Novedad

Sequía viajera


Este año no va a ser tan viajero como esperábamos. Y no es por motivos económicos, sino por problemas físicos. Ya varias personas nos habéis preguntado que para cuándo el próximo viaje. Además, por twitter en febrero yo os decía que estaba ya descontando los días que quedaban para la siguiente escapada, que iba a ser en marzo... Pero al final nos vimos obligados a cancelarla. El motivo no es otro que una lesión de Gus mientras trabajaba.
Este año al final

A principios de marzo, Gus se rompió el tobillo por dos partes cuando estaba trabajando. A continuación le operaron y le pusieron 11 clavos y dos placas. Los médicos le han dicho que la recuperación es lenta, y que tiene al menos para 5-6 meses de baja, de los que los dos primeros meses no puede apoyar el pie.

A mediados de marzo, estaba prevista una escapada de 5 días a la provincia de Málaga. Ya teníamos el alojamiento reservado y parte del viaje organizado. Para abril íbamos a hacer una escapada rural a Ávila, que también hemos cancelado.

Nuestras vacaciones de junio también están suspendidas. Ese viaje aún no teníamos nada reservado, aunque sí más o menos la ruta diseñada: iríamos a Francia en coche, para descubrir la zona de Bretaña y Normandía. Pero de momento tendrá que esperar ese destino que tanto nos apetecía.

Nuestro siguiente período vacacional es en octubre... Teníamos pensado volver a cruzar el charco para hacer nuestra primera incursión a un país latinoamericano. Pero no sabemos cómo andará Gus para entonces, si estará del todo recuperado y si su pie podrá soportar nuestras jornadas de viaje... Así que hasta que no esté dado de alta no nos planteamos ningún escapada.

De todos modos, tenemos muchos relatos aún pendientes de escribir sobre viajes y escapadas de otros años y que iremos publicando mientras llega el momento de poder viajar. Así que las actualizaciones están aseguradas...


Aunque eso sí... Durante unas semanas pararemos la publicación de nuevos posts porque vamos a hacer cambios en el blog y lo vamos a mudar de casa. Aún así, podréis seguir leyendo el blog en la misma dirección que hasta ahora.
 


Suscríbete y recibe nuestros nuevos posts en tu e-mail. 
¡¡ES GRATIS!!

Recuerda confirmar tu suscripción haciendo click en el enlace que recibirás por e-mail.

Pesadilla en la carretera

Universidad de HarvardContinuamos con nuestro road trip por la costa este de Estados Unidos. Con nuestro coche de alquiler viajamos de Boston a Niagara Falls, en Canadá, para ver las famosas cataratas. Con lo que no contábamos es que el road trip se convirtiría en una pesadilla gracias a un problema técnico con el coche y con la empresa de alquiler que no nos solucionó como era debido en su momento.

6 planes para hacer con niños en Budapest

Vista de BudapestComo ya os contábamos en otra entrega sobre planes con niños en Praga, también cuando estuvimos en Budapest con nuestra bebé, estuvimos pendientes de las cosas que se pueden hacer en la capital de Hungría con los más pequeños, aunque con Iris no necesitamos hacer planes específicos para ella porque es aún bebé, pero cuando se viaja en familia, no solo hay que tener en cuenta los intereses de los adultos.

Boston y el Freedom Trail

State HouseDespués de una semana en Nueva York, había llegado el momento de iniciar nuestro road trip por la Costa Este de Estados Unidos. Nuestra primera parada sería Boston, en el estado de Massachusset. Cuando organizamos el viaje, decidimos dedicar un día, pensando que sería suficiente, pero al final dispusimos de menos tiempo del que habíamos planificado para recorrer el Freedom Trail, un camino con el que descubrir lo esencial de la ciudad.

DÍA 8

Para llevar a cabo nuestro road trip alquilamos un coche con Hertz. Al ser domingo, en Brooklyn, que era donde estábamos alojados, no había ninguna oficina abierta, así que habíamos reservado nuestro coche en una de Manhattan, en Battery Park. Al ir cargados con las maletas y el carro de la niña, cogimos un taxi al salir del hotel.

