Cada año se nos pasa más deprisa… Pero parece que fue ayer cuando hacíamos balance viajero del año 2016 y ya hemos vuelto a dar la vuelta al sol, y toca volver a hacer un repaso a lo que el 2017 nos ha deparado en cuanto a viajes. La verdad es que no nos podemos quejar, y hemos mantenido el ritmo de los últimos años: hemos hecho varias escapadas y además, el gran viaje de verano. Esperemos que 2018 sea como mínimo igual de viajero.

Este 2017 ha sido un año de cumplir sueños viajeros, de visitar sitios a los que teníamos ganas de ir desde hace años y que por el precio de los vuelos, no había sido posible antes ir. También ha sido un año de bonitos descubrimientos. Hemos estado en sitios que tal vez no imaginábamos visitar, pero que precisamente por el buen precio de los billetes de avión, fuimos hasta allí.

Hemos pasado 46 noches durmiendo fuera de casa, 46 días visitando sitios… Hemos cogido 14 aviones, hemos alquilado coche en cuatro ocasiones, y hemos montado también en ferry en tres ocasiones. Hemos pisado ciudades de dos continentes: Europa y Asia.

El primer viaje del año lo hacíamos en febrero, cuando decidimos escaparnos del frío invierno madrileño y poner rumbo a Tenerife. Yo estuve hace muchísimos años cuando era pequeña, pero en verano, y Gustavo soñaba con visitar las Canarias en invierno para disfrutar de sus buenas temperaturas. Así que allá fuimos y disfrutamos de cinco días preciosos en los que pudimos recorrer la isla: intentar subir al Teide, hacer una excursión para avistar cetáceos, ver preciosos pueblos y disfrutar de la rica gastronomía de Tenerife.

Roque Cinchado con el Teide al fondo

Roque Cinchado con el Teide al fondo

Aunque nunca nos habíamos propuesto visitar Bulgaria (no entraba en nuestra lista de destinos soñados porque ni siquiera conocíamos qué se podía ver allí y qué tenía de interés turístico), unos vuelos muy baratos que vimos en Skyscanner, nos llevaron en abril a Sofía, la capital del país. Hemos de decir que es uno de los destinos que más nos han gustado este año. ¡Fue una sorpresa muy agradable!. Pasamos cuatro días en el país que aprovechamos también para visitar dos de los sitios más turísticos de Bulgaria: Plovdiv y el Monasterio de Rila.

Monasterio de Rila con niños

Ya hasta el viaje del verano, no volvimos a salir de viaje. Un año más, y ya es el segundo, hemos pasado todo nuestro mes de vacaciones fuera de España. El año pasado el gran viaje del año nos llevó a cruzar el charco a recorrer la costa oeste de Estados Unidos. Y este año, en julio, decidimos recorrer Israel y Grecia y terminar unos días en Disneyland París.

Israel era de esos destinos que hay que visitar una vez en la vida. Por miedo a la situación que se vive en el país, pues no habíamos ido antes. Pero después de mucho leer y armarnos de valor, allá que fuimos y nos sorprendió que era un destino tan seguro como cualquier otro. Recorrimos en coche parte del país: de Tel Aviv a Jerusalén, pasando por Cesárea, Haifa, Acre, Nazaret y Mar Muerto. Y también nos adentramos en Palestina para visitar Belén. Un viaje que no habíamos pensado hacer tan pronto, pero que nos ha gustado.

Y después fuimos a Grecia, un destino que llevaba mucho tiempo en la lista de destinos soñados y que no nos ha defraudado. Puedo decir que es uno de los países que más nos han gustado de los que hemos visto hasta ahora. Su gastronomía, su gente, sus paisajes y su legado histórico nos han fascinado. Combinamos unos días por la península y otros recorriendo Creta, Santorini y Mikonos. Cumplí, yo Mari Carmen, uno de los sueños que tenía desde que era una veinteañera: visitar Meteora y Atenas.

Grecia con niños: El Partenón

El Partenón

La guinda de las vacaciones de verano fue Disneyland París. La pequeña viajera soñaba con ir a ver a sus adoradas princesas. Nos sacamos el pasaporte anual, porque nos salía mejor de precio… Y gracias a eso, luego en noviembre pudimos volver a ir para ver la Navidad Encantada.

Tras la vuelta a casa, el mes de agosto lo pasamos en Madrid, menos un fin de semana que nos escapamos al pueblo de Gustavo, en Ciudad Real, a disfrutar de las fiestas patronales.

Nuestra siguiente escapada viajera fue en septiembre cuando fuimos tres días a Flandes. Desde que estuvimos hace unos años en Bruselas, deseábamos volver a Bélgica para visitar Brujas y Gante. En este viaje, además, pudimos conocer Lovaina, una ciudad que también nos ha gustado mucho.

Guía Flandes con niños

Grote Markt de Brujas

En noviembre, cogimos a toda la familia, abuelos incluidos, y nos escapamos a París. Con la excusa de ir a Disneyland París, aprovechamos para volver a recorrer la capital francesa, una ciudad que nunca defrauda. Volvimos a subir a la Torre Eiffel… Hacía 10 años de nuestro anterior viaje a París.

Pensábamos que ese sería ya nuestro último viaje del año, pero unos vuelos muy baratos a Edimburgo que encontramos de casualidad, nos llevaron a mediados de diciembre a visitar esta ciudad, que hacía años que estaba en nuestra lista de destinos soñados. Tenemos pendiente escribir de esta escapada, pero si no sigues en Facebook e Instagram, habrás podido ver cómo nos fue. Durante dos días y medio pudimos disfrutar no solo de la bonita ciudad de Edimburgo, sino también de su magnífico mercado navideño, que nos ha sorprendido por lo fabuloso que es.

Sin duda, todo un destinazo que nos ha enamorado por completo y que nos ha hecho plantearnos que tenemos que volver para seguir descubriendo Escocia.


Nuestro balance viajero no puede acabar sin que hagamos nuestra lista de deseos para el próximo año… La verdad es que de la lista que teníamos el año pasado, no hemos logrado tachar nada de la lista, menos la de visitar las Islas Canarias.

Así que para este año 2018, nuestros deseos viajeros a nivel internacional son: Malasia, Singapur, Indonesia, Maldivas, Australia, Corea del Sur… Por Europa, nos gustaría visitar Laponia filandesa, Polonia, Malta, Noruega e Islandia… Y a nivel nacional, queremos conocer Navarra, A Coruña y Málaga.

Nuestras redes sociales

Aunque nunca antes había hecho balance de cómo va nuestra comunidad de ‘Loc@s x los viajes’, estamos muy contentos porque poquito a poquito va creciendo el número de locos que nos siguen en nuestras redes sociales.

Este año terminamos en Facebook con 4.052 seguidores; en Twitter, con 9.213, e Instagram, que es nuestra red favorita, con 3.737. Este año hemos ido creciendo lentamente, pero vamos notando que cada vez tenemos más interacción con nuestros seguidores, algo que nos encanta.

¡¡FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO 2018!!

Pin It on Pinterest