Aunque visitar en Madrid en verano no es algo que suela recomendar porque suele hacer bastante calor, puede ocurrir que sea el único momento del año en el que se pueda venir. Aun así, hay varias alternativas para hacer la visita a la capital más refrescante y si se viene con niños, os proponemos una serie de planes para que sea más atractivo el viaje para ellos. ¡Eso sí! Si podéis, mi recomendación es que visitéis Madrid en otoño o primavera cuando las temperaturas suelen ser más suaves y agradables.

5 cosas que hacer con niños en Madrid

1. Ir al Parque de Atracciones

Es un clásico y nunca falla, da igual la edad que tengas. Hay atracciones para todos los públicos.  Y cuenta con una zona con personajes que los niños conocen bien como Bob Esponja, Dora la Exploradora o las Tortugas Ninja. Si se visita en verano, hay atracciones de agua que seguro que resultarán de lo más refrescantes para toda la familia. Se encuentra en la Casa de Campo, uno de los entornos naturales más importantes de la ciudad y el mayor parque forestal de la capital.

Información

  • Metro: Batán
  • Precio: Van desde los 19,90 euros (año 2014), si se coge on line y con una semana de antelación, hasta los 29,90 euros si se compra en taquilla el día de la visita o el día antes.

2. Zoo Aquarium de Madrid

Ubicado también en la Casa de Campo, es otro de los lugares que seguro que les encantará a los más pequeños. Tienen unos 6.000 animales de unas 500 especies de todos los continentes, entre los que destacan los osos pandas y los koalas (especies que en España solo es posible ver aquí). Tampoco falta un delfinario con exhibiciones de delfines y leones marinos. También hay exhibiciones de aves rapaces y un aquarium.

Información

  • Metro: Casa de Campo
  • Precio: Van desde los 9,90 euros (año 2014) del billete de niño de familia numerosa y si se coge on line y con una semana de antelación, hasta los 22,90 euros para adulto si se compra en taquilla o el día antes.
Zoo

Zoo

3. Pasear por el Parque del Retiro

En pleno centro de Madrid se encuentra el Parque del Retiro, el pulmón verde más importante de la capital. Tiene espacios para que los niños puedan esparcirse sin peligro y para patinar o correr. Además, en el centro nos encontramos el estanque, y si el sol no aprieta demasiado, siempre se puede alquilar una barca para montar un rato.

Además, cada sábado y cada domingo hasta finales de agosto a las 20.30 horas y también algunos sábados a las 22.00 horas hay teatro de títeres al aire libre del Festival Titirilandia en el Parque del Retiro, totalmente gratuito.

Parque del Retiro

Parque del Retiro

4. Pasear por Madrid Río

Se trata de un nuevo parque que no tiene muchos años pero que se ha convertido también en un lugar imprescindible. Tiene más de 10 km y se ubica paralelo al río Manzanares. Nosotros accedimos por la plaza de Marqués de Vadillo.

Es un lugar ideal para el esparcimiento de los más pequeños porque ofrece muchas actividades lúdicas y deportivas para toda la familia como puede ser el alquiler de bicis y otros vehículos a pedales y tiene muchas zonas con juegos infantiles.

Además, ahora en verano cuenta con lo que se llama «la playa», pero que no se parece nada a una playa. En realidad se trata de unas especies de charquitas con chorros de agua y nubes de agua pulverizada donde es posible meterse y refrescarse.

Madrid Rio (Foto del Ayto. de Madrid)

Madrid Río

5. Darse un chapuzón en algún embalse

Fuera de la ciudad, la Comunidad de Madrid cuenta con los embalses de San Juan, El Atazar y Valmayor en los que está permitido el baño, así como la navegación en canoa o en embarcaciones de vela. Para llegar hasta los embalses, lo más recomendable es hacerlo en coche.

En Madrid hay muchas otras opciones para ir con peques: el Parque Warner, el Parque Europa en Torrejón de Ardoz, pasear por la Casa de Campo…
 
¿Cuáles serían vuestras propuestas?

Pin It on Pinterest