La mujer que nos atendió en Hertz fue superamable. Además, era latina y nos estuvo explicando en español cómo ir hasta Boston y cómo llegar después hasta Niagara Falls que sería nuestra siguiente parada y nos dio varios mapas, aunque llevábamos nuestro propio GPS. También nos ofreció un seguro de asistencia en carretera que contratamos porque pensamos que sería útil por si teníamos algún percance en el camino. ¡Qué ilusos! Pero eso es otra historia que contaré en otro post.
The Freedom Trail
The Freedom Trail
A las 11 de la mañana poníamos rumbo a Boston. La verdad es que al final se nos hizo más tarde de lo que nos hubiera gustado. Para colmo, nos costó salir de Nueva York. A pesar de ser domingo, había bastante tráfico para dejar la ciudad. Fuimos siguiendo las indicaciones del mapa que nos dio la de Hertz. Pensábamos que por los kilómetros que distaban y lo que nos ponía en Google Maps tardaríamos poco más de 3 horas y media, aunque la de Hertz nos advirtió de que se nos irían bastante más tiempo... Y efectivamente así fue.
Freedom Trail
Freedom Trail
Ya hartos de ir en coche, y sin comer, llegamos a Boston pasadas las 16.00 horas. Dejamos las maletas y comimos en el McDonald's que había junto al hotel porque no eran horas de estar buscando nada y porque no queríamos perder más tiempo para descubrir la ciudad.

El Freedom Trail

Cogimos el metro para ir hasta el parque Boston Common y comenzar el Freedom Trail. A lo tonto eran casi las 17.00 horas cuando empezamos a hacer la ruta. En un día completo perfectamente se podría ver, pero no en unas horas de la tarde cuando estaba a punto de atardecer. No nos daría tiempo ni de coña.

Quisimos ir a la Oficina de Turismo para que nos dieran un plano, pero la que está en el Boston Common justo cerraba a las 17.00 horas. Así que nos tuvimos con conformar con seguir el camino marcado con ladrillos rojos.

Freedom Trail

El Freedom Trail o Camino de la Libertad es una ruta de 1958 de una longitud de unos 4 kilómetros en los que se recorren 16 espacios históricos importantes de la ciudad, sitios relacionados con la historia de la revolución estadounidense.

Entre los lugares que se visitan hay parques, museos, iglesias, casas, cementerios que tuvieron un papel protagonista en dicha revolución.

Está marcado en el suelo con unos ladrillos rojos, por lo que es sencillo poder recorrerlo sin perderse. Junto a los edificios hay carteles en inglés explicando un poco la historia del lugar.


En un día se puede hacer el recorrido, aunque si se quiere ver todo con calma y entrar en los edificios, mejor dedicar dos días.

1. El Boston Common es el parque más antiguo de Estados Unidos, que data de 1634, y donde durante la Guerra de la Independencia americana, estaban las tropas británicas acampadas.
2. Junto a este parque nos encontramos el State House, el edificio del Parlamento de Massachussets y sede de la oficina del gobernador del estado. Se construyó en 1798 en terrenos propiedad del primer gobernador electo del estado, John Hankock, que estaban en el barrio de Beacon Hill.
Boston Common
Boston Common
3. En una esquina del parque, en la calle Tremont, está la Park Street Church. Cuando nosotros pasamos estaba cerrada. Este edificio es importante por haber sido sede de reuniones políticas y sociales durante la revolución. En ella, William Lloyd pronunció en 1829 un discurso contra la esclavitud.
Irish Famine Memorial
Irish Famine Memorial
4. Al lado de la iglesia nos encontramos con el Old Granary Burying Ground, que es un cementerio en el que están enterrados algunos líderes revolucionarios, entre los que se encuentran tres de los firmantes de la Declaración de la Independencia.

5. En la misma calle Tremont, un poco más adelante del cementerio, pero en frente, está la King's Chapel que fue la primera iglesia anglicana de Nueva Inglaterra. A esas horas que pasamos también estaba cerrada al igual que la anterior. ¡Qué pronto cierran los sitios turísticos!

6. Pegando a la King's Chapel hay otro cementerio: el King Chapel's Burying Ground, que es el más antiguo de Boston.
King's Chapel
King's Chapel
7. A continuación pasamos por la Boston Latin School, la primera escuela pública más antigua de Estados Unidos. Benjamin Franklin fue uno de sus alumnos.

8. Seguimos avanzando y nos encontramos con el Old Corner Bookstore, que fue construida en 1718. Fue una librería y una editorial. Como editorial fue lugar de encuentro de escritores de renombres como puede ser Charles Dickens.

9. El siguiente espacio a visitar en el Freedom Trail es la Old South Meeting House, lugar donde se celebraban reuniones en la época colonial. Una de estas reuniones fue la Boston Tea Party o Motín del Té, en diciembre de 1773, que dio origen a la Guerra de la Independencia.

