Este es el hotel en el que nos alojamos cuando estuvimos en Phuket: el Phuket Orchid Resort. La idea era alojarnos en un hotel un poquito mejor que en los que habíamos estado, ya que íbamos a pasar dos días y medio de relax en la playa.

  • Dirección:

Calle Luangphochuan, 34, Karon Beach, Muang, Phuket.

  • Ubicación:

En la playa de Karon, a 2-3 minutos (en el más estricto sentido) andando de dicha playa.

  • Precio:

Al cambio, unos 29 euros la noche con desayuno incluido. Fueron tres noches.

  • ¿Cómo es el hotel?

Es un 4 estrellas, con todas los rasgos de un complejo-resort. Tenía varias piscinas. Y en una de ellas hay barra dentro de la piscina para tomarte una bebida mientras estás en remojo. Sin embargo, cuando estuvimos nosotros, supongo que al ser agosto que es temporada baja allí por el tema de los monzones, la barra estaba cerrada, como también estaba cerrada otro par de barras que había junto a las piscinas.

También tenía gimnasio, spa y servicio de masajes, pero las tarifas son más elevadas que en los comercios del exterior. También contaba con un servicio de cuidado de niños (aunque desconozco qué precio tiene).

La habitación era amplia, tenía una terracita con acceso directo a la piscina. Disponía de una cama enorme de matrimonio junta y otra más pequeña. En el baño había secador y se reponía el gel a diario. Asimismo contaba con minibar. También nos daban gratis dos botellas de agua pequeña cada día.

Decir también que nos entraba desayuno tipo buffet. Para ello, había varios restaurantes. El hotel tenía wifi, pero de pago.

  • Valoración

Lo mejor de todo es la ubicación: a 3 minutos de la playa andando; y las piscinas, que son muy chulas, ya que parecen canales y en muchos puntos de estas salen chorros de agua que masajean, como los de los balnearios.

Cabe destacar una cosa muy curiosa que nos pasó en la salida y que jamás nos ha pasado en ningún hotel: cuando nos preguntaron si consumimos algo del minibar (que era de pago, claro), no bastó con nuestra respuesta negativa, sino que se acercó un botones para comprobarlo; esto fue algo insólito.

En cuanto al desayuno, tenían de todo, pero sobre todo comida tai. Lo peor, pagar por internet y el feo detalle de comprobar que no consumimos nada del minibar cuando nos fuimos.

Nota: Un 7/10.

Pin It on Pinterest