Hoi An

Hoi An

Un día más comenzamos madrugando, aunque no tanto como el día anterior. Viajamos de Hue a Hoi An en autobús. En la ciudad de Hoi An, que es patrimonio de la Humanidad, nuestra estancia coincidirá con la festividad de la Noche Legendaria, en la que miles de farolillos típicos de ese país iluminan la ciudad.

DÍA 9: 12 de agosto de 2011

Dimos cuenta del desayuno y a las 8.00 horas estábamos ya listos en la recepción del hotel esperando que llegara el autobús que nos llevaría a Hoi An. Tras cuatro horas de viaje, una parada en mitad del camino para estirar las piernas y otra parada en Danang para que se bajara gente, llegamos a Hoi An. El camino fue agotador, en especial, para Gustavo porque los autobuses están pensados para el tamaño de un vietnamita (que son más bien pequeños y menudos), y se daba constantemente en las rodillas con los asientos de delante. Aún así, el viaje no se hace demasiado largo porque el paisaje es muy bonito: entre arrozales, montañas y el mar.
Nota
Hoi An no tiene aeropuerto. El más cercano es el de Danang, a una hora. Hay varios tipos de autobuses para llegar: los open bus, los sleeping bus y los normales. Los open bus son unos autobuses turísticos que recorren el país del norte al sur. Con el billete puedes bajar y subir de estos autobuses las veces que quieras y volver a montar. Los sleeping bus hacen solo la ruta Hue-Hoi An, pero lo hacen por la noche y los asientos son como tumbonas. Y los normales son los que todos conocemos. Estos últimos fue el que cogimos.

Como estábamos cansados y no sabíamos por dónde caía nuestro hotel, decidimos coger un taxi para llegar. Regateando conseguimos que nos dejara el trayecto por 50.000 dongs… Pero luego vimos que con lo cerca que estaba teníamos que haber peleado por conseguirlo por menos. Nuestro hotel era el Hai Au. Dejamos nuestras cosas en la habitación (bueno, nos las subieron los mozos porque estaba en la cuarta planta) y nos fuimos a recorrer la ciudad. Al salir del hotel cogimos sin saberlo (interpretamos al revés el mapa que nos dieron en el hotel) el camino contrario al centro de la ciudad.

Nota
Hoi An es Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. fue un gran puerto mercante del Sudeste Asiático entre los siglos XVII y XIX. Tiene influencias chinas, japonesas y francesas. Su casco antiguo, que es peatonal (aunque las motos y las bicis si que pueden circular) data de los siglos XVI-XVIII y pasear por él te traslada de verdad a otra época. Es la ciudad que más nos gustó de nuestro viaje por el Sudeste Asiático y en la que nos habríamos quedado más dias de buena gana.

Si por algo es famosa Hoi An es por sus sastres. Cada dos pasos hay sastrerías en las que te hacen en 24 horas todo tipo de ropa a medida: trajes, vestidos, abrigos, camisas… Yo no quería irme de allí sin que me hicieran algo. Así que preguntamos en las tiendas que íbamos viendo… Hasta que dimos con una en la que estaban unas chicas muy simpáticas que son las que consiguieron liarme, jejejeje

Hoi An

Hoi An

El proceso para hacerte un traje a medida es: si no tienes idea de lo que quieres (como me pasaba a mí), te enseñan revistas y catálogos. Una vez decidido el modelo, eliges la tela. Y por último, comienza el regateo hasta conseguir un precio que te convenga. Yo conseguí un vestido de seda por 600.000 dongs. Quedamos en que al día siguiente a las 10.00 horas iría a probármelo.

Antes de salir de la tienda nos aseguramos de si íbamos bien hacia el centro, y nos confirmaron que íbamos en sentido contrario. Como ya las tripas rugían, fuimos a comer y lo hicimos en un sitio que recomendaban en la Lonely Planet: Green Moss, un restaurante pegando al acceso al casco histórico totalmente recomendable.

Visitar el Casco Histórico de Hoi An

Para visitar el Casco Histórico, es preciso comprar una entrada con la que se pueden realizar cinco visitas o actividades: visita a casas o pagodas, asistir a un concierto de música tradicional, una representación teatral o una visita guiada nocturna.

Bien es cierto que para visitar el casco histórico no os pedirán la entrada, pero si para ver el interior de casas o pagodas. Con la entrada te dan una pequeña guía y plano con los sitios a visitar (son casi una veintena). Lo mejor es ir perderse callejando por la ciudad porque es muy agradable pasear por allí. Nosotros usamos la entrada en dos días porque muchos de los lugares de visita cierran sobre las 17.00 horas.

