En la segunda quincena de septiembre volvíamos a tener vacaciones, por lo que allá por julio nos pusimos a mirar vuelos como locos.  Por citas médicas (nada grave), de las dos semanas con las que contábamos, solo disponíamos para viajar de ocho días, por lo que, tendría que ser un destino relativamente cercano, a algún sitio de Europa. Desde hacía tiempo teníamos ganas de pisar Alemania y ahora parecía ser el momento.

Justo coincidía que en la segunda quincena de septiembre comenzaba el Oktoberfest, la fiesta de la cerveza, a la que siempre habíamos dicho que queríamos ir por ver el ambientillo, y de paso conocer Múnich, que también pintaba bien.

Nos pusimos en contacto con Turismo de Alemania para que nos facilitaran información y planos y la verdad es que fueron supereficientes. A los pocos días, en el buzón de casa tenía todo lo que había pedido e incluso más. También nos pusimos en contacto con Turismo de Múnich y Turismo de Berlín y fueron igualmente eficientes como los de Turismo de Alemania y respondieron con premura a nuestra solicitud.

Ruta 

La idea era entonces visitar Múnich, acercarse al Oktoberfest y visitar los famosos castillos del llamado Rey Loco, en especial el de Neuschwanstein, que, desde que supe de su existencia, quería visitar porque siempre me había parecido un lugar mágico, de cuento de hadas (y no me extraña que tuviera esa sensación porque también la tuvo Walt Disney que se inspiró en él para el Castillo de la Bella Durmiente). Pero ocho días nos parecía demasiado tiempo (nosotros que somos de culo inquieto)… Así que empezamos a barajar también la opción de hacer una visita a la capital. Hace tiempo que andábamos detrás de ir a Berlín, pero al final nunca cuadraban los vuelos para que pudiéramos ir.

Castillo de Neuschwanstein

Castillo de Neuschwanstein

Finalmente la ruta fue:

DÍA 1: Madrid – Múnich: visita del campo de concentración de Dachau y un poco de la ciudad
DIA 2: Füssen: visita de los castillos del Rey Loco
DÍA 3: Salzburgo (aunque es de Austria, está relativamente cerca de Múnich y es posible hacer una visita de un día).
DÍA 4: Múnich
DÍA 5: Oktoberfest y más Múnich
DÍA 6: Oktoberfest y más Múnich
DÍA 7: Múnich – Berlín
DÍA 8: Berlín
DÍA 9: Berlín – Madrid

Vuelos

Tras mirar y remirar en muchas aerolíneas, al final optamos por Iberia porque volaba directamente a Múnich y tenía buenos horarios. Además, nos permitía también la opción de que la vuelta a Madrid fuera desde Berlín en lugar de Múnich y de precio salía igual. Nos salió por 478,92 € los dos, algo caro para los vuelos que solemos coger por Europa, pero para las fechas que eran y volando con Iberia, pues es lo que tenía…

Campo de concentración de Dachau

Campo de concentración de Dachau

Eso sí, imaginábamos que volar con esta compañía sería una experiencia totalmente distinta a hacerlo con una lowcost como solemos acostumbrar… Sin embargo, la única diferencia fue el precio que es mucho más elevado. Fue puntual en su salida en los dos vuelos… Pero nosotros nunca hemos tenido problemas con las lowcosts y normalmente hemos salido puntuales (tocaremos madera), pero por todo lo demás se parece a una low cost: en las más de dos horas de vuelo a Munich y en las más de tres horas de vuelo desde Berlín, no fueron capaces de dar ni un mísero tentempié, ni un poquito de agua, ni nada… El año pasado volando con British Airways al Sudeste Asiático, en el vuelo hacia Londres donde hicimos escala, sí que nos ofrecieron una bebida y unos frutos secos.

Para colmo, el espacio entre asientos era minúsculo (y yo no soy precisamente alta) y los asientos no eran nada cómodos. Viajamos en un airbus, aunque no recuerdo el modelo. Vamos, que he viajado en compañías de low cost cuyos asientos eran mucho más cómodos… En definitiva: la experiencia fue bastante decepcionante. Esperábamos que por ese precio, nos ofrecerían mucho más.

Reichstag

Reichstag

Luego para desplazarnos entre Munich y Berlín, dudamos si hacerlo en tren o en avión. Finalmente encontramos una oferta con Germanwings que nos salía de precio poco más o menos como en tren con el considerable ahorro de tiempo. El precio para dos personas fue de 139,98 €. Para ser una aerolínea de bajo coste, filial de Lufthansa, he decir que le da mil vueltas a Iberia. Salió también puntual. Los asientos supercómodos y con bastante espacio entre medias. Y para rematar: nos dieron a elegir entre un minibocadillo o un muffin y un refresco o café con leche. Y eso que el vuelo no llegó a la hora de duración.

Hoteles

Con dos meses de antelación a la fecha del viaje fue una odisea encontrar un hotel que cumpliera con las 3 B en Múnich: Bueno, Bonito y Barato. Al parecer las reservas comienzan a principios de año y ya a esas alturas no encontrábamos nada y lo poco que encontrábamos tenía precios desorbitados.

Finalmente conseguimos un NH que aunque estaba algo alejado del centro (unos 15 minutos en tren), lo teníamos a buen precio por mi trabajo. Nos alojamos en el NH München Dornach.

Encontrar hotel en Berlín fue más sencillo. Nos alojamos en el Ellington Hotel, un hotel de cuatro estrellas ubicado en la antigua parte occidental de la capital alemana, a unos pasos del centro comercial Kadewe y a 5-10 minutos en metro de la Puerta de Brandeburgo (también ya escribiremos un post sobre él).

