Aunque parece que Cádiz es sólo sinónimo fiesta y playas, esta provincia no solo vive del turismo de costa y sol. Es un destino ideal para alternar el relax junto al mar y el callejear por algunos de sus municipios. Nosotros pasamos nueve días en los que combinamos el descanso en la playa junto con las visitas a Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda, El Puerto de Santa María, Cádiz, Conil, Gibraltar y Zahara de los Atunes.

En junio de 2012, estando embarazada de Iris de menos de 3 meses el ginecólogo nos recomendó que no hiciéramos el viaje que teníamos previsto porque no me convenía tanto ajetreo. Como no queríamos pasar las vacaciones en Madrid, buscamos un lugar al que pudiéramos llegar en nuestro coche, en el que pudiéramos relajarnos, pero al tiempo, poder realizar alguna visita cultural. Teniendo en cuenta que tenía citas médicas importantes al principio y al final de las vacaciones, elegimos la provincia de Cádiz, a la que teníamos ganas de conocer pero que por distancia desde Madrid habíamos ido dejando de lado. Contábamos con nueve días para poder hacer el viaje cómodamente, aunque no preparamos nada de lo que veríamos.

Alojamiento

Establecimos nuestro «campamento» en Conil. Había oído siempre maravillas de este pueblo gaditano, así que teníamos claro que ahí es donde buscaríamos alojamiento. Al ser junio, los precios no eran todavía excesivamente caros, pero si es cierto que al buscar solo unos días antes de salir de viaje, nos costó encontrar algo que reuniera las tres B: Bueno, Bonito y Barato. Finalmente reservamos a través de Booking el Hotel Oasis Atalaya.

El hotel está limpio y está en una zona tranquila. No tiene aparcamiento, pero en los alrededores del hotel, no hay problemas para aparcar, al menos en junio. Las habitaciones cuenta con wifi gratis, televisión, aire acondicionado y caja fuerte. Pero no es un hotel que podamos recomendar si quieres estar donde está la marcha en Conil porque está lejos del centro, a unos 15 minutos andando cuesta bajo. Si es cierto que si buscas tranquilidad el hotel está muy bien. Pero la malo de tanta tranquilidad es que en la zona solo había en 2012 dos restaurantes (uno debajo del hotel y otro al lado) y una cafetería al final de la calle. La playa de La Fontanilla está a poco más de 5 minutos andando cuesta abajo en una pendiente pronunciada.

Qué ver en la provincia de Cádiz en 9 días

DÍA 1: Madrid – Jerez de la Frontera – Conil

Salimos pronto de Madrid y pusimos rumbo a Cádiz por la A-4. Como la distancia entre donde vivimos y Conil es de unos 650 km, hicimos varias paradas para estirar las piernas, aunque la más importante fue la que hicimos en Jerez de la Frontera para comer y visitar la ciudad. Comimos el menú del día en un restaurante del centro y tras la comida, visitamos la ciudad.

Qué hacer en Jerez de la Frontera

Esta localidad es famosa por sus vinos: el jerez o también conocido como «sherry» y el brandy. Os sugerimos que visitéis una de las muchas bodegas que hay. Nosotros nos decidimos por las de Tío Pepe, que sonde las más célebres. Mediante visita guiada te explican las características del popular caldo y la historia de la bodega. La visita acaba con una degustación de dos vinos de jerez. El precio es un poco caro, pero nos pareció muy interesante. En 2014 es de 12,5 € la entrada normal ( se le puede sumar degustar dos vinos más y tomar una tapa, pero encarece el precio).

Su casco está declarado Centro Histórico-Artístico y merece la pena visitar la Catedral, que se asienta sobre la antigua iglesia de San Sebastián, que está a su vez, construida sobre una antigua mezquita; el Alcázar, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, del siglo XII, ejemplo de arquitectura almohade, y los claustros de Santo Domingo.

Bodega Tío Pepe en Jerez de la Frontera

Bodega Tío Pepe en Jerez de la Frontera

DÍA 2: Relax en Conil

Tras la paliza de viaje desde Madrid del día anterior, pasamos la mañana en la playa de los Bateles, la playa principal de la localidad, y visitamos por la tarde Conil.

Qué ver en Conil

En las Oficina de Turismo están disponibles unas audioguías para recorrer por libre Conil. Nosotros no las usamos porque no dimos con la oficina abierta. De todos modos, lo mejor es callejear por el casco viejo de este pueblo de casas blancas y de sabor marinero. Destaca:

    • Arco de la Villa: resto de la antigua muralla y que sirve de puerta de acceso al casco viejo.
    • Plaza de Santa Catalina: epicentro de la ciudad y donde encontraremos las terrazas más animadas donde cenar al caer la noche. Y dentro de la plaza encontramos: Torre de Guzman: torre vigía del siglo XIV, que formaba parte del antiguo castillo y es emblema del pueblo. En la actualidad oficina de turismo y la Iglesia de Santa Catalina.
    • Museo de las Raíces Conileñas: un museo etnográficode acceso gratuito.
Iglesia de Santa Catalina en Conil

Iglesia de Santa Catalina en Conil

DÍA 3: Visita de la ciudad de Cádiz

La ciudad de Cádiz nos sorprendió muy gratamente. La verdad es que no esperábamos encontrar una ciudad tan bonita y con tantas cosas que ver.