De todos los lugares no hay que perderse:

  • Alguna Sala de Asambleas como puede ser la Phuc Kien, un templo de la comunidad china, construido en el siglo XVII y dedicado a la diosa del mar.
Phuc Kien

Phuc Kien

  • La Casa de la Familia Tan Ky: es la más famosa de las casas que se pueden visitar. Es una casa china del siglo XVIII, pero que conjuga su arquitectura con la vietnamita. Al entrar, miembros de la familia te explican cosillas de la casa y de su historia. Ha albergado a siete generaciones de la misma familia.
Casa de la Familia Tan Ky

Casa de la Familia Tan Ky

  • Puente Cubierto Japonés: un bonito puente del siglo XVI que fue construido por los mercaderes japoneses. Dicen que se empezó a construir en el año del mono y terminó en el del perro, de ahí que haya estatuas de perro y mono custodiando cada lado dle puente. Nosotros pudimos entrar en él sin mostrar la entrada porque estuvimos a última hora de la tarde. Por lo que pudimos visitar seis sitios, en lugar de los cinco que establece la entrada.
Puente Cubierto Japonés

Puente Cubierto Japonés

  • Además, nosotros visitamos un taller artesanal, donde puedes ver cómo se hacen los famososo farolillos que se ven por toda la ciudad, la capilla de la Familia Tran (una casa-capilla de 1802), el Templo Quan Cong (que también alberga un museo).

 

La Noche Legendaria de Hoi An

Nuestra estancia en Hoi An coincidió con una celebración que tiene lugar el día 14 del mes lunar (cuando hay luna llena). Se trata de la Noche Legendaria de Hoi An. Al caer la noche, la ciudad queda a oscuras, solamente iluminada por cientos y cientos de farolillos. Esa noche, la ciudad tiene un encanto especial. Se celebran juegos, cantos, bailes y comidas tradicionales… Los vietnamitas salen en masa a la calles… Hay tanta gente que casi parece el metro en hora punta.

Hoi An

Hoi An

Para cenar, nos animamos a probar a hacerlo en un puesto callejero con mesitas y sillas pequeñitas al más puro estilo vietnamita. Yo al principio estaba algo reacia por miedo a que mi estómago no lo aceptara.. Pero la verdad es que la comida estuvo muy buena y fue superbarata. Elegimos un puesto en el que además de vietnamitas también había turistas occidentales. Lo dificil fue saber qué comíamos porque no se veía nada ya que solo se contaba con la iluminación de unos farolillos. Elegimos la típica sopa vietnamita (Cau Lau), que estaba muy rica… Tanto que Gustavo repitió. Y luego me decidí a probar un típio postre vietnamita: Che Bap… Pero no me gustó nada y se quedó entero. ¡Puagg, qué asco!

Tras la cena, seguimos caminando por la ciudad, maravillándonos del ambiente que había. Y pusimos punto final a la noche con un delicioso helado y un crêpe de chocolate en uno de los muchos cafés, en el Café Casa Verde, que hay en el casco histórico de Hoi An.

Hoi An de noche

Hoi An de noche

Gastos del día
  • Pagamos el hotel de Hue: 18 dólares
  • Billetes de autobús Hue-Hoi An: 4 x 2= 8 dólares
  • Botella de agua grande + coca cola + red bull en bar de carretera: 60.000 dongs
  • Taxi al hotel de Hoi An: 50.000 dongs
  • Propina al mozo del hotel: 10.000 dongs
  • Vestido hecho a mano: 600.000 dongs
  • Comida en restaurante Green Moss: noodles con cerdo + noodles con ternera + white rose + coca cola + agua pequeña: 164.000 dongs
  • 2 donuts en puesto callejero: 15.000 dongs
  • 2 batidos en el Hai Café (calle Nguyen Thai Hoc, 98): 90.000 dongs
  • Imán de Hoi An: 25.000 dongs
  • Cena en puesto callejero junto al río: 3 Cao Lau + postre llamado che bap + 2 botellas de agua pequeña: 70.000 dongs
  • Helado + crêpe de chocolate en Café Casa Verde (calle Bach Dang, 99), junto al río: 100.000 dongs

TOTAL: 1.730.000 dongs (unos 62,80 euros).

Más fotos en Flickr y más vídeos en Youtube.

Pin It on Pinterest