Vayamos por donde vayamos, ya huele a Navidad, una época en que las ciudades lucen especialmente bonitas. Y es que las calles se engalanan con luces de colores, en muchos espacios públicos se levanta el árbol de Navidad y se abren al público los mercadillos navideños en plazas de muchas ciudades europeas.

En Madrid no iba a ser menos y varios son los lugares donde podemos encontrar uno. Pero sin duda, el más tradicional, y también el más veterano -lleva más de siglo y medio instalándose-, de todos los mercadillos navideños que estos días podemos visitar en la capital es el de la Plaza Mayor.

Para nosotros la Navidad no comienza el 24 de diciembre, en Nochebuena, ni el 22 de diciembre con el Sorteo del Gordo… Para nosotros empiezan las Navidades con la visita a este mercadillo días antes. Pasear por entre los 82 puestecillos que lo conforman es ya un clásico. Es, sin duda, cita obligada para niños y mayores en Madrid.

A nosotros nos gusta dar un tranquilo paseo entre las casetas para curiosear lo que venden. Aquí encontraremos todo lo necesario para decorar la casa para estas fiestas, aunque bien es cierto que los precios son un poco más altos que en los comercios.

plaza_mayor_madrid-1

Pero, ¿a quién no le gusta llevarse alguna cosita para casa de este mercado de Navidad? Nosotros todos los años picamos algo: alguna bola para el árbol, alguna adorno para casa, algún gorro gracioso para hacer el chorra en las fiestas…

Gran parte de las casetas se dedican a vender figuras para montar el Belén. Se suele tratar de figurillas artesanas, de gran belleza, que nada tienen que ver con las que se venden en otras tiendas… También nos encontramos con elementos como fuentes y cascadas para hacer lo más real posible el nacimiento.

Pero si lo que queremos es comprar el árbol, también podemos llevarnos a casa un abeto natural, de todos los tamaños, así como todo tipo de adornos para después decorarlo: bolas, guirnaldas y luces de colores… Asimismo en los puestecillos se venden otros complementos para las fiestas como gorros, disfraces y calcetines para que Papá Noel o los Reyes Magos nos dejen sus regalos.

plaza_mayor_madrid-2

Además de curiosear entre las casetas, para los más pequeños existe otra atracción. Todos los años se instala un tiovivo, de esos antiguos, con sus caballitos, que seguro que hará las delicias de los más menudos de la casa, aunque tal vez el bolsillo de los padres no lo disfrute tanto porque el precio no es barato precisamente (3 € cada viaje).

Pero lo mejor de visitar este mercadillo es su entorno, uno de los lugares más bonitos de la ciudad: la Plaza Mayor, una plaza porticada, en el corazón del Madrid de los Austrias, y a pocos pasos de la Puerta del Sol.

plaza_mayor_madrid-4

En cambio, si lo que buscas es un regalo para estas fiestas, hay otro mercadillo muy próximo a la Plaza Mayor: el mercado de artesanía y regalos de la plaza de Jacinto Benavente.

Información práctica del Mercado de Navidad de la Plaza Mayor
Se inauguró el pasado 24 de noviembre y permanecerá abierto hasta el 31 de diciembre.

Horario de apertura: de lunes a jueves, de 9.00 a 22.00 horas y viernes, sábados y domingos, de 9.00 a 23.00 horas.

 

Pin It on Pinterest