Qué ver en Cádiz

Recorremos el casco viejo de Cádiz siguiendo uno de los posibles itinerarios que hay pintados en el suelo. Hay varias rutas: la del Bicentenario de la Constitución de 1812, la americana, la bética-romana, la de los castillos y fortalezas y la mitológica. Pintado en el suelo nos encontramos unas líneas que nos dirigen por los diferentes recorridos y en los que se visitan algunos de los puntos principales:

  • La Cámara Oscura de la Torre Tavira.
  • La Catedral de Cádiz, con subida a la Torre de Poniente, desde donde se pueden contemplar unas vistas impresionantes de la ciudad.
  • Los castillos de Santa Catalina y San Sebastián.
  • Recorrer el Campo del Sur, que tiene cierto parecido al Malecón de La Habana en Cuba.
  • El Oratorio de San Felipe Neri, donde se dice que nació la Constitución de 1812, más conocida como La Pepa.
Cádiz

Cádiz

DÍA 4: Excursión a Gibraltar

Vamos hasta la Línea de la Concepción para pasar la frontera para llegar al famoso Peñón de Gibraltar. Pasamos parte del día en territorio británico. Llama la atención su pequeño aeropuerto y en especial, la carretera de acceso que lo atraviesa.

Qué ver en Gibraltar

Casi la mitad del suelo de Gibraltar fue declarado hace ya unos cuantos años Reserva Natural. Se le denomina The Rock. Así que para visitar el Peñón es preciso pagar entrada que creo recordar, en aquel momento era de 8 libras esterlinas por persona más 2 libras por el coche.

  • El Peñón o The Rock:
    • La Guarida de los Monos: aunque en el peñón hay cientos de monos, y los podrás ver en cualquier parte. No se les debe dar comida y si se hace, te arriesga a una buena multa.
    • Los Túneles del Gran Asedio y de la II Guerra Mundial, donde te cuentan un poco la historia del Peñón.
    • La Cueva de San Miguel: con estalagmitas que nos recordaron un poco a las cuevas que vimos en Halong.
    • El Castillo del Moro, de época árabe.
  • Main Street: la principal calle de Gibraltar. Es peatonal y está llena de comercios.

Para subir al Peñón si no lleváis coche como nosotros, es posible hacerlo en teleférico o llamado Cable Car.

Aeropuerto de Gibraltar

Aeropuerto de Gibraltar

DÍA 5: Visita a Sanlúcar de Barrameda

Volvemos a coger el coche para dirigirnos a Sanlúcar de Barrameda. Junto con Jerez de la Frontera y el Puerto de Santa María, forma el llamado Triángulo del Vino de Jerez. Así que en esta ciudad también es posible visitar alguna bodega. Nosotros como ya estuvimos en las de Tío Pepe, decidimos no visitar más en este viaje.

Qué ver en Sanlúcar de Barrameda
  • La Plaza del Cabildo, donde encontramos numerosas terrazas y bares para tomar unas tapas.
  • Castillo de Santiago
  • Pasear por el Barrio Alto y el Bajo
  • Ver la desembocadura del río Guadalquivir
Sanlúcar de Barrameda

Sanlúcar de Barrameda

DÍA 6: Relax en Caños de Meca y Zahara de los Atunes

Después de dos días de ajetreo y con visitas culturales, tocaba de nuevo relajarse. Pero en esta ocasión cogemos el coche para dirigirnos a Caños de Meca y Zahara de los Atunes, uno de los destinos de playa más importantes de la Costa de la Luz. Se trata de una pedanía del pueblo de Barbate.

Playa de Zahara de los Atunes

Playa de Caños de Meca

DÍA 7: Visita de El Puerto de Santa María

Continuamos con las visitas culturales y nos dirigimos a El Puerto de Santa María, otro de los vértices del Triángulo del Vino de Jerez. Por eso, aquí también se podrán visitar bodegas como la de Osborne.

Qué ver en El Puerto de Santa María
  • Castillo de San Marcos: castillo del siglo X y que cuenta con visitas guiadas en su interior.
  • La iglesia Mayo Prioral
  • Réplica de la carabela La Niña
  • Monasterio de la Victoria
El Puerto de Santa María

El Puerto de Santa María

DÍA 8: Relax en las calas de Conil

Conil tiene unos 14 kilómetros de buenas y extensas playas, pero este día buscamos algunas de sus calas y es que nuestra estancia en Cádiz coincidió con una época de vientos de levante. Cuando hay levante, sopla tan fuertemente el viento que puede llegar a resultar incluso desagradable. A mí que no me gusta tomar el sol, la sombrilla y el gorro que llevaba, en cuanto te descuidabas, salía literalmente volando. Por eso, nos decidimos a buscar alguna cala que nos habían dicho que se suele estar más a salvo del aire. Las calas más populares son la Roche y la Fuente del Gallo.

DÍA 9: Regreso a Madrid

Este día lo dedicamos a volver con calma a Madrid y recorrer los 650 km que lo separan haciendo las pertinentes paradas.

Pin It on Pinterest