquilan empresas o particulares en plataformas como Airbnb y Booking.

Ambas partes del edificio comparten una preciosa piscina infinita con vistas a las Torres Petronas y la Torre KL en la planta 51, que será la razón por la que querrás alojarte aquí.

Además de su fabulosa piscina, el edificio Platinum tiene una ubicación fantástica. Está a unos 10-15 andando de las Torres Petronas, a unos 20 minutos andando de la Torre KL. Tiene cerca la estación de monorrail de Bunkit Nanas -a unos 5 minutos- y también el metro Dang Wangi -a otros 5 minutos-.

Piscina del edificio Platinum con vistas a las Petronas

Piscina del edificio Platinum con vistas a las Petronas

Pero si con su buena ubicación y su ‘nfinity pool no tuviésemos suficientes razones para alojarnos en este sitio, el apartamento en sí bien que merece la pena. Era enorme y estaba perfectamente equipado. De buena gana, ¡¡nos habríamos quedado allí a vivir!!

Tenía un salón muy amplio con cocina americana a la que no le faltaba detalle: frigorífico, vitrocerámica, lavavajillas, cafetera, microondas, hervidor y un montón de utensilios para preparar tus comidas.  El salón tenía un gran sofá y televisión. Además, había aire acondicionado tanto en el salón como en la habitación.

El baño también era enorme con una amplia ducha. Contaba con lavadora que nos vino estupendamente para hacer la colada. También tenían un tendedero. Solo contaba con una habitación con una cama queen size y disponía de armario ropero amplísimo donde dejábamos nuestras maletas y nuestra ropa.

Piscina del edificio Platinum con vistas a las Petronas

Apartamento del edificio Platinum

Aunque es un apartamento, cada día hacían una limpieza general, nos reponían las amenities del baño y nos dejaban dos botellitas de agua gratis.

El edificio Platinum cuenta con habitaciones con vistas a las Petronas, pero nuestro apartamento daba justo al lado contrario. Aún así, ¡nos encantó!

Por sacarle un fallito, solo nos dieron una llave, que para colmo se necesita para poder subir y entrar en la piscina en la planta 51. Y si alguno de los tres no quería subir a la piscina y el otro sí, obligabas al que se quedaba en el apartamento a quedar sin llave.

Cómo alojarse con vistas a las Petronas sin dejarse un riñón

Hemos de decir que en un primer momento, nos decidimos por el WP Hotel por su buen precio y su buena puntuación en Booking que es donde lo reservamos, y porque The Face Suites se subía mucho.

Apartamento del edificio Platinum

Apartamento del edificio Platinum

El WP Hotel salía por 30 euros la noche sin desayuno, mientras que en The Face Suites se nos iba a 150 euros la noche sin desayuno (ten en cuenta que reservamos el alojamiento solo dos meses antes de viajar). Si reservas con mayor antelación, podrías conseguir un mejor precio.

Pero tres semanas antes de emprender el gran viaje del verano, volvimos a remirar los precios. En los viajes de verano, nos suele gustar darnos algún capricho, como un buen alojamiento, como por ejemplo, cuando estuvimos en la Costa Oeste y nos alojamos en Monument Valley.

The Face Suites nos seguía pareciendo carísimo para los precios que se manejan en Malasia, pero entonces nos dio por mirar en Airbnb. ¡Y bingo! Ya habíamos utilizado Airbnb el año anterior en nuestro viaje a Grecia para alojarnos en un precioso apartamento en el barrio que más nos gustó de Atenas y fue una experiencia estupenda.

Si quieres también alojarte en un precioso apartamento de Airbnb, si te registras a través de nuestro enlace, te llevas un descuento de 25€ para tu próxima reserva.

Piscina del Platinum con vistas a las Petronas

Piscina del Platinum con vistas a las Petronas

En Airbnb encontramos varios apartamentos en el mismo edificio de The Face Suites y a precios mucho más asequibles, que no pertenecen al hotel en sí, pero sí que comparten la estupenda infinity pool.

Como solo quedaban 3 semanas para el viaje, no había mucha disponibilidad ya en el edificio. Y es que los apartamentos en el Platinum están muy solicitados por su impresionante piscina infinita.

Finalmente dimos con un apartamento que entraba dentro del presupuesto que queríamos gastarnos. El único problema es que ponía que era para dos personas únicamente. Así que contacté con el dueño y le comenté que nos encantaba su apartamento pero que viajábamos con nuestra hija de 5 años y le pregunté si sería posible reservar el apartamento pagando suplemento si hiciera falta.

Apartamento del edificio Platinum

Apartamento del edificio Platinum

El dueño fue supermajo y contestó inmediatamente y nos dijo que podríamos alojarnos sin problemas con ella, pero compartiendo cama, porque no había más que una en el apartamento. Lo mejor de todo es que nos dijo que no debíamos pagar más por ella. El precio al final fue de 71 euros por noche sin desayuno. ¡Muy buen precio para un superapartamento en Kuala Lumpur!

Y estoy segura de que si hubiéramos mirado antes en Airbnb, habríamos podido encontrar un mejor precio en el edificio Platinum.

¿De qué manera encontrar apartamentos en el mismo edificio que nosotros?

En Airbnb, solo pon The Face Suites Kuala Lumpur y encontrarás las múltiples opciones disponibles. Y en Booking, también busca por la opción de Saba Suites.

Si no has usado nunca Airbnb, es muy sencillo. Te registras con nuestro enlace y recibes 25 € para tu primera reserva que se descontará automáticamente. Para el registro, puedes utilizar Facebook o tu correo.

Cuando localices un alojamiento que te guste, mira los comentarios de otros usuarios para decidirte. Yo, además, miro si es un superhost, es decir, un casero con experiencia y buenas evaluaciones. Y también me fijo en las condiciones de reserva. Al contrario que en Booking, que te permite en muchas ocasiones cancelar hasta el último momento, en Airbnb, la mayoría de las veces no es así. Y si quieres cancelar, tendrás unos gastos.

Piscina del edificio Platinum

Una vez que te decides, hay alojamientos con reserva inmediata y otras veces, necesita que sea el dueño el que lo apruebe. Una vez aprobada, dispones de un tiempo limitado para hacer la reserva y pagar. Es otra de las diferencias de Booking. Deberás pagar inmediatamente.

Dependiendo de las condiciones de reserva, habrá ocasiones en las que podrás cancelar gratuitamente, otras con unos pequeños gastos de gestión y en otras, tal vez, solo recuperes la mitad de lo pagado.

Otras opciones de alojamiento en KL

Si aún así, crees que no entra en tu presupuesto alojarte en el edificio Platinum, pero no quieres renunciar a una piscina infinita con vistas a las Petronas en tu estancia en Kuala Lumpur, hay otras opciones que suelen salir asequibles y de las que hemos leído buenas referencias:

Pin It on Pinterest