10. Dejamos la Old South Meeting House para dirigirnos al siguiente punto: la Old State House, construida en 1713. Se trata del edificio público más antiguo de Boston. Fue la sede de la Corte General de Massachussets hasta que se construyó el State House en 1798. El 18 de julio de 1776 fue proclamada la Declaración de la Independencia desde el balcón de este edificio. En la actualidad es un museo, que cuando nosotros estuvimos también estaba cerrado para visitarlo por dentro.
Old State House
Old State House
11. En la plaza que está delante del Old State House se produjo lo que se conoce como Masacre de Boston, que fue lo que dio origen a la Guerra de la Independencia. En marzo de 1770 el Ejército británico mató a cinco colonos y dejó herido a otros seis.
Faneuil Hall
Faneuil Hall
12. A pocos pasos de ahí está Faneuil Hall, un edificio que sirvió como mercado y como lugar de encuentro y reuniones. En este edificio se reunió Samuel Adams y aquí pidió a los colones unirse contra la opresión británica. Justo enfrente está el Quincy Market. Nosotros hicimos una parada aquí para cenar. El Quincy Market fue construido en 1824 y parece en cierto modo un templo romano. En la actualidad alberga multitud de puestecillos de comida de todo tipo, en especial comida rápida. La única pega es que comienzan a cerrar en torno a las 19.00 horas, aunque hay puestos en los que se puede seguir pidiendo comida hasta bien pasadas las 19.30 horas. También en el exterior del edificio hay algunos restaurantes.
Quincy Market
Quincy Market


Quincy Market por dentro
Quincy Market por dentro
Ya después de cenar, Boston se veía bastante vacío, con apenas gente por la calle. Continuamos andando un poco más siguiendo el Freedom Trail, pero llegando al siguiente punto: la Paul Revere House (que fue el lugar de la casa colonial del patriota Paul Revere), decidimos darnos la vuelta y regresar al hotel porque estábamos algo cansados y ya no disfrutaríamos del resto de la ruta y porque Iris estaba ya dormida.

Qué más ver en el Freedom Trail de Boston

Old North Church: es la iglesia más antigua de Boston y el lugar donde el reverendo puso unos faroles para avisar a Paul Revere de la llegada de los soldados británicos.
Copp's Hill Burying Ground: otro cementerio en el que están enterrados varios de los primeros colonos. Es el segundo más antiguo de Boston.
Bunker Hill Monument: un obelisco que conmemora la batalla entre tropas britanicas y de los colonos en junio de 1775 durante la revolución americana.
USS Constitution: es el buque de guerra más antiguo de Estados Unidos. Fue construido en 1797.

De regreso a coger el metro de nuevo junto al parque de Boston Common decidimos tener el momento friki del día: ir a ver el famoso bar de la serie Cheers. En realidad, nunca se rodó en su interior la serie, y ni siquiera por dentro es como el bar de la serie, pero sus exteriores si que salían. En principio, el nombre original del bar era otro, pero con el éxito de la serie lo cambiaron. Ahora es posible entrar a tomar algo o cenar. Como Iris seguía dormida nos conformamos con hacernos unas fotillos con el cartel y regresar al hotel.

Cheers
Cheers

Gastos del día
Taxi a Manhattan: 36$
Coche de alquiler para tres días: 279 $
Peaje: 1,75 $
Gasolina: 27,10 $
Comida McDonald's: 14,42 $
Cena en Quincy Market en Regina Pizzería: 13,77 $

The World thru my eyes: Boston's Freedom Trail, la ruta de la libertad


Suscríbete y recibe nuestros nuevos posts en tu e-mail. 
¡¡ES GRATIS!!

Recuerda confirmar tu suscripción haciendo click en el enlace que recibirás por e-mail.

Qué ver en Berlín en 48 horas

Muro de BerlínBerlín ofrece muchas cosas al turista, por lo que una visita de dos días puede ser corta para poder descubrirlo todo con calma. Aún así, dos días dan para mucho y pueden ser suficientes para ver los puntos principales de la ciudad. Nosotros es el tiempo que pudimos dedicar. Nuestra ruta de 48 horas en la capital de Alemania incluye una visita al Reichstag, a la Puerta de Brandenburgo, el Monumento al Holocausto, el Muro de Berlín, Postdamer Platz, Gendarmenmarkt Platz, la isla de los Museos y la visita al Pergamonmuseum, entre otras cosas.

La Barcelona Olímpica

Puerto Olímpico de BarcelonaBarcelona tiene muchas caras: la de Gaudí, la medieval, la modernista, marítima, la deportiva y olímpica... Y justo esta última era la que íbamos a ver en nuestro tercer día de viaje a la Ciudad Condal: primero visitaríamos el Camp Nou del F.C. Barcelona, y luego la Zona Olímpica, aunque el día lo empezaríamos en el Monasterio de Pedralbes.

Related Posts with Thumbnails
 
cookieassistant.com