Parece mentira que ya estemos a punto de acabar el año y estemos ya haciendo balance viajero como toca hacer por estas fechas. Este año no ha estado mal a nivel de viajes y hemos podido cumplir sueños viajeros y tachar de la lista de destinos deseados unos cuantos lugares que hacía años que teníamos ganas de conocer. Hemos pisado 11 países y hemos podido descubrir 31 nuevas ciudades y volver a otra en la que estuvimos en 2008.

Este 2015 que se acaba no ha sido un año de muchísimos viajes, pero ha sido un año de primeras veces:

  • Hemos hecho nuestro primer crucero
  • Hemos visitado el primer parque temático con nuestra hija
  • Hemos sufrido por primera vez lo que supone que te cancelen un vuelo delante de tus narices
  • Hemos conducido por primera vez por la izquierda
  • Hemos hecho nuestro primer viaje en familia con los abuelos.

Los viajes de 2015

El año viajero lo comenzamos un poco regular porque en marzo teníamos previsto viajar a Ginebra, pero vivimos la peor pesadilla que puede tener unos loc@s por los viajes como nosotros: y es que estando en el aeropuerto a punto de embarcar, el vuelo empezó a retrasarse hasta que al final fue cancelado.

La aerolínea nos devolvió el dinero de los billetes, pero no estaba dispuesta a indemnizarnos como está establecido en la normativa europea. Nos pusimos en manos del Reclamador, y seis meses después hemos conseguido nuestra indemnización, menos la parte que se quedan ellos, claro está.

Calle de Pedraza

Calle de Pedraza

Aquel fin de semana que nos quedamos en tierra obligados, decidimos hacer una excursión a Pedraza, un pequeño pueblo segoviano de estilo medieval que teníamos ganas de conocer.

Luego llegó nuestro crucero por las Antillas. Aunque nunca nos ha llamado la atención lo de hacer un crucero porque no va mucho con nuestra forma de viajar, hemos de reconocer que nos ha gustado la experiencia por varias razones, aunque en especial porque para viajar con niños es perfecto y porque gracias al crucero pudimos conocer algunas islas a las que teníamos ganas.

crucero_carnival_liberty6

Con este viaje hemos podido cumplir algunos sueños viajeros: Hace años, antes de tener blog, en Fitur descubrí el Viejo San Juan de Puerto Rico, y desde entonces lo tenía en mente. ¡Sus coloridas casas de estilo colonial no me han defraudado! Es más, sus gentes, su gastronomía y su arquitectura me han enamorado.

Hace unos años, en un programa de televisión, hablaban de una playa que estaba al lado de un aeropuerto. Estaba tan cerca que los aviones pasaban casi rozando la playa. Era Maho Beach en la isla de Sint Maarten. Desde entonces teníamos ganas de ver con nuestros propios ojos esta curiosa playa. Y con el crucero ha sido posible. Pero no ha sido la única isla que pudimos descubrir. También pudimos conocer las preciosas islas de Saint Thomas, Barbados, Santa Lucía y Dominica.

En el Viejo San Juan

En el Viejo San Juan

Nuestro siguiente gran viaje fue un roadtrip por Croacia. Este país de los Balcanes estaba en mi lista de destinos soñados mucho antes de que se pusiera tan de moda como lo está últimamente, pero no había sido posible porque los vuelos desde Madrid nunca cuadraban por el precio, fundamentalmente. Este año, nos decidimos porque nos parecía el destino perfecto para viajar con niños pequeños.

Además, aprovechamos la ocasión para viajar a Venecia, que fue nuestra puerta de entrada a Croacia. En nuestro viaje pudimos visitar también Rovinj, Pula, Porec, los lagos Plitvice, Zadar, Trogir, Sibenik, Split, la isla de Brac, la isla de Hvar, la isla de Korkula, Dubrovnik y Cavtat. En nuestro roadtrip por los Balcanes, hicimos dos pequeñas incursiones en Bosnia y Montenegro, para conocer Mostar y Kotor, respectivamente.

Dubrovnik

Dubrovnik

Durante el verano estuvimos relativamente tranquilos y solo hicimos algunas escapadas de fin de semana a Cullera, en Valencia, como hacemos todos los años, y a los pueblos de las familias.

También antes de que acabara el verano, hicimos una escapadita para conocer la última provincia del País Vasco que nos quedaba por descubrir: Álava. En este viaje visitamos Vitoria-Gasteiz, que nos encantó, y también algunos pueblecitos muy bonitos de la llamada Rioja Alavesa: Labastida, Laguardia y Elciego.

Plaza de la Virgen Blanca en Vitoria

Plaza de la Virgen Blanca en Vitoria

Ya en otoño, hicimos un pequeño roadtrip de cuatro días por el Sur de Inglaterra. Las razones que nos llevaron a esta zona del Reino Unido fue poder cumplir dos sueños viajeros. El primero era descubrir el misterioso círculo de piedras de Stonehenge y el segundo era cumplir con el deseo de la pequeña viajera que era visitar el Parque de Peppa Pig. En este viaje también aprovechamos para descubrir Bath, Salisbury, Southampton y Brighton.

La casa de Peppa Pig y el Helicóptero de la Señora Rabbit

La casa de Peppa Pig y el Helicóptero de la Señora Rabbit

El último viaje del año fue para volver a Roma. Habíamos estado ya en 2008 y la verdad es que nos apetecía volver. ¡Roma es una ciudad que engancha y una de nuestras ciudades europeas favoritas! En esta ocasión, no solo era un viaje con niños, sino que era un viaje también con abuelos porque nos acompañaron también ellos. Fue un viaje sorpresa que les dimos a nuestros respectivos padres y la verdad es que salió muy bien.

Fontana di Trevi

Fontana di Trevi

Este año nos hemos quedado con ganas de visitar algún mercadillo navideño, pero por nuestros trabajos no hemos podido finalmente hacer ningún viaje en diciembre. Esperemos que el año que viene sí que pueda ser posible.

¿Y para 2016?

Como siempre, tenemos una lista enorme de destinos que queremos descubrir, pero todavía no tenemos nada organizado ni cerrado. Un año más dejamos aquí nuestros deseos viajeros, para ver qué se cumple:

  • Grecia
  • Valle del Loira y Normandía
  • Laponia
  • Algún mercadillo navideño europeo
  • China
  • Corea del Sur
  • Cuba
  • Argentina
  • Girona
  • La Coruña

¿Y vosotros qué pedís al 2016?

¡¡Feliz año nuevo y que en 2016 se cumplan vuestros sueños!!

Pin It on Pinterest