Nos decidimos por él por su buena ubicación y por las críticas que habíamos leído por internet. Es un hotel bastante nuevo, que solo tiene cinco años, aunque su estructura exterior es de los años 20.

Hotel Ellington de Berlín

Hotel Ellington de Berlín

Ambos hoteles son recomendables al 100%.

Transportes

  • Múnich:

Para movernos por Múnich utilizamos la City Tour Card Partner del Inner District para tres días, que sirve para viajar por todos los transportes de la ciudad en la zona interior y que incluye descuentos en varias atracciones turísticas de Múnich, como en el Allianz Arena, en algunos restaurantes, en teatros e incluso en algunos tours guiados por la ciudad. En este enlace podéis ver el plano de la zona que abarca. Es un billete que es válido para hasta cinco personas. Se pica el primer día que se usa. El precio es de 29,90 € (septiembre 2012) .

Marienplatz

Marienplatz

Existen varios tipos de City Tour Card además del que nos facilitaron los de Turismo de Alemania: el individual para un día de la zona interior (9,90€), el múltiple para un día de la zona interior (16,90€), el individual para tres días de la zona interior, el individual para tres días de toda la red o el múltiple para tres días de toda la red.

Pero además, en Múnich existen otros billetes. Por ejemplo, para ir del aeropuerto al centro de la ciudad, como no está en el Inner District, es preciso sacar otro tipo de billete como el Partner Tageskarten Gesamtnetz que es válido para hasta cinco adultos y para usar durante todo el día en todo Múnich y alrededores y tiene un precio de 20 € (septiembre 2012). Nosotros, además, de usarlo para ir del aeropuerto al hotel, ese mismo día aprovechamos para ir Dachau porque de haber ido otro día la City Tour Card no nos habría valido y habríamos tenido que sacar otro ticket del tipo Munich XXL que vale para la zona donde está el campo de concentración.

Salzburgo desde la fortaleza

Salzburgo desde la fortaleza

Si se quiere viajar por la región de Baviera, existe otro billete que es el Bayern Ticket que sirve para viajar a ciudades de los alrededores de Munich de la zona de Baviera, desde las 9.00 horas de un día entre semana hasta las 3.00 horas del día siguiente. También serviría para utilizarlo por el centro de Múnich. Para dos personas cuesta 26 €. Nosotros lo empleamos para viajar a Füssen y a Salzburgo, que aunque está en Austria, está incluido en el Bayern Ticket.

  • Berlín:

Para la capital utilizamos la Berlin Welcome Card, una tarjeta que sirve para utilizar los transportes de Berlín y que también ofrece descuentos en atracciones turísticas. Al comprar la tarjeta te facilitan una pequeña guía de bolsillo de la ciudad con recorridos que se pueden hacer, un plano de la ciudad y un plano de los transportes públicos urbanos.

Hay varias tipos de tarjeta, pero por cortesía de Turismo de Berlín, nosotros probamos la de 48 horas que es válida para la zona tarifaria AB (además, era el tiempo que íbamos a permanecer en la ciudad). Como su nombre indica vale desde que la picas la primera vez hasta 48 horas depués. Esta tarjeta tiene un precio de 17,90 €. También está incluido el transporte al aeropuerto de Tegel, aunque no al aeropuerto de Schönefeld.

Pero hay más tipos de Berlin Welcome Card:
– Para 72 horas (23,90€) y para 5 días (30,90€) para la zona tarifaria AB, que tiene las mismas condiciones que la teníamos nosotros, pero para más tiempo.
– Berlin Welcome Card AB + Islas de los Museos: para visitar gratis los museos de la isla. Tiene validez para 72 horas y cuesta 34 €.
– Para la zona tarifaria ABC e incluyendo la Isla de los Museos. Es igual que la anterior pero incluyendo más zona de transportes. Se puede llegar hasta Postdam y también al aeropuerto de Schönefeld. Su precio es de 36 €.
– Berlín y Postdam 48 horas: que sería como nuestra tarjeta, pero para las zonas tarifarias ABC. Su precio es de 19,90 €.
– Berlín y Postdam en 72 horas: igual que la anterior pero para 3 días. Su precio es de 25,90 €.
– Berlín y Postdam en 5 días: igual que la anterior para 5 días. Su precio es de 35,90 €.

Puerta de Brandenburgo

Puerta de Brandenburgo

Tarjeta para visitar palacios en Baviera

Como teníamos intención de visitar varios palacios en la región de Baviera (a la que corresponde Múnich), optamos por el bono para 14 días para visitar Palacios Bávaros de la Bayerische Verwaltung der staatlichen Schlössser Garten und Seen (Administración Bávara de Palacios, Jardines y Lagos Estatales). Este bono está disponible tanto para una persona (24 euros) como para parejas (40 euros). Nosotros optamos por el de pareja.

Con esta tarjeta se puede entrar gratis en numerosos palacios y otros monumentos de la región bávara como el Palacio de Neuschwanstein, la Residenz de Munich, el Teatro Cuvilliés de Múnich, el Palacio de Nymphemburg, el Palacio de Dachau… En cuanto que visitas un par de palacios ya empieza a ser rentable, aunque no vayas a estar los 14 días en Baviera.

Con todo dispuesto, ya solo quedaba disfrutar del viaje…

Más fotos de otros viajes en Flickr y vídeos en Youtube
¿Aún no eres fan de nuestra página en Facebook? ¿A qué esperas?

Pin It on Pinterest